Síguenos por correo electrónico

6.9.12

CIDOB: “Las comunidades rechazan la Consulta en el TIPNIS”

TPNIS/ Foto boliviaagra.wordpress.com
TIPNIS
La Confederación de los Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) aseguró que el Gobierno nacional no puede entrar a ninguna comunidad del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), debido a la resistencia de quienes viven allí. “Es totalmente falso el argumento del Gobierno. Dice que van a extender el plazo de Consulta hasta el 7 de diciembre porque el TIPNIS es muy grande y no lo habían previsto. Es otra mentira del Gobierno: no hacen la Consulta porque nadie les permite entrar a las comunidades”, indicaron desde la comisión de la CIDOB instalada en la comunidad de Gundonovia.
La información de la CIDOB contradice totalmente al discurso triunfalista de ministros como Carlos Romero, o del novio-vicepresidente Álvaro García Linera, entre otros, quienes sostienen que la Consulta falsa dentro del TIPNIS “ya ganó”, como si la destrucción del territorio de tres pueblos indígenas fuera un juego en el que se gana o se pierde.

“Aparte de sus 32 comunidades cocaleras, inventadas y falsangas, nada que ver la Consulta del Gobierno con nosotros. Hasta acá no ha llegado nadie”, dijo en Gundonovia el presidente de la CIDOB, Adolfo Chávez, quien llegó con un equipo de médicos de esta confederación indígena.

La Consulta ilegal del Gobierno en el TIPNIS comenzó el 29 de julio pasado. Hasta el momento, las brigadas gubernamentales encargadas de indagar visitaron las comunidades del sur del territorio, afiliadas al CONISUR (Consejo Indígena del Sur), organización cooptada por el MAS y los sindicatos cocaleros de esa zona.

Ahora, tratan de avanzar hacia las comunidades afiliadas a la Subcentral Indígena del Río Sécure (SIRS), cuyo presidente original es Emilio Noza. Pero como Noza y su directiva no se arrodillaron ante el MAS, el Gobierno dividió a esta organización y puso como dirigentes paralelos a gente obediente a Morales, como Carlos Fabricano. Pero no cuenta con el apoyo de las comunidades de esta Subcentral.

“A Fabricano se le están rebelando las comunidades. Ahora lo han correteado de la comunidad La Curva, del Alto Sécure, porque hizo promesas y ahora no puede cumplir”, comentó el presidente de la CIDOB.

Según los funcionarios del Movimiento Al Socialismo (MAS), hasta ahora más de 30 comunidades pidieron que se levante la “intangibilidad” dentro del TIPNIS, la cual –aplicada siniestramente por el Gobierno nacional- impedía a las comunidades desarrollar actividades de turismo o pesca o aprovechamiento de cueros de lagarto desde la promulgación de la ley 180, de protección del TIPNIS. Fue en represalia a la Octava Marcha Indígena, que exigía se respetaran las “zonas núcleo”, delimitadas en el proceso de rezonificación realizado entre 2001 y 2005 por los indígenas junto al Estado, representado por el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP). Como dijo el orondo senador masista Isaac Ávalos: “Con la intangibilidad no van a poder tocar ni una hoja”.

Por este y otros motivos, para la CIDOB la definición más precisa de la Consulta trucha es “chantaje”. Porque si las y los comunarios afirman que quieren preservar la “intangibilidad” dentro del TIPNIS, el Gobierno no les permitirá ni desenterrar una yuca. Pero si quieren aprovechar los recursos renovables de su territorio, deben dar de baja a la “intangibilidad” y así permitir la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

A pesar de este atropello gubernamental, las y los pobladores del TIPNIS, de los pueblos Yuracaré, Mojeño y Chimán, rechazan la realización de la Consulta en sus comunidades.

“No es como dice el Gobierno. Las brigadas de Consulta no pueden entrar a las comunidades del río Ichoa, del Isiboro y del Sécure Bajo. Y en las consultas que hicieron hasta ahora, se reunieron solamente con corregidores comprados por el MAS y sus familias. Así no se puede tomar una decisión a título de toda la comunidad”, evidenció Chávez, del pueblo Tacana.    

“Ayer, en la comunidad de Limoncito, la brigada del Gobierno quería hacer su Consulta trucha con tres familias y el corregidor. Ahí fue la gente de la Resistencia y evitó que se realizara. Ayer también fueron hasta la comunidad de Puerto San Lorenzo, donde el corregidor está comprado por el MAS, pero tampoco pudieron hacer su Consulta. Y días antes llegaron los brigadistas hasta la comunidad de San Bartolomé de Chiripopo, pero los hermanos los han expulsado a la mala. A la comunidad Santa Clara ni a la de San Pablo tampoco pudieron entrar”, dijo un integrante de la comitiva de la CIDOB, quien prefirió que su nombre no saliera publicado, dada la cacería judicial implementada por el Gobierno nacional para desbaratar esta Resistencia.

“Hay tres puntos del TIPNIS donde están alambrados los ríos: en el Ichoa, a la altura de Concepción; en el Sécure, en San Vicente; y en Gundonovia. La gente del territorio se está moviendo, se dan modos para no dejar entrar a la Consulta. Ahora dicen que la Asamblea Legislativa Plurinacional va a hacer un show con 10 diputados en una comunidad del CONISUR. Pero más abajo no entran. El Gobierno dice que la Consulta va a ser hasta diciembre: entonces vamos a resistir tres meses. O más”, dijo el integrante de la comisión de la CIDOB.

“Hay una resolución tenaz y fuerte de las comunidades, que no permiten la entrada de las brigadas. Cuando dice el Gobierno que la Consulta se está haciendo, dice una falsedad. Con la extensión del plazo de Consulta hasta diciembre, tratan de vencer a las comunidades con la demora. Porque la gente de las comunidades tiene que trabajar, no pueden estar bloqueando para siempre. Además, gran parte del territorio se inunda más adelante. Hasta con el hambre de la gente está presionando el Gobierno”, agregó.

El Gobierno dice que investiga a 10 extranjeros (de Argentina, Holanda, España, entre otros), porque supuestamente obstaculizan la realización de esta Consulta conforme a la ley 222. Con esta estrategia, el masismo quiere instalar la idea de que en la Resistencia del TIPNIS no participan indígenas del lugar, sino puros ajenos.

“En la Resistencia no hay absolutamente ni un extranjero –subrayaron desde la CIDOB-. Aquí hay gente de todas las comunidades, quienes saben por qué están luchando”.

La comisión de la CIDOB liderada por Chávez llegó con un grupo de médicos de la organización. También había galenos del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Beni. “Es mentira que en Gundonovia no permitimos entrar a la gente de Salud. Lo que sí, les avisamos que quienes trabajan en Salud deben encargarse de la Salud. Quienes trabajan en Educación deben trabajar en Educación. Y de la política orgánica de los pueblos indígenas nosotros nos encargamos. Pero no restringimos a nadie el acceso a la Educación y a la Salud”, indicó Chávez.
La comisión indígena detectó algunos grupos de militares, quienes se encargan de revisar las pertenencias y pedir cédulas de identidad a los que ingresan al TIPNIS. “Pero con eso no amedrentan a la gente de la CIDOB ni de otras comunidades, que siguen moviéndose por el territorio. Nuestro único problema es para conseguir alimentación. Porque ayuda de las ciudades no nos llega absolutamente nada. Tenemos algo de yuca, plátano, pero por el clima del lugar se pudren muy rápido”, indicaron desde esta organización matriz.

(Por Equipo de Comunicación Indígena Originario)

Páginas vistas en total

Archivo del blog