Síguenos por correo electrónico

21.7.10

Sube la tensión en Pando por la incautación de cosecha brasileña

La situación de los colonos brasileños que viven dentro del territorio boliviano en el departamento de Pando se complica. Después de las denuncias de una diputada brasileña acerca de que un grupo de sus compatriotas se estaba armando para conformar milicias que enfrenten a los bolivianos, se teme que los continuos roces acaben en tragedia.
El último incidente se dio el 18 de julio, cuando algunos colonos que están frente al municipio brasileño de Placido de Castro denunciaron malos tratos de policías bolivianos que les decomisaron una carga de así (fruto de palmera), y detuvieron dos camiones, uno con placa boliviana y otro con matrícula brasileña.
Todo fue causado por un problema entre los brasileños y un dirigente de una asociación de productores del municipio de Santa Rosa del Abuná, hasta donde el Gobierno boliviano trasladó a unos 300 colonos andinos en meses pasados. Según los afectados, este dirigente movilizó a los policías para que allanen sus propiedades.
Toda la producción de los brasileños y sus herramientas fueron confiscados (motosierras y perforadoras), sin que pudiesen hacer nada. Este problema alertó a los vecinos, que quisieron recuperar lo incautado tomando la oficina policial, pero una negociación evitó el enfrentamiento.
El dirigente que denunció a los brasileños huyó de su casa, temiendo represalias de los colonos. Los brasileños mostraron documentos de permiso de trabajo para tratar de recuperar sus pertenencias y aseguran que verificaron que la supuesta denuncia en su contra nunca se efectuó y que todo fue un rumor.
Todo lo confiscado fue llevado por la Policía a Primero de Mayo, un caserío ubicado a 65 km de Santa Rosa. También se les informaron de que cualquier tienen prohibido cosechar productos de los bosques bolivianos, lo que dificulta la sobrevivencia de los colonos brasileños.


En detalle

- Ilegales. Según la Constitución boliviana, ningún extranjero puede poseer propiedades dentro de una franja de 50 km desde la frontera.

- Drama. Hay más de 550 familias de brasileños que deben ser removidas, sólo de Pando. Se trata de campesinos pobres.

- Temor. Los colonos aseguran que el 24 de julio se realizará, en Santa Rosa, un encuentro de autoridades bolivianas para analizar la situación. Incluso hablan de la presencia de Juan Ramón Quintana, director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y zonas Fronterizas.

- Denuncia. Los colonos brasileños aseguran que hay un grupo de dirigentes bolivianos que ya se están loteando sus tierras antes de expulsarlos. Hay colonos que se niegan a dejar sus mejoras y que incluso hablan de prender fuego a todo antes de marcharse con las manos vacías.
http://www.eldeber.com.bo/vernotanacional.php?id=100720231949

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog