Síguenos por correo electrónico

5.3.10

Se van a debatir distintas visiones sobre la adecuación de la ley agraria al nuevo marco constitucional

La semana pasada los funcionarios del CEJIS Santa Cruz y los representantes de la Central Sindical Única de Trabajadores Campesinos Andres Ibañez y la Subcentral Única de Trabajadores Campesinos de La Guardía se reunieron con el Viceministro de tierras Victor Camacho. El objetivo de la reunión fue la definición de líneas de trabajo conjuntas.
El viceministro expresó su interés en recibir propuestas de las organizaciones sociales y establecer mesas técnicas sobre la adecuación de la ley agraria al nuevo marco constitucional. Hasta la fecha la única iniciativa legislativa fue presentada por la Confederación Sindical Única de los Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB). Los representantes de este sector redactaron el proyecto de la ley de tierras desde la visión campesina.
El viceministro remarcó la necesidad de definir una metodología para consensuar una norma que recoja las expectativas de diferentes sectores. El rol del Viceministerio de tierras en este proceso sería el de acompañar el desarrollo de la propuesta desde las organizaciones y movimientos sociales. Los puntos claves de este debate estarían centrados en las implicaciones de la figura de la Tierra Comunitaria Campesina, los tipos de la propiedad agraria y las modalidades de saneamiento.
Según los miembros del CEJIS, un posible punto de partida en este debate es darle la continuidad al trabajo de la mesa técnica de la Ley de Reconducción Comunitaria y recuperar otro antecedente importante que es el proyecto de la ley fundamental agraria de Genaro Flores. En tal sentido, las percepciones del sector campesino deberían ser recogidas y revisadas junto con otras visiones, incluida la propuesta de los pueblos indígenas y del Movimiento sin Tierra (MST). El eje de este proceso debería estar enfocado en la distribución equitativa de las tierras y Recursos Naturales. Según el procedimiento delineado en la CPE todas las leyes deberán ser elaboradas con la participación de la población que ejerce el control social.
Por su lado, los representantes de la Central Sindical Única de Trabajadores Campesinos Andres Ibañez y la Subcentral Única de Trabajadores Campesinos de La Guardia remarcaron la necesidad de establecer espacios de discusión y generar confianza entre los sectores indígenas y campesinos para trabajar conjuntamente el nuevo marco agrario. Resaltaron la importancia de recuperar los principios originados en la lucha histórica del movimiento campesino y el movimiento indígena cuya alianza conformó el Bloque Oriente. Las organizaciones campesinas e indígenas deberían unirse con el objetivo de construir una ley que incluya la visión de diferentes actores y que pueda contribuir a la protección del medio ambiente y combatir la corrupción.
Así mismo, en la reunión se trató la propuesta del decreto para la protección de los derechos colectivos de los segmentos del pueblo ayoreo en aislamiento voluntario. El borrador del decreto se encuentra actualmente en el proceso de negociación y revisión con el Viceministerio de Tierras.
CEJIS manifestó también su preocupación respecto a la crisis del INRA, ya que esta institución no emite resoluciones pendientes desde las gestiones de los gobiernos anteriores. El viceministro se comprometió a exigir los informes correspondientes del INRA nacional y departamental y asignar los funcionarios para acelerar los procesos que están a la espera de resolución.
En las próximas semanas se tienen previstas más reuniones orientadas a definir y coordinar los espacios de discusión sobre la nueva normativa agraria.
CEJIS

Páginas vistas en total

Archivo del blog