Síguenos por correo electrónico

1.7.10

Gobierno y Cidob rompen diálogo; la marcha sigue

El encuentro de una comisión del Gobierno de Evo Morales con los grupos indígenas de la amazonía de Bolivia que realizan una marcha desde hace once días ha fracasado hoy y la medida de protesta continuará, informaron hoy fuentes oficiales.
El ministro de Autonomías, Carlos Romero, dijo a los periodistas en la ciudad de Santa Cruz, donde se reunió con dirigentes indígenas, que el diálogo fue suspendido porque las etnias exigen que el Gobierno negocie en la carretera donde está la marcha.
Los marchistas, organizados por la Confederación de los Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (Cidob), iniciaron la protesta el 21 de junio con el propósito de presionar a Morales por varias demandas que el mandatario ha dicho que son "imposibles" de atender.
Desde entonces, los indígenas recorrieron a pie 200 de los 1.400 kilómetros que se han propuesto hacer hasta llegar a La Paz, pasando antes por las ciudades de Santa Cruz y Cochabamba (centro).
"Se ha hecho presente una comisión enviada por la marcha para conminarnos a que en el plazo de 24 horas bajemos al lugar donde se encuentran los marchistas y esto es inaceptable", dijo Romero.
El ministro señaló que nadie del Gobierno irá a ese lugar porque no van a "debatir con la marcha", pues quieren discutir de forma seria "y en profundidad" sobre las demandas de la Cidob.
"Hemos venido con muy buena fe, con mucha disposición, con todos los instrumentos técnicos y la voluntad y la decisión política para resolver sus demandas, pero hemos sido engañados", señaló Romero, que viajó a Santa Cruz con sus colegas de la Presidencia, Óscar Coca, y de Desarrollo Rural, Nemecia Achacollo.
La Cidob, hasta ahora uno de los pilares indígenas del Gobierno, exige a Morales que acepte subir de 7 a 18 el número de escaños que tienen las etnias minoritarias en la Cámara de Diputados, además la entrega de tierras del Estado, el control de los parques naturales, y recursos para que funcionen las autonomías que les fueron creadas.
Morales acusó a la Cidob de estar manipulada por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid), lo cual fue negado por la embajada de ese país y los propios indígenas, y rechazado incluso por algunos militantes del partido del presidente indigenista.
El gobernante izquierdista ha amenazado con expulsar a Usaid, pese a que su ministerio de Exteriores y la embajada de EE.UU. mantienen un diálogo para solucionar el conflicto diplomático que tienen desde que en 2008 Morales decidiera expulsar al embajador Philip Goldberg y a la agencia antidroga estadounidense DEA.
En las últimas horas, el ex viceministro de Tierras Alejandro Almaraz, uno de los hombres fuertes que tuvo Morales para aplicar su reforma de tierras, ha acusado públicamente al Gobierno de violar los derechos constitucionales de los pueblos indígenas.
"Lo peor es que esto puede constituirse en un precedente nefasto para el proceso de cambio que atravesamos y da cuenta de una actitud muy peligrosa que asume el Gobierno de desoír el mandato de la Constitución", dijo Almaraz, militante del partido de Morales.
Tras estas declaraciones, el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, acusó a Almaraz de no haber leído la Constitución o de haberla olvidado.
En las últimas semanas se han puesto en vigor tres de las cinco leyes claves que permitirán aplicar la Constitución promulgada en 2009, entre ellas una sobre el nuevo Régimen Electoral que mantuvo en siete los escaños especiales para grupos indígenas minoritarios.
http://www.opinion.com.bo/01/07/2010/gobierno-y-cidob-fracasa-dialogo-y-la-marcha-sigue/

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog