Síguenos por correo electrónico

5.7.10

La marcha indígena entra en un cuarto intermedio


Este domingo finalizó la reunión entre los marchistas de la VII Gran Marcha Indígena y los representantes de la Comisión Mixta de Autonomías de la Asamblea Legislativa Plurinacional. La delegación estaba conformada por la senadora Gabriela Montaño (MAS) y los senadores oficialistas Freddy Bersatti y Adolfo Mendoza. Después de 15 horas de trabajo intenso que inició el sábado a las cuatro de la tarde y terminó el domingo a las siete de la mañana, los representantes del sector gubernamental y los dirigentes indígenas llegaron a acuerdos importantes sobre el proyecto de la Ley Marco de Autonomías. Después de la lectura del acta de acuerdos los marchistas tomaron la decisión de entrar en un cuarto intermedio.
Las principales demandas de la CIDOB que no habían sido incorporadas en este proyecto legislativo tienen que ver con las garantías del acceso de todos los pueblos indígenas a la autonomía indígena sin límite del número de habitantes y medición de capacidades, y otros requisitos que imposibilitarían el ejercicio de este derecho. La aprobación de estatutos autonómicos y las cartas orgánicas debe realizarse por normas y procedimientos propios y no solamente por referéndum como señalaba la anterior versión de la propuesta normativa. Asimismo la CIDOB exige que se respeten los territorios indígenas consolidados como unidades territoriales con capacidad para acceder a la autonomía indígena, sin derivarlos a una ley para que determine una nueva delimitación con la jurisdicción de los municipios. Por otro lado, el Estado debe proveer los recursos económicos a las autonomías indígenas para el ejercicio de todas las competencias que asuman en sus estatutos autonómicos sin someterlos a un proceso de gradualidad. Finalmente se debe respetar el derecho de autoidentificación y autodenominación de los Pueblos Indígenas para denominar a sus Territorios y a sus Autonomías.
Los dirigentes indígenas aclaran que en ningún momento los pueblos indígenas han tenido la intención de romper los límites departamentales. El documento firmado con los delegados de la comisión mixta establece que los territorios indígenas que trascienden los límites departamentales pueden constituir Autonomías Indígenas Originario Campesinas (AIOC) dentro de los límites de cada departamento, estableciendo mancomunidades entre sí a fin de preservar la unidad de gestión.
Respecto al mecanismo de la aprobación de los estatutos autonómicos, se ha acordado que en los Territorios Indígena Originario Campesinos donde la población del pueblo indígena es igual o mayor que la base poblacional establecida para el acceso a la autonomía indígena la aprobación del estatuto autonómico será mediante referéndum.
En el caso de los territorios indígena originario campesinos, que constituyan su autonomía indígena originaria campesina con una base poblacional igual o menor que la establecida para el acceso a la AIOC, la aprobación del estatuto de las AIOC será mediante normas y procedimientos propios, ratificado por referéndum a realizarse con el voto afirmativo de la población indígena titular del derecho colectivo del TIOC, que se autoidentifica como miembro del pueblo o nación indígena que habita el territorio ancestral de ese pueblo. En los territorios indígena originario campesinos, en los que exista población no indígena en condición de minoría se ha planteado una posibilidad de un acuerdo local entre el pueblo indígena originario campesino y la población no indígena. En el caso en el que los habitantes no indígenas llegan al acuerdo con los pueblos indígenas para formar parte de la autonomía indígena, los estatutos serán aprobados mediante las normas y procedimientos propios y luego por vía del referéndum. Si es que la población indígena y no indígena no llega al acuerdo correspondiente, se aprobará los estatutos mediante las normas propias y después por vía del referéndum en el que participarán solamente los representantes del pueblo indígena.
Los delegados de la comisión se comprometieron a socializar los acuerdos en las audiencias públicas que se realizarán este lunes y martes en la ciudad de La Paz con la participación de los representantes de la sociedad civil, y hacer todas las gestiones necesarias para que las demandas de los pueblos indígenas se incorporen en la Ley Marco de Autonomías. Mientras tanto los marchistas van a mantener la vigilia y comunicación con los representantes de su comisión política, la misma que se trasladará a La Paz con la finalidad de asegurar el cumplimiento de los acuerdos.
La presidenta de la comisión Gabriela Montaño expresó la alegría de haber podido lograr consensos importantes sobre el contenido de la norma. “Me voy contenta y satisfecha con los resultados. Hemos venido a trabajar los puntos que había todavía en disenso sobre la Ley Marco de Autonomías y hemos llegado a acuerdos en todos los puntos. Hemos redactado la acta de acuerdo y la marcha ha tomado la determinación de un cuarto intermedio y de delegar una comisión a la ciudad de La Paz para poderle hacer el seguimiento a todos los acuerdos que se han firmado. Nosotros tenemos el compromiso de realizar las audiencias públicas el día lunes y martes. Iniciaremos el tratamiento del proyecto en grande y en detalle el día miércoles”.
El presidente de la CIDOB, Adolfo Chávez señala que la duración del cuarto intermedio dependerá de los avances del proceso de incorporación de la propuesta de los marchistas en la propuesta legislativa.
Preguntada cuál es su percepción sobre este espacio de diálogo y sobre los acuerdos a los cuales se ha llegado con la delegación de la comisión mixta, María Saravia, la dirigente de la CIDOB, señaló lo siguiente: “En el primer lugar estoy contenta que haya sido factible la negociación directa con los representantes del oriente, sentí que era mejor y un relacionamiento más sincero. Quiero agradecerle a Gabriela Montaño por la predisposición que ha tenido para abrir este diálogo”.
María Saravia manifestó la confianza que las propuestas de la CIDOB sobre la LMAD sean insertadas en la norma y reafirmó el compromiso de seguir exigiendo el cumplimiento de otras demandas de la plataforma indígena. “Las demandas relacionadas con la ley marco las venimos reclamando desde hace mucho tiempo. Considero que no debería haber más revisión técnica, lo que se necesita es la decisión política dentro del congreso para que nuestras demandas sean aceptadas. Nosotros no hemos renunciado de las otras demandas. Aunque la ley del Régimen Electoral ya ha sido aprobada, consideramos que esta ley se tiene que seguir debatiendo, porque no ha sido consensuada con los pueblos indígenas. A nosotros nos han acusado de querer violar la CPE, sin embargo a través de la aprobación de esta norma se ha violado la Constitución, así como mediante otras leyes que no han sido consensuadas con nosotros. No hemos dicho que paralizamos la marcha, la marcha continúa porque nuestros problemas aún no han sido solucionados por completo”.
Los alrededor de 1000 marchistas llegaron a Ascensión de Guarayos el viernes en la tarde, tras recorrer 230 km desde Trinidad. Desde el inicio de la movilización hubo 60 bajas por motivo de deshidratación, la mayoría entre niños, ancianos y mujeres embarazadas. En la actualidad la principal dificultad con la cual tropiezan los marchistas es la escasez del agua.
por: Aleksandra Bergier, Observatorio de DDHH y Conflictos Socioambientales

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog