Síguenos por correo electrónico

21.4.10

Naomi Klein: Hay que adoptar medidas coercitivas y castigos para asegurar el cumplimiento del protocolo de Kioto


Miércoles, 21 de abril. Hoy se llevó a cabo el panel sobre la deuda climática en el marco de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. El evento contó con la participación de Naomi Klein, la famosa periodista e investigadora del movimiento antiglobalización.
Los panelistas señalaron que la deuda climática no se limita solamente a la cuestión financiera pero está relacionada principalmente con la extracción excesiva de los recursos naturales y el sobre-consumo. Remarcaron que algunos países quieren escapar de su obligación histórica de pagar la deuda y tratan de resolver la crisis climática con las estrategias que están regidas por las reglas del mercado. Enfatizaron en la importancia de detener la acumulación de la deuda y propusieron las acciones inmediatas que se deben emprender para contribuir al tratamiento de la crisis climática: la transferencia tecnológica y la reducción del uso de los combustibles fósiles.
Según Mathew Stilwell del Instituto para la Gobernanza y el Desarrollo Sustentable, es esencial que las poblaciones que sufren por los efectos del cambio climático- los pueblos indígenas, las comunidades forestales y los grupos más empobrecidos de los países en desarrollo- reciban la compensación y los medios necesarios para adaptarse a la crisis medioambiental de parte de los países industrializados. Es igual de importante, considerar la problemática de los migrantes climáticos. Estos deberían ser recibidos y atendidos por los países del norte. Así mismo, todos los países deberían firmar la declaración sobre los derechos de la madre tierra.
La prestigiosa investigadora y periodista Naomi Klein afirmó que los países del norte tienen una responsabilidad especial para reconocer y asumir las consecuencias del cambio climático. “Es necesario combatir el cambio climático de la manera que no fomente la desigualdad”. En su discurso, la canadiense condenó la cumbre del Copenhague: “Fue un espectáculo de los países ricos. Observar los países como Bolivia teniendo que luchar por su sobrevivencia fue muy doloroso. Lastimosamente, los países más resistentes para aceptar el cambio climático son los más preparados para enfrentarlo. Actúan como si tuvieron el derecho a dictar las condiciones de las negociaciones”.
La ensayista resaltó la importancia de adoptar medidas coercitivas y castigos para asegurar el cumplimiento de las resoluciones del protocolo de Kioto.
Según Beverly Keene, la coordinadora internacional del Jubileo Sur, los países en desarrollo deben asumir su rol como acreedores de la deuda climática y asegurar que sus gobiernos tengan fuerzas para exigir su pago. “Tenemos que organizarnos para reclamar a los países del norte, a los gobiernos, a las empresas para que cumplan con sus obligaciones de reducir las emisiones de carbón. No estamos rogando a nadie, estamos defendiendo nuestros derechos y derechos de la madre tierra. Hay que exigir a nuestros gobiernos la unidad y la fuerza en procesos de negociaciones”.
Fuente: Observatorio de Derechos Humanos y los Conflictos Socio- Ambientales.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog