Síguenos por correo electrónico

7.5.11

Otro destino para el T.I.P.N.I.S: BOLIVIA: Consulta, Impactos y Amenazas en el

El Gobierno boliviano implementa el proyecto carretero tramo Villa Tunari – San Ignacio de Moxos. Con un tramo de 305 kilómetros, este esfuerzo pretende integrar vialmente los departamentos del Beni y Cochabamba. La ruta trazada partiría en dos al Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure – T.I.P.N.I.S; Ello provocaría su degradación ecológica y fragmentación territorial. Ante estas posibilidades, los comunarios indígenas afectados se oponen. Mientras tanto, el proyecto avanza desde el sur y el norte hacia el corazón de su territorio. Este escrito recoge una serie de opiniones vertidas sobre este asunto y nos acercan a una problemática cada vez más grave en esta nueva Autonomía Indígena.


I. Peligros y Miedos

¿Cuál es el miedo de las comunidades del T.I.P.N.I.S. con respecto a este proyecto de carretera, qué peligros desencadenará su construcción? En resumen, porque es: “... una de las zonas de mayor biodiversidad del país, y además donde nacen muchos ríos de la cuenca del Mamoré, lo que podría afectar el sistema hídrico en la región y agravar las inundaciones. De igual manera, se estima que la carretera facilitaría el ingreso de colonizadores, cocaleros, madereros, cazadores y otros agentes depredatorios, y afectaría la base de recursos naturales y el sistema de vida de las comunidades indígenas...” (Acerca del proyecto carretero San Ignacio de Moxos – Villa Tunari. Centro de Investigación y Documentación para el Desarrollo del Beni - CIDDEBENI). A nuestro parecer, son motivos suficientes para que todo el Departamento del Beni se preocupe.

A los benianos que coreaban “El Isiboro – Sécure es y siempre será beniano”, entenderán pronto – en el peor de los casos, el más probable - que con tras los efectos socioambientales de la carretera, el “Sécure” será de todos, menos de los benianos. El gas será para Brasil o Argentina, el bosque para los colonos de tierras altas, las pampas para la agroindustria menonita…etc.

II. Factores Delicados

El T.I.P.N.I.S. está en el corazón mismo del país. Su geografía natural y social es compleja y delicada. Ante cualquier obra de envergadura hay diversos factores a tomarse en cuenta. Dice un documento al respecto: “(…) Es una zona de elevada biodiversidad, refugio pleistocénico, parte de corredor internacional Vilcabamba-Amboró. Naciente de principales cuencas hidrográficas que determinan el sistema hidrológico y las inundaciones en el Beni. Parque nacional establecido en 1965. Alta presencia indígena: yuracarés crecientemente afectados por colonización, mojeño-trinitarios buscadores de Loma Santa, chimanes en el alto Sécure, cerca al Maniqui. Territorio indígena reconocido. Zona altamente presionada por el avance de cultivos de coca desde el Chapare. Durante mucho tiempo, “zona roja” por la actividades del narcotráfico. Área geográfica atravesada por el conflicto de límites entre Beni y Cochabamba. Ruta crucial para integrar económicamente al Beni con los mercados nacionales y aprovechar sus potencialidades productivas. Parte importante de corredores bioceánicos de integración y comercio, parte de la antigua “carretera marginal de la selva”. Recursos naturales crecientemente afectados a través de caminos precarios desde ambos extremos...” (Evaluación Ambiental Estratégica Para un Plan de Desarrollo Integral sustentable en el TIPNIS. CIDDEBENI).

Dada estas características, se ha de tener muy especial cuidado con esta zona del territorio nacional. Sin embargo, el gobierno actual está dando pasos en la dirección contraria, en dirección al deterioro ecológico. La Razón de Estado, por encima de la Razón Comunal, se alza imperbe y obstinada, en pos de recursos para su propia supervivencia a costa de culturas locales. Por nuestra parte, se defiende el derecho de un pueblo a decidir su camino y asumir riesgos, cuando se crean preparados; Cuando efectivamente puedan absorber el impacto de una mega-obra de infraestructura e incluso beneficiarse de ello. Se defiende la gestión y propiedad comunal.

