Síguenos por correo electrónico

11.1.10

Un millar de discapacitados se insertará laboralmente

Las personas de este sector de la sociedad serán capacitados en áreas como textiles, gastronomía, artesanía y otros.

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social cuenta con un presupuesto de 5,5 millones de bolivianos para capacitar a un millar de discapacitados del país en diferentes rubros como textiles, gastronomía, artesanía y otros, con el objetivo de insertarlos laboralmente.

La directora del Programa Desarrollo de Capacidades e Inserción Laboral para Personas con Discapacidad, Patricia Apaza, informó que la inscripción de interesados comenzó a fines del pasado año y continuará hasta alcanzar la cifra acordada.

El objetivo del plan es incluir en el mundo laboral a las personas con capacidades especiales en diferentes emprendimientos productivos, promover los componentes de intermediación laboral, certificación en competencias y capacitación técnica.

Informó que la capacitación se desarrollará en la ciudades de El Alto, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí y Oruro. Se prevé que las clases comenzarán a fin de mes, aunque se debe llenar un cupo de 25 participantes por cada sector.

Explicó que los discapacitados serán capacitados durante tres meses, luego harán una pasantía de dos meses en empresas públicas, privadas y centros de desarrollo empresarial, para su posterior inserción laboral o se articularán con otros programas de emprendimientos productivos como Produzcamos Juntos, que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

Apaza indicó que las personas que participan en el programa recibirán en los tres meses de capacitación 3.306 bolivianos y durante la pasantía 1.056 bolivianos, lo que hace un total de 5.362 bolivianos cubiertos con recursos económicos del Fondo Nacional de Solidaridad y Equidad.

Las personas con discapacidad interesadas en el plan deben inscribirse en las unidades promotoras de empleo del Ministerio de Trabajo, ubicadas en las jefaturas departamentales. Entre los requisitos se establece que deben contar con 16 años como mínimo y poseer un carnet de discapacitado conferido por el Comité Departamental de las Personas con Discapacidad (Codepedis) o del Instituto Boliviano de la Ceguera (IBC).

Las personas deben provenir de hogares de escasos recursos económicos, pueden tener o no con experiencia laboral, deben contar con disponibilidad a tiempo completo para participar en las fases de capacitación y pasantía o práctica laboral, deben saber leer, escribir y realizar las operaciones matemáticas básicas.

“La discapacidad no es incapacidad, las personas con discapacidad tienen mucho que dar, lo que necesitan es una oportunidad para demostrarlo y eso es lo que nosotros estamos viabilizando”, expresó.

El plan de inserción laboral para las personas con discapacidad fue hecho posible mediante la emisión del Decreto Supremo 256, que reglamenta el uso de los recursos del Fondo Nacional de Seguridad y Equidad, que cuenta con 40 millones de bolivianos y que fue aprobado el 19 de agosto del pasado año.

Estos recursos económicos fueron conseguidos por las organizaciones de las personas con discapacidad, que exigían el pago de un bono, que tras un acuerdo con el Ministerio de Trabajo y otras instancias, acordaron hacer viable este programa.

Una vez que las personas con discapacidad encuentren trabajo, deberán percibir un salario y todos los beneficios, tal como manda la Ley General del Trabajo. No existe una cuantificación sobre el número de discapacitados en el país, aunque la Misión Moto Méndez comenzó con un diagnóstico integral de este sector de la sociedad en Bolivia.

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-01-09&idn=13139

Páginas vistas en total

Archivo del blog