Síguenos por correo electrónico

22.6.10

Informe: Barrón ayudó a grupos de choque y permitió racismo

La Comisión de DDHH de Diputados hizo una pesquisa sobre los hechos racistas de 2008. Ese informe sirvió de base a la Fiscalía.
Jaime Barrón, suspendido alcalde de la ciudad de Sucre, llamó a la población a defender su voto y a la democracia. Los grupos de choque afines a él, con ese discurso, repitieron la frase: “Esto es Sucre, carajo; Sucre se respeta, carajo”. Sin embargo, ellos olvidan sus responsabilidades del 24 de mayo de 2008, las torturas a indígenas y la acusación judicial que dio paso a la suspensión.
Para conocer el porqué se suspendió a Barrón, a continuación se ofrece partes de la investigación de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados –que actuó como cabeza del Ministerio Público–, que la remitió a la Fiscalía, la cual acusó a Barrón por los delitos de instigación a delinquir, asociación delictuosa, agresiones, vejaciones y torturas a más de 20 campesinos en mayo de 2008.
Esa acusación del fiscal fue la base para que el Concejo Municipal sucrense, en aplicación del artículo 48 de la Ley de Municipalidades –vigente hace una década–, proceda a la suspensión de Barrón, según explicó hace poco el presidente del ente deliberante sucrense, Domingo Martínez.
El informe de la comisión indica que Barrón participó en una reunión preparatoria de los actos de violencia en mayo de 2008, facilitó medios a los grupos de choque, les dio acceso a vehículos de la universidad pública y permitió las acciones de “discriminación racial, xenofobia y persecución”.
De acuerdo con los datos proporcionados por fuentes oficiales, se realizaron reuniones previas de planificación y organización a partir del “19 de mayo (de 2008) en las oficinas de la Brigada Parlamentaria” de Chuquisaca, donde se determinó tomar las acciones a seguir, con el objetivo principal de impedir la llegada del presidente Evo Morales a Sucre y evitar cualquier concentración de personas que representen apoyo.
Según un informe de Inteligencia de la Policía Nacional remitido mediante nota Nº 1164, de fecha 29 de agosto de 2008, se evidencia que se realizaron reuniones previas, la primera el 19 de mayo de 2008, “a convocatoria del presidente del Comité Cívico, Jhon Cava; se reunieron en la Brigada Parlamentaria, Gonzalo Porcel, Podemos; Lourdes Millares, Podemos; Hugo Tirado, asesor del rector de la Universidad San Francisco Xavier; Juan Luis Gantier, vicepresidente del Comité Cívico; Milton Barón, presidente del Comité Cívico de las Provincias; Pedro Medrano, ejecutivo de la Federación de Choferes; Everth Terrazas, gerente de la Empresa de Aguas Potables; Dayler Andrade, diputado por UN; Elsa Guevara, diputada de UN; Jorge Alurralde, diputado por Podemos, y Arminda Morales, presidenta de Fedjuve, en la que, luego de analizar la respuesta del Gobierno a las demandas regionales, determinaron rechazarla porque supuestamente no aseguraba el financiamiento de ningún proyecto para Chuquisaca. Por esta situación decidieron “no permitir el arribo del presidente Morales ni de ninguna otra autoridad para los actos programados para los días 24 y 25 de mayo”.
El informe dice que se decidió “coordinar y delinear acciones de conspiración en contra del Gobierno y la democracia; y bajo esta directriz se procede a planificar y organizar la forma de impedir el arribo del presidente Morales como muestra del poder de convocatoria que tenía este movimiento y que esto también sería señal para que ningún sector, especialmente campesino, se concentre en la capital”.
Para contrarrestar la convocatoria de los campesinos se determina fortalecer y trabajar con grupos de choque que estaban a cargo de miembros del Comité Interinstitucional y que tenían representación en la universidad, así como de otros sectores afines.
Siguiendo esa línea directriz determinada en la reunión del 19 de mayo de 2008, se convoca a una nueva reunión en fecha 20 para asignar tareas en el segundo nivel de esta organización, quienes ya de manera premeditada deciden en primer lugar bloquear los ingresos al aeropuerto, amedrentar a las personas que se concentren en este sector para recibir al Presidente, llamar a varios sectores de la sociedad chuquisaqueña para salir a las calles a fin de impedir cualquier llegada, ya no sólo del presidente Morales, sino de cualquier representante del Gobierno.
Se dispone la participación de universitarios de manera obligatoria en los hechos que se sucedieron el 23 y 24 de mayo a la cabeza de la denominada Juventud Conciencia de Chuquisaca, quienes serían el brazo ejecutor del Comité Interinstitucional, haciendo el papel de grupo de choque, encabezado por Jamill Pillco, Roberto Lenin Sandóval y Antonio Jesús Mendoza, ejecutivos de la FUL, trabajadores de la Alcaldía. Se armó una vigilia, indica el reporte.
Grupos de universitarios, personal de la Alcaldía de Sucre en vehículos del gobierno municipal y el hijo de Savina Cuéllar se hicieron presentes en la zona del Barrio Japón, calle Nemuro en fecha 22 de mayo, lugar donde se inauguraba una oficina del MAS, y se dieron a la tarea de provocar destrozos en ese inmueble, utilizando gases lacrimógenos, quemando llantas, agrediendo a las personas que allí se encontraban (patadas, puñetes, insultos) con el fin de frustrar dicho acto . Tampoco consideraron que dentro del lugar se encontraban los menores Jhoselín Arancibia, de 11 años de edad; Edson Arancibia, de 9 años; Kelsi Arancibia, de 6 años; Leticia Arancibia, de 4 años, y José Arancibia, de 2 años, quienes se intoxicaron con los gases.
El 23 de mayo, a través de los diferentes medios, Pillco, Antonio de Jesús Mendoza, Arminda Morales y otros convocaron a la ciudadanía para que se hagan presentes en el estadio Patria y en el aeropuerto para evitar la llegada de autoridades. Se sumaron a estas convocatorias los periodistas Róger Gonzales, del canal universitario, y Delfín Ustárez, de Bolivisión, desde sus programas.
Convocados y organizados los “grupos de choque” por el Comité Interinstitucional, conformados en su mayoría por estudiantes de la universidad, se aglutinaron para evitar la realización del acto y procedieron a cercar el estadio. Agredieron a las personas que llegaban e impidieron su salida intentando incendiar las puertas del lugar.
Treinta personas encabezadas por Harold Herrera, hijo de Fidel Herrera, atacaron la casa de Eloy Cabezas con piedras, petardos y cachorros de dinamita. Allí se encontraban en una cena un grupo de más de 200 profesionales que apoyaban la campaña de Wálter Valda, entonces candidato a prefecto por el MAS.
“El día 24 de mayo los campesinos de varios municipios hicieron acto de presencia para la llegada de autoridades de La Paz que harían entrega de proyectos, obras y ambulancias para las provincias; sin embargo, se desplazaron a ese lugar grupos de estudiantes universitarios y el grupo Juventud Conciencia de Chuquisaca, a la cabeza de Jamil Pillco, Antonio Jesús y otros que enardecidos por el alcohol y la droga fueron instigados a agredir y delinquir por los referidos dirigentes del Comité Interinstitucional” .
Llegaron contingentes policiales y militares para despejar y resguardar el lugar, ante ello los grupos de choque respondieron con dinamitas, piedras y otros objetos, provocando un enfrentamiento de aproximadamente dos horas en las que los órganos de seguridad fueron rebasados y obligados a replegarse. Cuando los soldados se replegaron fueron atacados por la turba, que los obligó a marchar con banderas de Sucre, en medio de insultos y golpes.
Varios grupos de choque agredieron a indígenas cerca al puente de acceso al aeropuerto y en el coliseo Édgar Coginto, donde estaban campesinos de Ravelo, Poroma. Ellos “fueron apedreados, torturados y golpeados, correteados y mellados en su dignidad. Incluso fueron víctimas de un intento de homicidio como Luis Alberto Avendaño, quien fue rociado con gasolina, y Marianela Paco Durán (hoy diputada del MAS), a quien le rociaron alcohol para luego intentar prenderles fuego y convertirlos en antorchas humanas”.
Algunos grupos de campesinos, cuando retornaban a sus comunidades, fueron interceptados por universitarios y funcionarios de la Alcaldía y trasladados a la zona de El Abra, donde fueron golpeados, vejados, injuriados y varios de ellos privados de libertad. En la zona de El Abra, el Cerro Santa Bárbara y el barrio Azari los grupos de choque allanaron las viviendas en busca de campesinos y dirigentes.
En todos los lugares en los que actuaron los grupos de choque del Comité Interinstitucional se constataron: tratos inhumanos, robo, destrozo de propiedad pública y privada, tortura y agresiones contra campesinos provocando más de cincuenta heridos de gravedad, indica el informe de la Comisión de DDHH.
Los grupos de choque tomaron como rehenes a más de una treintena de campesinos, quienes fueron golpeados con patadas, puñetes y sopapos, muchos se retorcían en el piso por los golpes que recibieron.
Fueron torturados y humillados durante todo el trayecto, que duró más de dos horas hasta ser presentados, descalzos y semidesnudos, en plena plaza 25 de Mayo, de rodillas y obligándolos a pedir “perdón” y gritar: “muera Evo; Sucre se respeta, carajo”!, obligados a enarbolar la bandera sucrense y quemar por la fuerza –y ante amenazas contra su propia vida– sus ponchos, la wiphala y sus banderas, no sin antes hacerles besar el suelo mientras les gritaban “indios de mierda, basuras” y una serie de improperios que fueron contra su dignidad humana.
“Todo ello ante la mirada de periodistas, Aidée Nava, Jaime Barrón, Fidel Herrera y Jhon Cava, entre otros, quienes no hicieron nada para tratar siquiera de impedir estos actos. Después de horas de tortura y malos tratos, los campesinos fueron liberados y expulsados de la ciudad, otros por sus propios medios llegaron al hospital UNI y al hospital Santa Bárbara. A varios se les negó atención médica”, indica el reporte de la comisión que sirvió de base al fiscal para acusar a Jaime Barrón.
Jaime Barrón Poveda
Participó de la reunión de fecha 20 de mayo (Art. 132 Asociación Delictuosa) tendente a evitar la presencia del presidente Evo Morales en Sucre. Participó con los grupos de choque facilitándoles los medios de ataque (dinamitas, petardos y palos) y de transporte, vehículos oficiales de propiedad de la Universidad. Intimó a los soldados para que se replieguen. Permitió que los grupos de choque cometan acciones de discriminación racial, xenofobia, persecución.
Fernando Rodríguez
Estuvo en la vigilia para evitar que el Presidente llegue a Sucre. Actuó junto a los grupos de choque y miembros del Comité Interinstitucional el 24 de mayo. Posiblemente proporcionó llantas y distribuyó alcohol en inmediaciones del Estadio Patria a los grupos de choque. Dio órdenes. Rodríguez dice a Franz Quispe (del grupo de choque), “cuando lleguemos, si los sacan a los militares, has ganado, (…) Vas a tomar vos el estadio” (Instigación publica a delinquir).
Lourdes Millares
Fue parte de la reunión que determinó: “No permitir el arribo del Presidente de la República ni de ninguna autoridad del Poder Ejecutivo para los actos programados para el 24 y 25 de mayo de 2008”.
Se encuentra considerada como instigadora. “Ha instigado a que se cometan violaciones a los Derechos Constitucionales de campesinos/as sucedidas en fecha 24 de mayo del 2008 en la ciudad de Sucre”, dice el informe.
Jhon Clive Cava Chávez
Participó y convocó a las reuniones de fechas 19 y 20 de mayo, donde se acordaron medidas y acciones para evitar la llegada del Presidente.
Se dedicó a impedir la llegada del Presidente a Sucre, amenazando a cuanta persona se hallaba concentrada en el aeropuerto para recibir al mandatario, luego procedió a perseguir a los campesinos que llegaron para presenciar la entrega de ambulancias a los municipios del área rural.
Fidel Herrera Ressini
Estuvo presente en la reunión donde se decidió evitar el arribo del Presidente y tomar medidas para “preparar la resistencia de Chuquisaca”. Ángel Vallejos, César Brie, Dora Copa y otros dijeron que Herrera junto a otros miembros del Comité Interinstitucional planificaron y movilizaron a los grupos de choque para que lleven adelante las vejaciones y golpizas, dio su consentimiento y estimuló para la materialización de esos hechos racistas.
Savina Cuellar
Asistió a la reunión donde se determinó rechazar la presencia de autoridades del Ejecutivo. En esa reunión se estableció la organización de grupos de choque y sus actuaciones. En fecha 22 de mayo fue utilizado el vehículo de su propiedad para trasladar personas e instrumentos de agresión. El 24 se encontraba arengando a los grupos de choque en contra de campesinos.
Fuente de los cuadros: Informe de la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados
Opositores ven ilegalidad
El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas; el asambleísta del PPB Germán Antelo y el diputado de UN Jaime Navarro, cada uno por su lado, rechazaron la suspensión del alcalde de Sucre, Jaime Barrón, y señalaron al MAS como el responsable de su alejamiento.
Costas dijo en ATB que el pueblo se expresó a través del voto para elegir autoridades y que ese voto debe ser respetado.
Antelo indicó que la suspensión es una “actitud antidemocrática, anticonstitucional, prepotente que el gobierno del MAS hace contra autoridades electas; esto es un abuso”.
Para Navarro, el MAS y sus aliados violaron el municipio de Sucre y la Constitución Política del Estado porque suspendieron al alcalde electo basándose en el artículo 48 de la Ley de Municipalidades, que fue derogado. Explicó que la Ley Transitoria 017 sólo autoriza aplicar los artículos que no van en contra de la Constitución.
Frente a ello, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, dijo que Barrón se está victimizando y quiere provocar violencia en Sucre.
Agregó que “Barrón sabía con mucha anticipación que tenía dos juicios, uno el caso Fancesa y el otro sobre los hechos raciales del 24 de mayo. Ahora está buscando la autovictimización y la violencia en Sucre”.
El diputado Fabián Yaksic (MSM) indicó que el alcalde suspendido debe acatar la resolución del Concejo.
Por su lado, la alcaldesa interina de Sucre, Verónica Berríos, dijo que Barrón contrató a dos acusados por los hechos racistas de 2008, entre ellos Jhamil Pillco, como jefes en el municipio.
El martes, alcaldes de la FAM analizarán la situación de Barrón.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-06-20&idn=21526

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog