Síguenos por correo electrónico

29.6.10

Marcha indígena cumple una semana sin resultados

La marcha de pueblos indígenas del oriente cumplió una semana de marcha, sin haber logrado que el Gobierno del presidente Evo Morales atienda sus demandas de asignación de recursos para sus autonomías y mayor número de escaños en la Asamblea Legislativa Plurinacional.
Alrededor de 700 indígenas de tierras bajas agrupadas en la Central Indígena de Pueblos del Oriente Boliviano (Cidob) reiniciaron ayer su marcha desde el municipio de San Pablo. Tras siete días de caminata que se inició en Trinidad se acercan a Santa Cruz y buscan llegar a La Paz. Piden saneamiento de tierras, autodeterminación con competencias y recursos definidos en el proyecto de Ley Marco de Autonomías que aún no llegó a la Asamblea Legislativa Plurinacional.
El diputado Pedro Nuni y el dirigente Ernesto Noé, ambos de la etnia mojeña e impulsores de la marcha, dijeron hoy desde la región de Beni (noreste) que unos 700 indígenas han recorrido en una semana 137 de los 1.400 kilómetros previstos hasta llegar a La Paz.
Nuni y otros cinco legisladores indígenas realizaron el fin de semana una huelga de hambre para exigir que la nueva Ley de Régimen Electoral beneficiara a las etnias con el aumento del número de sus representantes en la Cámara de Diputados.
Los indígenas del oriente plantearon que se subiera su representación especial en la Cámara de Diputados de 7 a 18 escaños, mientras que otros dirigentes de los pueblos del occidente han planteado tener 19 puestos para su población.
De esa forma, los pueblos indígenas en total aspiran a tener el control de 37 escaños de un total de 130 en ese Órgano Legislativo.
La norma, sin embargo, fue aprobada sin estos cambios por la Cámara de Diputados el domingo y volvió al Senado para el tratamiento de dos artículos que fueron añadidos y luego debe ser promulgada por Morales.
Nuni también defendió que el Estado asigne recursos económicos a las autonomías indígenas que se están creando, en igualdad de trato con las autonomías municipales y departamentales.
"No queremos dividir ni confrontar al país. No es nuestra intención y quiero desmentir a los ministros que se atreven a decir tal cosa.
Yo más bien acuso a los ministros de buscar una confrontación entre indígenas del oriente y el occidente", apuntó.
El Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) del departamento de La Paz rechazó, este lunes, la marcha que llevan adelante la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob) a la que calificaron de "unilateral y sin consenso" con los movimientos indígenas del país, según sus dirigentes.
Gobierno condiciona diálogo con la Cidob
El vocero de Gobierno, Iván Canelas, dijo ayer que las autoridades no dialGgarán con los marchistas de la Cidob en medio camino y les pidió que envíen representantes a Santa Cruz para iniciar un acercamiento y poner fin al conflicto desatado por el tema de las autonomías al que se sumó la demanda de más escaños especiales.
Los indígenas de tierras bajas agrupadas en la Central Indígena de Pueblos del Oriente Boliviano (Cidob) piden saneamiento de tierras, autodeterminación con competencias y recursos definidos en el proyecto de Ley Marco de Autonomías que aún no llegó a la Asamblea Legislativa Plurinacional.
Seis asambleístas indígenas del MAS se unieron a esta movilización durante la jornada, luego de levantar una huelga de hambre que instalaron el fin de semana demandando a la Asamblea que el número de escaños indígenas aumente de siete a 18. El Gobierno desahució el pedido el mismo sábado.
Canelas pidió a los marchistas, que se incrementan en número, dialogar en la capital cruceña donde, dijo existen las condiciones en cuanto a comunicación y comodidad. "El resultado será lo mismo y las condiciones del diálogo mejores", insistió.
Criticó asimismo a los asambleístas como Pedro Nuni, que se sumaron a la marcha indígena y dijo que si bien es una decisión personal, no es correcto seguir presionando por más escaños cuando ya existen dos artículos transitorios de por medio. "Esperamos que recapaciten y no echen más leña al fuego", indicó.
Los dirigentes de la marcha como Adolfo Chávez, manifestaron por su parte que el Gobierno debe acudir al encuentro de los marchistas para iniciar el diálogo y poner fin al conflicto iniciado hace una semana.
ESCAÑOS El ministro de Autonomías, Carlos Romero, uno de los funcionarios a quienes han criticado los pueblos originarios, defendió la decisión de la Cámara Baja de mantener en siete los escaños especiales para los pueblos indígenas del oriente del país.
Según Romero, en Bolivia esos pueblos representan a un 7% de la población total del país y por eso tienen siete escaños, por lo que subir este número tendrá como efecto una "sobre-representación" de esos pueblos indígenas en el Congreso.
Agregó que ese reconocimiento cualitativo no tiene comparación en el continente, porque en Venezuela sólo hay tres escaños especiales indígenas de un total de 126 diputados, y en Colombia, sólo dos de 292.
Durante la semana de marcha, el ministro envió cuatro cartas a los indígenas para iniciar un diálogo, pero los manifestantes quieren reunirse en persona con Morales.
http://www.opinion.com.bo/29/06/2010/la-marcha-indigena-cumple-una-semana-sin-resultados/

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog