Síguenos por correo electrónico

14.6.10

Restos coloniales de racismo en la Asamblea

Insultos racistas y discriminatorios se registran en el Legislativo. Analistas ven una herencia colonial y una pugna de poder.
Testimonios y acciones de varios diputados muestran que resabios de racismo y discriminación se sienten en la Asamblea Legislativa Plurinacional. Un senador y un analista dicen que esas actitudes son parte de la herencia colonial; mientras una especialista ve solamente “pugnas de poder”.
El diputado José Antonio Yucra (MAS) admite que los opositores suelen llamar a los masistas como “maricones”. La asambleísta Felipa Huanca indica que “la gente de la oposición no acepta a la gente originaria”.
La diputada Gabriela Medina afirma que los insultos llegan con más fuerza a “las compañeras del campo”.
Varias asambleístas consultadas por este diario señalaron a las diputadas de oposición Adriana Gil y Norma Piérola como las que más emplean adjetivos negativos contra el oficialismo, e identificaron a las parlamentarias de origen campesino e indígena como el blanco más vulnerable de esos ataques.
Adriana Gil se defiende y dice que no hay discriminación ni insultos. Recuerda que ella estuvo ligada a sectores indígenas cruceños (del MAS).
El presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, admitió el miércoles que en la Asamblea Legislativa “se respira racismo e intolerancia”.
Las declaraciones de Arce surgieron luego del fuego verbal entre el MAS y la oposición, evidenciado la madrugada del martes cuando se analizaba la Ley del Órgano Judicial.
La situación llegó a tal nivel, que la propia Cámara analiza un proyecto de Reglamento de Ética que regule el respeto a ciertos valores.
Gil y otras parlamentarias dijeron la pasada semana que ese reglamento busca excluirlas de la Asamblea.
En ese contexto, el senador David Sánchez, del MAS, indica que para evitar expresiones racistas y discriminatorias se debe hacer “todo un desmontaje –con los grupos de oposición– para sacar de su interior, de su alma y de su mente el creer que hay ciudadanos de primera y de segunda”.
Hay que empezar a “desmontar la visión colonial en los mestizos”, dice.
La visión colonial tiene que ver con el Estado colonial, según indicó el doctor en Culturas Félix Patzi en un discurso ofrecido en Argentina.
El Estado colonial se expresó con el racismo y la discriminación al interior de la estructura estatal, de sus instituciones que fueron construidas a partir de la categoría raza, etnia, indicó entonces Patzi, quien ve en ese régimen colonial una minoría blanca descendiente de los europeos que se apropió de las oportunidades económicas, sociales, de distinción y de estatus, dejando excluida del poder a la gran mayoría indígena, considerada inferior.
Para la analista Teresa Zegada, “la Asamblea es un reflejo de las pugnas de poder que hay en otros ámbitos a nivel nacional; a raíz de la Ley Transitoria de Autonomías se han reavivado las tensiones entre oficialismo y oposición”.
Para el sociólogo Reymi Ferreira, “mucha gente está acostumbrada a otros esquemas y cuando siente que los escenarios cambiaron reacciona con agresividad”. En la medida en que la oposición acepte que hay una nueva Constitución, un nuevo orden de cosas y una nueva estructuración del poder, de fuerzas políticas, económicas e institucionales, habrá mejora, sostiene.
GLOSARIO
RACISMO. El racismo es un sentimiento o comportamiento que consiste en la exacerbación del sentido racial de un grupo étnico. Esta situación suele darse en menosprecio de otro grupo y supone una forma de discriminación.
DISCRIMINACIÓN. La discriminación se refiere al acto de hacer una distinción o segregación que atenta contra la igualdad de oportunidades. Normalmente se utiliza para referirse a la violación de la igualdad de derechos para los individuos por cuestión social, racial, religiosa, orientación sexual o por razón de género.
INSULTO. Es ofender con palabras o acciones.
Fuente: www.wikipedia.com
Un cartel que desató líos
La madrugada del martes, cuando se abordada el artículo 160 (sobre la justicia indígena originaria) de la Ley del Órgano Judicial, la diputada Elizabeth Reyes (UN) instaló un cartel donde sugirió que la justicia comunitaria es expresión de linchamientos y de “atrocidades”.
La alusión fue tras los crímenes ocurridos contra policías en Uncía.
El cartel levantó la ira de los parlamentarios indígenas por la relación que se hizo entre la justicia comunitaria y el linchamiento.
Los asambleístas indígenas explicaron que la justicia comunitaria no implica –nunca– el asesinato de personas.
En ese contexto, el presidente de Diputados, Héctor Arce, dijo que en esa instancia “existen demasiadas expresiones racistas de la minoría en contra de las mayorías, existen insultos racistas. Nos tratan de ‘ovejas’, nos tratan de ‘borregos’, tienen expresiones muy lamentables en contra de nuestros compañeros indígenas, como en el pasado”.
“La capital del racismo”
A más de dos años de los hechos de racismo contra campesinos en Sucre, el senador chuquisaqueño David Sánchez opina que el hecho se dio ante una sociedad engañada por la oposición nacional, haciéndole creer que eran descendientes del Virrey o de la Real Audiencia. “Se ha tocado ese sentimiento del coloniaje, de pretender que hay gente superior en Sucre, cuando sabemos que la mayoría viene de las provincias y de Potosí, del área rural”.
Sánchez identificó este hecho contra los campesinos como una de las expresiones más evidentes del racismo. Señaló que “Santa Cruz vio en Sucre un clima ideal para generar un rechazo contra el indígena, no en todos los chuquisaqueños, pero sí en parte importante de la población, utilizada en 2007 y 2008”. Ratificó que los cívicos de esa época incitaron al racismo contra el campesino.
“Pensaron que rechazando al indígena se estaba rechazando al Gobierno, vejando al indio se estaban vengando del presidente Evo Morales por estar contra su política; pero ahí no reflexionaron que esto iba a trascender y que iba a quedar como algo insólito que una ciudad que se precia de culta haya permitido el racismo, a tal punto de llegar a llamarla la capital del racismo”, explicó.
“Nos tratan de maricones”
El diputado y segundo secretario de la Cámara Baja, José Antonio Yucra (MAS), considera que la minoritaria oposición mantiene “conductas de discriminación”.
“Hay parlamentarios que no entienden que hemos cambiado el Estado, cuando habla un compañero nuestro ellos (opositores) cuchichean, se burlan, no dan importancia; pero cuando ellos hablan y nosotros decimos una sola palabra, se molestan. Hay una parte negativa de ellos que se ha quedado de la esencia de los anteriores gobernadores... no porque se vistan bien o usen tacos son superiores que las que usan polleras y sombreros, ellos deben respetar los derechos y garantías de todos. Hasta se nos llaman maricones”, reveló Yucra.
El martes, por ejemplo, la diputada Adriana Gil se refirió a Héctor Arce, presidente de la Cámara de Diputados, como una persona que “come mucho pollo” y dijo que los asambleístas del MAS son unos “comepollos”.
“Respetamos a las mujeres; pero ya nos llega al límite”, sostuvo Yucra sobre las palabras vertidas por la diputada Gil.
Yucra espera que la aprobación del Código de Ética “garantice la armonía”.

testimonios

“Entre nosotras hay mucho racismo”

Felicidad Suazo

Diputada paceña (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“De verdad digo que entre nosotras hay mucho racismo, nos tratan de bestias, de borregos, de ganado, de ovejas. No sé lo que buscan con el insulto, no soy profesional, pero soy parlamentaria, tengo cultura y sé tratar a la gente con respeto; no como ellas (mujeres opositoras), que tienen formación, pero no saben tratar. Los de la oposición, sea varón o mujer, sólo agreden, no hablan, son pocos los que respetan... la señorita Adriana Gil ya no se acuerda que nació en el MAS, ella rajaba contra la derecha; pero ahora se dio la vuelta”.



“Siento discriminación e hipocresía opositora”

Felipa Huanca

Diputada paceña (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Se da esa situación como si no fuéramos bolivianas, nos tratamos de esa manera, ¿qué dirán en el exterior? La gente de la oposición no acepta a la gente originaria, dicen: ‘Nosotros tratamos bien, estamos con ellos’, pero llegado el momento hay rechazo. Me parece que por molestar se oponen y agreden de manera indirecta, hacen connotar a la gente originaria que no tienen conocimientos o que están sólo por levantar la mano, o que son sólo un grupo de ovejas. Esas expresiones me afectan, siento la discriminación”.


“Me esperaban en la puerta para pegarme”

Betty Tejada

Diputada cruceña (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Si vamos a hablar del proceso en el que hemos estado todos los bolivianos, yo puedo decir que en mi propio pueblo me esperaban en la puerta de los canales para pegarme y ¿de qué justicia hablamos? Puedo decir que a mi sangre, a mis hijas, pintaron nuestros nombres; me declararon enemiga sólo por decir ‘Santa Cruz Somos Todos’. Yo puedo decir que en mi propia plaza principal de mi Santa Cruz patearon a una persona por ser masista...”.

(Testimonio dado en la sesión plena de Diputados, el martes).


“Somos diversos, pero sigue la discriminación”

Gabriela Medina

Diputada paceña (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Yo veo que el racismo nos lleva hacia atrás, ahora somos diversos, pero sigue la discriminación. Los suplentes también son discriminados por los titulares. Veo que las mujeres son enemigas de las mujeres, las diputadas mujeres titulares discriminan a las suplentes; ellas piensan que saben más, pero tal vez somos más capaces que ellas. He visto que las más afectadas con los insultos son las compañeras del campo, no valoran esa experiencia política. Yo sé de un caso de maltrato de un funcionario de aquí contra una de ellas”.



“Cuando se vulnera la CPE hay una reacción”

Carmen Eva Gonzales

Senadora pandina (PPB) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Tengo una posición: cuando existe una acción que vulnera los derechos y viola las garantías constitucionales, también existe una reacción, y en este caso, los parlamentarios del MAS permanentemente nos están sindicando de ‘asesinos’, ‘vendepatrias’, y de tantas cosas, pero nosotros restamos importancia. Ellos nos provocan atenidos a su ejercicio de poder. Nos discriminan permanentemente, opinamos, pero no se nos toma en cuenta y eso si es discriminar y atropellar a la otra parte del país que está representada en nosotros”.


“No hay discriminación ni hubo insultos”

Adriana Gil

Diputada cruceña (PPB) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“No hay (discriminación) es una falsedad, al menos en mi criterio y en mi concepción de vida jamás aceptaría algo tan repudiable como eso y mi carrera política lo dice. Yo nací como política en un movimiento indígena campesino. El Presidente (de Diputados, Héctor Arce) está mintiendo, incluso cuando golpearon a mis compañeras diputadas, ni aún así ellas han recurrido al insulto. Lo que sí se tiene no es racismo, es un odio inexplicable a las mujeres que quieren pensar y expresarse libremente. Hay mujeres oficialistas cómplices”.



“La idea de eliminar al indio ya es prehistórica“

Eugenio Rojas

Senador paceño (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Veo una chacota total en los opositores, no hay mucha responsabilidad en los asambleístas, no tienen propuestas concretas, capacidad de discusión. Vi que colaron afiches, ni en los colegios se pegan papeles en la pared. Hay una enfermedad mental que ellos tienen como cuando algunos jóvenes o niños escriben insultos en la pared del baño, en ese sentido actúan... los debates son para debatir no para insultar, ellos deben reflexionar. La mentalidad de querer desaparecer al indio es de hace más de 100 años”.


“Racismo es resabio del proceso colonial”

Pablo Groux

Ex ministro de Culturas.

Fue invitado como Embajador ante la Unesco.

“El racismo es un resabio del proceso colonial realmente y cuando nos desprendamos de esos prejuicios –que nos hacen ver a unos superiores a otros habiendo nacido en la misma tierra, viviendo en el mismo país, formando parte de la misma nación– vamos a poder liberarnos. Hay que tomar actitudes, hay que tomar decisiones políticas, hay que reglamentar y sancionar estas expresiones racistas. La Asamblea Legislativa es el primer actor; en ellos (asambleístas) no debe darse porque son como el padre que da ejemplo a los hijos”.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-06-14&idn=21094

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog