Síguenos por correo electrónico

16.9.10

Restitución de las Trillizas: El Movimiento Sin Tierras retorna a sus comunidades

Después de un largo proceso de lucha que implicó un permanente recorrido institucional, una huelga de hambre y una marcha nacional los miembros del MST- B finalmente recuperaron sus tierras.

Hace dos semanas, las alrededor de 200 personas que fueron forzosamente desalojadas de sus predios emprendieron el retorno a las “Trillizas”- comunidades campesinas agroecológicas Tierra Firme, Tierra Hermosa y Chirimoya.

El 20 de abril, 2010 la comunidad Tierra Hermosa, junto con dos otros asentamientos del MST (Tierra Firme y Chirimoya) sufrió un asalto y secuestro dirigido por aproximadamente 20 personas. Dicha acción fue encabezada por dos terratenientes de la zona (Guido Soliz y Américo Gemio), apoyados por la subprefectura y el comité cívico de la comunidad de Campamento, en la provincia Velasco. Como resultado, más de 200 personas entre niños, hombres y mujeres fueron golpeadas, agredidas y sacadas de sus tierras. Además de vivir bajo la constante amenaza por parte de los agresores quienes no les permitían volver a su territorio y de no contar con las mínimas garantías de seguridad que les deberían ser otorgadas por la fuerza pública, estas familias tuvieron que enfrentar una situación de crisis humanitaria por encontrarse sin medios de subsistencia, puesto que perdieron sus animales de cría y sus cosechas.

El coordinador nacional del MST-B, Anastasio Serrudo afirma que el proceso de restitución fue largo y lleno de sacrificios. “En principio pasamos varias semanas en huelga de hambre. Se firmó un documento con las autoridades del gobierno para la restitución de las comunidades y el desalojo de los terceros. No se ha hecho cumplir y nos han hecho cansar con tanta insistencia. Los compañeros decidieron que de una vez hay que hacerse ver como una organización y por eso iniciamos una marcha pacífica”, puntualizó.

Preguntado por el balance de este conflicto, Serrudo habla de la confrontación con las fuerzas del poder regional, en parte impulsada por algunos sectores del movimiento campesino de la provincia San Ignacio de Velasco. “Nos querían hacer desaparecer como una organización. Nosotros queríamos reconstituirnos y decidimos emprender una movilización nacional para que nos escuche el gobierno”.

El 8 de julio la segunda marcha nacional del MST-B partió de la ciudad de Santa Cruz rumbo a La Paz y avanzó 130 km hasta Yapacani. Con la incidencia del Defensor del Pueblo y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos se logró establecer una negociación con el gobierno nacional. Después de 25 días de movilización, el 30 de julio del 2010 la dirigencia del MST-B y las autoridades estatales a la cabeza del viceministro de Desarrollo Rural y agropecuario (Victor Hugo Vásquez Mamani) suscribieron un acuerdo final. Uno de los principales puntos de este documento precisa la restitución inmediata de las Trillizas. Además, el acuerdo contempla la agenda agraria del MST y establece coordinación interinstitucional para resolver las demandas de la organización entre las cuales destacan el cumplimiento de los procesos de titulación y dotación pendientes, consolidación de las unidades productivas para fortalecer a seguridad y la soberanía alimentaria y otras áreas temáticas. Se previó la posesión definitiva de las comunidades desalojadas con el apoyo de las brigadas del INRA y la viabilización del programa de asentamientos humanos. Por otro lado, el acta establece el cumplimiento de las normas referidas a la tenencia de tierra y el control del gobierno sobre la invasión ilegal de los extranjeros sobre los predios legalmente adquiridos.

Serrudo indica que los intentos del desalojo de los terceros en las anteriores semanas no se efectuaron de manera pacífica puesto que estos golpearon a uno de los funcionarios del INRA. Por otro lado, el dirigente percibe una mejora en la relación entre el MST-B y las organizaciones campesinos, lo que atribuye al cambio de uno de los dirigentes de la Federación Campesina del Departamento de Santa Cruz. El diálogo entre estos actores es un factor que puede contribuir a la resolución pacífica del conflicto. “Nosotros varias veces hemos intentado hacer un acercamiento con los compañeros campesinos. Ahora hubo un cambio del secretario ejecutivo en la Federación y hemos visto más apertura y más diálogo. Este compañero conoce nuestra organización y respeta nuestros objetivos.”

Preguntado sobre los posibles escenarios de esta disputa, el dirigente puntualizó que los conflictos van a persistir en la zona puesto que hay sectores que mantienen su posición crítica hacia el Movimiento sin Tierras y continúan en su afán de deslegitimizar la organización. “Quieren que el MST cambie su estructura, su sistema de trabajo y no están de acuerdo con el manejo sostenible del territorio”.
El dirigente realizó una breve evaluación de la marcha y enfatizó en la postura del Movimiento Sin Tierra que plantea la implementación de una verdadera reforma agraria. “El MST con esta movilización se ha hecho ver. Somos una organización pequeña que plantea el cumplimiento de las normas agrarias. Nuestra visión es pacífica y eso lo hemos demostrado en la marcha. No estamos pidiendo nada que no sea dentro del marco legal. Hemos visibilizado la plataforma del MST que va más allá del tema de las comunidades Trillizas. Desarrollo productivo, salud, educación, comunicación son otros temas que están incluidos en esta plataforma. Sin embargo el tema de las Trillizas no se ha agotado porque los compañeros tienen que enfrentar una situación muy difícil por falta de recursos y alimentación”.

Pese a la restitución de las Trillizas aún no hay garantía de su consolidación a largo plazo. Otro de los líderes del MST-B, Edwin Arce, afirma que los ganaderos continúan en el lugar y existe un riesgo de un nuevo enfrentamiento. Por su lado, el viceministro de tierras, José Manuel Pinto no excluyó la posibilidad del nuevo desalojo.

Datos importantes:

•El 9 de Noviembre 2006 las comunidades campesinas agroecológicas Chirimoyas, Tierra Firme y Tierra Hermosa presentaron al INRA Nacional la solicitud de dotación de tierra enmarcada en la ley 1715. El 30 de Noviembre 2006 el INRA admite la demanda de las Trillizas. El 3 de Agosto 2007 el INRA dispuso las respectivas resoluciones administrativas No 012, 013 y 014 de 03-08-2007 de autorización de asentamiento de las Trillizas en el área demandada.

•El 30 de Noviembre 2007 el INRA emite la Resolución de Dotación y Titulación RES DTF No 020 Chirimoyas con el área de 40.222 has., 021-Tierra Hermosa con el área de 15.237 has. y 022 Tierra Firme con el área de 44.795 has. Finalmente, el 2 de Diciembre 2008 el Presidente Evo Morales emite los títulos ejecutoriales de las Trillizas, beneficiando a 600 familias.

•Aún teniendo el título de propiedad agraria, los comunarios fueron atacados en numerosas ocasiones por los actores que representan los grupos dominantes en la región: la Unión Juvenil Velasquina, la Subprefectura, y el Comité Cívico.

•La provincia de Velasco está altamente afectada por el narcotráfico, el tráfico de vehículos y madera lo que influye en la efectividad y rapidez de las administradores de justicia, responsables de realizar las investigaciones en respuesta a las denuncias presentadas por las víctimas de violencia. La escasa presencia de la policía y de los representantes del sistema judicial deriva en la indefensión y vulnerabilidad permanente de los ciudadanos, con casi nulas garantías para el ejercicio de sus derechos fundamentales.

Aleksandra Bergier, Observatorio de Derechos Humanos y Conflictos Socioambientales.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog