Síguenos por correo electrónico

26.5.10

Jóvenes piden políticas sobre derechos sexuales

Los adolescentes piden a las autoridades impulsar políticas integrales sobre derechos sexuales y derechos reproductivos debido al elevado índice de embarazos no planificados que ocasionan, entre algunos problemas, deserción escolar.
Sugieren la creación de centros multidisciplinarios que brinden información y las unidades educativas asuman como una materia transversal, con el objetivo de que los estudiantes se informen y asuman conciencia de sus derechos sexuales.
La educadora Sorel López, del Centro de Orientación Sexual y Reproductiva, afirmó que hay varias instituciones que trabajan con la temática, pero que no llegan a los barrios periurbanos, donde los embarazos no planificados son elevados.
Informó que las adolescentes que quedan embarazadas constituyen el 16%, de las que el 13% llegan a ser madres. Los números crecen con la edad. En 2003, el 2,3 por ciento de las adolescentes de 15 años eran madres, proporción que crece hasta 21% entre jóvenes de 18 años.
López sugiere que los centros de salud, que dependen del ministerio del área, sean amigables con los adolescentes para informar sobre los métodos anticonceptivos porque ayudan a evitar los embarazos.
La coordinadora de Jóvenes Católicas por el Derecho a Decidir, Claudia Arroyo, sugiere que el problema se aborde en tres frentes: preventivo, formativo y autoestima. Y trabajen en él profesores, profesionales en salud y papás, que muchas veces se convierten en una barrera que impide que los jóvenes reciban información. La institución informa a los adolescentes sobre prevención, ya que le preocupa la elevada taza de embarazos en el país y la falta de centros especiales que informen a las parejas adolescentes sobre sus derechos sexuales y derechos reproductivos.
El tema debe tratarse como materia transversal en la currícula educativa, porque existen pocas instituciones que ayudan a los adolescentes para prevenir embarazos. CIES sólo alcanza a 14 colegios de manera coyuntural y no permanente.
La falta de prevención trae múltiples consecuencias, como la deserción escolar. En La Paz, de 170.000 estudiantes que cursan la primaria y secundaria, 6.500 abandonan los estudios y cerca de 2.500 lo hacen a causa de un embarazo precoz. El Alto es la ciudad donde existe mayor número de embarazos en adolescentes, por ejemplo, uno de cada 10 nacimientos en Bolivia corresponde a una madre adolescente. Esto significa 25 mil nacimientos anuales, sobre todo en el área rural.
La prevención es muy importante, porque una adolescente que pasa por un embarazo no planificado sufre consecuencias como la discriminación de parte de su familia y profesores, manifestó Arroyo.
Explicó que los jóvenes deben recibir ayuda psicológica porque la sociedad es muy conservadora, como consecuencia, muchas mujeres acuden a centros clandestinos donde practican abortos.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-05-26&idn=19780

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog