Síguenos por correo electrónico

17.4.10

Rafael Quizhpe habla de la conformación de la mesa 18: "Necesitamos coherencia en el discurso y en la práctica"

Entrevista con el tata Rafael Quizhpe, el Mallku de industrias extractivas del CONAMAQ
¿Qué opina sobre la cumbre y sus objetivos?
La cumbre es un espacio de incidencia donde se producirán los lineamientos para llegar a la COP de México, tras el fracaso de la cumbre en Copenhague.
El objetivo de la cumbre es incidencia mundial para sensibilizar a los gobiernos sobre la necesidad de reducción de gases que producen el efecto invernadero.
¿Qué demandas va a presentar su organización en la cumbre de cambio climático?
A nivel nacional queremos promover la ley de madre tierra,a nivel internacional, mediante la ONU queremos promulgar la ley de Derechos de Madre Tierra, bajo su paraguas. Creemos que es necesaria la creación de un tribunal internacional de justicia climática para sancionar a las empresas que están dañando al medio ambiento. Este corte internacional debería tener poder coercitivo, vinculante y sancionador.
En el tema de los bosques le decimos no al mercado de carbono. Consideramos que la transferencia de la tecnología debería ser gratuita.
¿Por qué surgió la necesidad de la conformación de la mesa 18 en la cumbre?
Los conflictos socio-ambientales no se constituyen solamente en el tema interno pero a través de los casos emblemáticos como es el caso de Corocoro, el Bloque Lliquimuni e IIRSA se convierten en los conflictos a nivel mundial. Ahora deberíamos hablar de los modelos de desarrollo y de la reducción de contaminación. Necesitamos una coherencia en el discurso y en la práctica. Venezuela y Bolivia no practican lo que dicen. 80% de los recursos del Estado vienen del petróleo y de la minería. Nosotros respaldamos la cumbre como medio para hacer una incidencia mundial.Vamos a estar en la mesa 18 y vamos a sacar resoluciones. Las resoluciones de las mesas deberían ser vinculantes para el gobierno. Hemos observado que el proceso de cambio se ha desviado. El CONAMAQ se considera una autoridad moral para decirle al hermano Evo Morales que se está equivocando.
¿Cuál es su evaluación de la situación actual en cuanto al conflicto Corocoro?
Nosotros hemos hecho numerosos esfuerzos e intentos para llegar a los acuerdos con el Estado. Ahora estamos en la segunda etapa de documentación de todos los avasallamientos y las violaciones que se han cometido durante la ejecución de este proyecto minero. Se ha violado el derecho al agua, a la consulta, a vivir en un medio ambiente sano, a la buena calidad de vida. Nuestras instituciones amigas nos están ayudando a recopilar la información sobre la violación de los derechos colectivos y la identificación de los impactos socio-ambientales. Una vez el caso este documentado lo vamos a presentar ante la corte superior de justicia y en caso de no obtener respuesta positiva vamos a ir a los tribunales internacionales. Consideramos que el Convenio 169 y la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas no son objetos de reglamentos porque hablan de Derechos Humanos
Fuente: Observatorio de Derechos Humanos y de los Conflictos Socio-Ambientales

Páginas vistas en total

Archivo del blog