III. Buena Fé

La Asamblea Legislativa de Bolivia inauguró el mes de abril - dedicado a la Pachamama - con la ratificación del crédito para la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos. Poco después, la Viceministra de Medio Ambiente - Patricia Siles - manifestó que se hará el respectivo proceso de Consulta con los Pueblos Indígenas afectados (Erbol 25 de abril de 2011). Esto a pesar de que los comunarios ya han manifestado repetidas veces su desaprobación del proyecto carretero por sus múltiples impactos socioambientales expresando en su resolución el “Rechazo contundente e innegociable a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos”

Una remembranza. Hace cerca de dos años, cuando se entregó el título ejecutorial colectivo del TIPNIS de 1.091.656 hectáreas, legitimando de esta manera el territorio de 64 comunidades indígenas Mojeño, Yuracaré y Chiman; el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia decía a los comunarios: “Después de mucho tiempo estamos consolidando la tenencia de tierras. Ahora no solamente son dueños legítimos, sino también legales. Es obligación del Estado, mediante las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, hacer respetar este territorio para la subcentral indígena del Parque Isiboro Sécure” (Junio 2009). Respecto a lo último, efectivamente, en su momento las FF.AA. han tenido que intervenir para evitar mayores enfrentamientos entre campesinos cocaleros e indígenas del territorio. Además hay voces que señalan la necesidad de crear un Plan de Seguridad para la Defensa Integral del Territorio.

“Consolidar la tenencia de tierras” y “hacer respetar el territorio”, decía el Exmo. Presidente Seguramente bien sabe que la consulta previa, establecida en la Constitución Política, es parte fundamental de este de ambas cosas. Con un espíritu al revés de aquella época, hoy por hoy, la prensa informa (www.plataformaenergetica.org 28/04/11) que durante un acto realizado en el pozo Aquio X1001, donde se descubrieron reservas de gas, el mismo Presidente. dijo que la consulta indígena se ha convertido “en una especie de chantaje”, en una forma de “extorsión” a las empresas privadas y a la propia petrolera estatal. “Cómo los hermanos (indígenas) pueden perjudicar la exploración y el estudio técnico con esta forma de actuar, de extorsionar a las empresas que operan (en el país) o a la empresa del Estado que es Yacimientos”.

Intuimos que estas declaraciones presidenciales afectan de facto el presupuesto de “Buena Fé” en una Consulta organizada por el Órgano Ejecutivo. Lo que daría “indicios de vicios de nulidad en el proceso”. Es un asunto de cuidado. Recientemente el Tribunal Supremo ha favorecido a la Asamblea del Pueblo Guaraní de Itika Guasu en una demanda por Consulta en Hidrocarburos.

IV. Testimonios en la Consulta

Queremos familiarizar al lector con el proceso de consulta a los afectados por este proceso de cambio geo - político en el T.I.P.N.I.S. Conocer directamente sus preocupaciones y posicionamiento. En la localidad de San Ignacio de Moxos el 14 de octubre 2009 se realizó la consulta pública del Tramo 3. El Acta – Memoria, recoge algunas de las intervenciones, veamos:

“… El presidente del Consejo (…) No se oponen a la carretera pero la consulta pública debe ser de todo el tramo y se debe consultar al TIPNI (…). El Honorable Velasco hizo entrega de un pronunciamiento en apoyo a la defensa del TIPNIS y de una cartografía del área. Así mismo se solicitó de forma unánime que se corrija el mapa (…) El presidente de la Asociación de Ganaderos de San Ignacio de Moxos Sr. Miguel Arias hizo entrega de un croquis con todos los propietarios a lo largo de la carretera y que se evalúe el tema de las propiedades pequeñas, apoya a demás en la socialización al TIPNIS (…). El Alcalde del TIPNIS además de pedir una explicación de por qué está separado por tramos pide a demás la presencia física de autoridades benianos en el área de conflictos. Solicita que previamente se soluciona el tema de límites departamentales entre Beni y Cochabamba (…) De la misma manera piden apoyo a familias y apoyo en la definición de límites y respecto a la “Línea Roja”. Piden además garantías del gobierno para proteger su territorio (…) El Corregidor de San Miguelito solicita que se soluciones los problemas en el TIPNIS para poder seguir adelante…. Ciudadanos de San Ignacio de Moxos exponen a la población y los participantes de la consulta pública la necesidad de contar con una carretera que trae desarrollo al área (…) El Secretario del Territorio Indígena Multiétnico - TIM solicita enmendar el mapa incluyendo el alcance que abarca el TIM. Piden que se corrija el nombre de Monte Grande por Monte Grande del Apere (…) El representante de la Central de Pueblos Étnicos del Beni – CPEMB, Leandro Moye Matareco pide un trabajo orgánico coordinado con la empresa para la seguridad territorial (…) Se hizo también presente el Sr. Cristian Vaca representante de Liga de Defensa del Medio Ambiente - LIDEMA y solicita que se amplíe y separe los impactos sociales, ambientales y culturales sobre todo debido a las características culturales del área del proyecto. Respecto al tramo central será muy importante considerar el tema de saneamiento, fortalecimiento de instancias del área protegida, introducir capacitaciones e información de los estudios que se desarrollan. (…) El representante de los comerciantes pide el apoyo de construcción de la carretera dado los costos elevados actuales y los obstáculos que se presentan para transportar la mercadería (…) Representantes del TIPNIS plantean la necesidad de servicios básicos en el TIPNIS para contar con un desarrollo integral (…)”

El día 23 de octubre de 2009, en las instalaciones de la Escuela de Música en San Ignacio de Moxos, las instituciones CIDDEBENI-LIDEMA, realizaron un “Taller de capacitación e información con organizaciones sociales sobre las características del proyecto carretero Villa Tunari – San Ignacio”. Estuvo dirigido a las organizaciones sociales afectadas por la construcción de la carretera San Ignacio a Villa Tunari y otras instituciones. El Acta y Memoria del evento recoge varias intervenciones:

“… Los participantes expresaron su extrañeza ante la estrategia de ABC de realizar una consulta pública en San Ignacio sin la participación de las comunidades del TIPNIS. La estrategia de Administradora Boliviana de Carreteras - ABC de realizar las consultas públicas en ambos extremos perjudica al TIPNIS al quedar aislado con el conflicto de avasallamiento. La situación se agrava aún más con la falta de definición de límites interdepartamentales. También expresaron su preocupación por la entrada de colonos en la zona sur del TIPNIS. Con el camino esta situación solo puede empeorarse. Plantearon la necesidad urgente de un proyecto de seguridad territorial (…) La representante de la Sub Central del Sécure (...) Reclama la presencia de las autoridades departamentales (…) Un comunario de Totora preguntó quién se beneficiará con la madera que se tala para abrir el camino. Se le explicó que en caso de propiedad privada, ABC tiene que indemnizar al propietario por la expropiación de la tierra. En el caso de Tierras Comunitarias de Origen - TCO’s y comunidades, que no se puede vender, habrá una indemnización por el uso del derecho de vía. La madera será sujeto a un plan específico de desmonte que tendrá que ser aprobado por la ex - Superintendencia Forestal. En el caso de comunidades, nadie podrá llevarse la madera sin un acuerdo previo con la comunidad (…). El representante de la Sub Central de San Lorenzo preguntó quien se beneficiará con el camino y a quién se consultó en la “Consulta Pública”. Se debería haber consultado a todas las organizaciones del sector indígena (…)”

Como aprecia el lector, el tejido social de diverso y con intereses variados. Sin embargo, puede verse una solidaridad con el TIPNIS y una desconfianza al respecto de la evidente estrategia de la Administradora Boliviana de Carreteras – A.B.C. de aislar al T.I.P.N.I.S.

V. Desconfianza e Impactos

¿Porque la negativa a la carretera y la desconfianza sobre el proceso de consulta? Por un lado, veamos un dato sobre la “consulta medio ambiental” y por otra parte, una prospectiva totalmente alarmante: “...Distintos estudios ambientales, económicos, sociológicos, biológicos, legales, éticos, de ingeniería muestran y afirman que no se puede y no se debe construir la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos que partiría en dos el TIPNIS. Un par de recientes ejemplos, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH-Bolivia) indicó “Hemos llevado el caso del TIPNIS, donde por el momento la situación de consulta no es suficiente en cuanto a medio ambiente”. El señor Denis Racicot hizo estas declaraciones el 24 de marzo de 2011; 5 días después el Programa de Investigación Estratégica de Bolivia – PIEB, publica un estudio que afirma que en 18 años, con la carretera, se podría deforestar el 64% del TIPNIS...” (TIPNIS, patrimonio amenazado por el gobierno de Evo Morales. Pablo Rojas Paredes – Cochabamba. 08/abril/2011. www.constituyentesoberana.org)

Existe una estimación de Impactos sobre la flora, fauna, sociedad, economía y culturas que causaría la construcción de la Carretera San Ignacio – Villa Tunari (en las respectivas fases de construcción, operación y futuro inducido):

“... Sobre la Flora y Fauna: A) Fase de construcción: Destrucción de habitas a causa de la remoción de la cobertura vegetal y alteraciones en la topografía del suelo / Ahuyentamiento de animales, flora y recursos piscícolas / Cacería indiscriminada de los trabajadores afectará a la fauna que es fuente de subsistencia de las comunidades / Destrucción y desperdicio de madera comercial por el desmonte del derecho de vía. / Si no se hace el drenaje correspondiente puede causar estancamiento de ríos y arroyos. B) Fase de Operación: Explotación ilegal de flora y fauna por personas foráneas. Mayor extracción ilegal de madera y fauna. C) Fase de Futuro Inducido: Reducción en la diversidad de la flora y fauna silvestre / Daño a especies asociadas al agua por alteraciones de sistema hidrológico / Cambios en la composición de especies animales: disminución de especies sensibles a perturbaciones; incremento de especies tolerantes / Ocupación de áreas naturales de importancia para la conservación.

Aspectos socio económicos: A) Fase de construcción: El proyecto del camino agrava los actuales conflictos en la zona sur del TIPNIS / Campamentos traen problemas sociales en las comunidades / Afluencia de trabajadores foráneos traen problemas sociales, / Instalación espontánea de asentamientos humanos por efecto de la presencia del camino. B) Fase de Operación: Avasallamiento desordenado por colonos proveniente de Cochabamba / Ingreso de terceros o colonos al interior de los territorios indígenas / Abandono de comunidades y emigración de comunarios hacía centros urbanos / Ingreso de colonos a las concesiones forestales. C) Fase de Futuro Inducido: Se consolidará San Ignacio como una ciudad intermedia, por el incremento poblacional. / El crecimiento de la población urbana colapsará los sistemas de servicios básicos / Ocupación desordenada del espacio y usos inadecuados de la tierra / Se elevarán los precios de las tierras en las alrededores de la carretera / Mejor acceso a mercados para productos forestales y agrícolas

Aspectos Culturales: A) Fase de Construcción: (…) Aumento de flujo de visitantes nacionales y extranjeros / El crecimiento urbano sin control alterará la característica misional del pueblo de San Ignacio. B) Fase de Operación: La migración de colonos hacia la zona, provoca cambio de la composición étnica del territorio indígena. C) Fase de Futuro Inducido: El área de influencia de la carretera incentivará una concentración poblacional mayor que en los demás lugares del TIPNIS / Si se mantiene la ruta propuesta, tiende a desaparecer San Lorenzo y San Francisco / Cambio de tradición y/o costumbres culturales / Pérdida de riqueza cultural...” (Estimación preliminar: Impactos Ambientales previstas por la Carretera San Ignacio – Villa Tunari. CIDDEBENI. 2009)

Las culturas y biodiversidad de Bolivia, son su verdadera riqueza. Esta obra atenta contra los principales patrimonios del Estado Plurinacional.

VI. Coca y Avasallamiento

Los avasallamientos de campesinos cocaleros. Veamos el asunto un poco más en detalle:

“… Los asentamientos campesinos ilegales en el territorio indígena del TIPNIS proliferaron como hongos en las últimas dos décadas; la colonización cocalera se intensificó en el primer gobierno del Presidente Evo Morales. Desde 2007, el Ejecutivo y los cocaleros parcelan y privatizan esas tierras comunitarias, obligan a los indígenas a sembrar coca y quieren construir una carretera que parte en dos la TCO de los pueblos Mojeño, Yuracaré y Chimán (…)

El TIPNIS siempre fue escenario de conflictos y enfrentamientos entre indígenas comunitarios y colonizadores pro capitalistas que se disputan la propiedad de la tierra. En 1992, el dirigente de la Sub Central del TIPNIS Marcial Fabricano y el líder de los colonizadores Evo Morales delimitaron por primera vez las áreas colonizadas y el territorio indígena, y dos años después demarcaron una Línea Roja con el objetivo de frenar la expansión cocalera (…) Los intrusos vulneraron los acuerdos y siguieron extendieron sus cultivos de coca en la siguiente década (…) los avasallamientos continuaron y unos 700 cocaleros se asentaron ilegalmente en los campamentos Llallagua, Urkupiña y Uncía, supuestamente con la autorización de su líder máximo, el Presidente Morales. El 26 de septiembre de 2009 el colonizador Laureano Rodríguez perdió la vida en un enfrentamiento con indígenas yuracarés cerca de la población San Miguelito (…)

Nosotros apoyamos al gobierno de manera incondicional, pero vemos que las bases campesinas del Presidente provenientes de Oruro, Potosí y Cochabamba están extendiendo los cultivos de coca y están dañando nuestro territorio comunitario... El gobierno actual nos está atropellando de la manera más cruel, mucho más que en anteriores años, y vulnera los derechos indígenas como si no tuvieran ningún valor, pese a que son reconocidos por la nueva Constitución y las leyes (…)”. Declaración de Adolfo Moye. Dirigente del TIPNIS)” (La expansión cocalera en el TIPNIS en el gobierno de Evo Morales, en fobomade.org.bo)

Evidentemente, el ahora Exmo. Presidente, conoce los caminos del T.I.P.N.I.S. Habrá recorrido sus ríos, admirado su belleza, escuchado a la aves que lo tienen por refugio y saboreado los peces del agua dulce y fértil de aquellos parajes.

VII. Campesinos Anti - Territorios Indígenas

Los problemas citados se agravan y generalizan a otros Territorios Indígenas y Parques Nacionales con sus propios y delicados ecosistemas, cuando sabemos que también tendrán que lidiar con sus propias carreteras, gasoductos e industrias extractivas de todo tipo (Véase el reciente caso de la Carretera por el Parque Madidi y Territorio Tacana).

Los Territorios Indígenas son espacios estratégicos desde varios puntos de vista. Habitan en ellos una biodiversidad que es patrimonio genético; Pasan por sus jurisdicciones instalaciones industriales de vital importancia energética; Son hábitat para las culturas originarias según sus usos y costumbres; Se encuentran recursos forestales; Son Territorios de poca densidad poblacional, difícil acceso y carentes de muchos servicios básicos; Agregado a ello, son zonas de conflicto social entre indígenas y otras clases sociales.

En este último sentido, de antagonismos de clase, existe en nuestro país una fracción campesina anti-territorios indígenas, con tendencia a su avasallamiento, recorte territorial y venta ilegal de tierras; Asunto ya denunciado por el ex Ministro Alejandro Almaraz y Carlos Rojas, ex Director de la institución estatal encargada del saneamiento territorial en todo el Estado, el I.N.R.A.

Por su parte, el Asambleísta del Legislativo Plurinacional, Pedro Nuny Caity (Representante de los indígenas del Beni) informó a la prensa la opinión de su entidad de base sobre el Proyecto de Ley de Entidades Territoriales aprobado en el Senado: “Lo que la CIDOB (Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia) me ha manifestado es, que de aprobarse el proyecto se puede destruir en el futuro las Tierras Comunitarias de Origen que nos han costado un sin número de dificultades para lograr su reconocimiento y la alerta es aún mayor cuando escuchamos a los campesinos llamarnos los nuevos terratenientes; no se va permitir que nuestras tierras sean recortadas” (La ley de entidades territoriales tiene una visión muy andina, como casi todas la leyes. www.aininoticias.org ) No solamente la consulta previa está en entre-dicho, ahora resulta que sus mismísimos logros históricos están en riesgo. Esto nos indica que los peligros que sufre el T.I.P.N.I.S. no son fenómenos aislados.

VIII. B.N.D.E.S. & I.I.R.S.A.

Además de todo lo expuesto, hay voces que suman argumentos a la discordancia. Nos referimos - de construirse este corredor bioceánico - al estado de indefensión en que encontrará el T.I.P.N.I.S. frente al gran capital encarnado en colosos financieros, nuevos y desconocidos actores para las comunidades. Expone una investigadora que:

“La construcción de las principales rutas terrestres y carreteras en Bolivia en general fue impulsada por el acceso al territorio para la explotación de recursos naturales y de materias primas destinados a la exportación (…) De esta forma, Bolivia resulta ser un país que prioriza la ejecución de “megaproyectos”, que coinciden con la planificación de la Iniciativa para la Integración Regional Sudamericana – IIRSA”, es decir construye carreteras, establece normas de diseño o planifica hidroeléctricas, en la magnitud que lo demanda el capital transnacional y sus aliados en sectores de poder de los países vecinos, particularmente en la mayor economía de la región, el Brasil (…) (esto) A su vez significa que Bolivia supedita sus necesidades a las exigencias de esos intereses: asume deudas, los bolivianos la pagamos a lo largo de nuestra vida, aceptamos someternos a los condicionamientos para abrir las puertas a la explotación y apropiación de los recursos de nuestro territorio, postergamos u olvidamos nuestras necesidades (…)

A partir del año 2002 vemos surgir un nuevo actor en el financiamiento de proyectos en la región, se trata del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social del Brasil. El BNDES plantea entre sus objetivos la promoción de las exportaciones brasileñas impulsando la inversión brasileña en el exterior y la internacionalización de empresas de capital brasileño (…) el BNDES empieza a financiar proyectos condicionados a la contratación de empresas de servicios de infraestructura, estos financiamientos se constituyen a su vez en instrumento para impulsar la penetración en otros países de grupos industriales especializados en recursos naturales (etanol, metalurgia, construcción, industria hidroeléctrica, etc.) (…) Con la firma del Protocolo de financiamiento de la carretera Villa Tunari - San Ignacio de Moxos entre los gobiernos de Brasil y Bolivia (…) entre otros aspectos, el BNDES consolida el ingreso de los intereses empresariales transnacionales de Brasil al acceso a otros recursos y regiones de Bolivia (…)

La autora de estas letras, Silvia Molina, publica estas reflexiones en su escrito “Carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos: BNDES: Nuevas formas de acceso y control de los capitales transnacionales a recursos naturales de Bolivia”.

IX. Argumentos “positivos” de la Carretera

Hay argumentos de uno y otro lado sobre esta carretera: “(...) Ruta crucial para integrar económicamente al Beni con los mercados nacionales y aprovechar sus potencialidades productivas / Parte importante de corredores bioceánicos de integración y comercio, parte de la antigua “carretera marginal de la selva” / Se consolidará San Ignacio como una ciudad intermedia, dado su importante crecimiento poblacional en el último censo (...) / Articulación de una red caminos vecinales e inter-municipales en el área de influencia (…)”. (Evaluación Ambiental Estratégica Para un Plan de Desarrollo Integral sustentable en el T.I.P.N.I.S. CIDDEBENI)

Escribió décadas atrás el poeta cruceño Raúl Otero Reiche: “(…) La selva es una virgen que no se entrega nunca; tendremos que arrancarle por fuerza la palabra, vestirla de ciudades, ceñirle con caminos los muslos inviolados, quemar su piel velluda con sangre de progresos y civilizaciones (…)" (América).

X. Otra ruta del camino y otro destino para el Territorio

La consulta previa, libre e informada, llevada adelante con buena fe y que busca el consentimiento de los afectados, habría de ser totalmente vinculante. Si no se lograse ese acuerdo mutuo, que no se construya la obra ni se apruebe la Ley que fuere; y si de igual manera se proceda a la construcción del camino por medio Parque Nacional y Territorio Indígena, la escalda del conflicto es previsible y sus consecuencias serán nefastas, con consecuencias penales ante un Tribunal Supremo.

Los intereses alrededor de esta carretera son diversos, según los sectores y clases sociales. Sin embargo, el paso por el TIPNIS provocaría una destrucción innecesaria. En caso de que no se llegase a un acuerdo con los comunarios de este Territorio Indígena, habría que considerar la opción hacerla por otra ruta, lo que al parecer es geográficamente posible.

El Estado Plurinacional aún se resiste a dejar escoger a sus propios pluri - pobladores su propio destino - o peor aún - dejar en sus manos, la - más que - estratégica decisión de cómo aprovechar sus territorios con sus vastas riquezas de suelo y subsuelo. Es mucho en manos de muy pocos, dirán.

Así como el Salar de Uyuni es fuente de riquezas que justifican una industrialización y no es razonable ir a destruir ese patrimonio con mega-obras de infraestructura; El T.I.P.N.I.S. es un reservorio estratégico de biodiversidad, de micro-biodiversidad, de germoplasma. Se tiene allí, la base fundamental de materia prima para levantar una industria biotecnológica. Mucho más rentable y estratégica que la carretera.

Finalmente, ahora que la Pachamama es sujeto de derecho, nos preguntamos si – consecuentemente – será sujeto de consulta. Es sabido que cada cultura tiene sus ritos de preguntar o visionar. Sabidos los impactos inherentes, será que el Tumpa, el Jichi, el Dueño del Monte o los Achachilas, estarían de acuerdo con una carretera?

..............................................

* Emir Iskenderian Aguilera
Licenciado en Relaciones Internacionales y Resolución de Conflictos
emirartin@gmail.com
07 de mayo de 2011

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog