Síguenos por correo electrónico

1.6.10

El INRA revierte tierras de la familia Monasterio

El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) revirtió al Estado 13.184 hectáreas de tierras tituladas a favor de la familia Monasterio por incumplimiento de la Función Económica y Social (FES), ubicadas en la provincia Ángel Sandóval del departamento de Santa Cruz.
El director nacional del INRA, Juan Carlos Rojas, explicó que los predios se denominan Monterrey I, de propiedad de Patricia Monasterio de Krutzfeldt y Osvaldo Monasterio Nieme; Monterrey II, de Fernando Monasterio Nieme; y San Agustín, de la Sociedad Trieste Agropecuaria S.A., de la familia Monasterio.
Las tierras fueron saneadas el año 2003 y transferidas a Carlos Alberto Suárez Valdivia (7.748 hectáreas), Celso Osinaga Parada (1.870 hectáreas) y a la industria El Ceibo S.A. (4.531 hectáreas), que tiene como socia a la familia Monasterio. La superficie total suma 14.150 hectáreas, de las que se revirtieron 13.183 hectáreas y fueron reconocidas 966 hectáreas.
El INRA también verificó irregularidades en las transferencias y fraccionamiento de los predios, pues incumplen requisitos legales establecidos en la Ley Nº 3545, de Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria.
“Estos predios no cumplen la Función Económica y Social por sí mismos, porque son predios individuales a nombre de determinadas personas”, Remarcó Rojas.
La autoridad del INRA lamentó que algunos propietarios de grandes extensiones de tierras que fueron tituladas de manera gratuita por el Estado procedan a dividirlas o fusionarlas sin haber realizado ninguna inversión.
Actualmente el INRA verifica el cumplimiento de la FES en 18 predios del territorio nacional, entre los que figuran empresas agropecuarias grandes y medianas.
“Están en todo el país, son todos aquellos predios que han sido titulados hasta dos años antes de 2010”, indicó rojas.
De acuerdo con el INRA, las 13.184 hectáreas que fueron revertidas al Estado por incumplimiento de la FES estarán disponibles para su posterior redistribución en el marco de la nueva política de tenencia de tierras establecida en la nueva Carta Magna.
MUTÚN
El Director del INRA recordó que su despacho está a la espera de un pronunciamiento oficial del Tribunal Agrario Nacional sobre el proceso legal que se sigue en dos propiedades del área de concesión a la empresa Jindal Steel Bolivia (JSB) para la explotación del hierro del Mutún, en la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz, y que casualmente están vinculadas con la familia Monasterio.
“Esperamos que el Tribunal Agrario se pronuncie sobre este tema, como en muchos otros casos, para que se puedan disponer de estas tierras”, apuntó Rojas.
PARA TOMAR EN CUENTA
Irregular: El INRA verificó que las tierras de los Monasterio no cumplían la Función Económica y Social establecida en la Carta Magna.
Falta: La familia Monasterio posiblemente fraguó la acreditación de la FES durante el proceso de saneamiento de sus tierras.
Traspasos: Tras la otorgación de títulos por el Estado, los predios fueron transferidos a terceras personas en medio de irregularidades.
Legalidad: De las 14.150 hectáreas de los predios Monterrey I, Monterrey II y San Agustín, sólo fueron reconocidas 966 hectáreas.
Revisión: El INRA actualmente está en proceso de verificar el cumplimiento de la FES en 18 predios de empresas ubicadas en todo el país.
Beneficio: Los predios revertidos por el INRA están disponibles para su posterior redistribución a familias que no tienen tierras.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-06-01&idn=20143

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog