Síguenos por correo electrónico

12.11.09

La Ciudad más verde de Europa pone a la orden de Bolivia su experiencia en generación de energía alternativa

La vicepresidenta del gobierno municipal de la ciudad sueca de Växjö, Charlotta Svanberg, saludó el jueves las políticas de industrialización perfiladas por el gobierno de Evo Morales en Bolivia, al que ofreció cooperación, principalmente en materia de generación de energía alternativa.

Svanberg expresó su sentir al embajador de Bolivia, Milton Soto Santiesteban, al que expresó la amistad de su comuna con el gobierno boliviano y apoyo al desarrollo industrial boliviano, durante un encuentro en la sala de conferencias de la Casa Municipal de Växjö.

En la ocasión, la representante política del Partido Socialdemócrata sueco, que desempeña la Vicepresidencia del gobierno municipal de esta ciudad, calificó de importante la visita del diplomático boliviano, para propiciar el acercamiento entre los pueblos de Suecia y Bolivia.

El representante boliviano explicó que su gestión, cuando ya han transcurrido en Suecia cerca de seis meses, se encuentra aún en una etapa de exploración de perspectivas comerciales y de turismo que en el futuro pudieran favorecer a Bolivia.

"El Estado sueco tiene suscrito con Bolivia un programa de cooperación quinquenal por un monto aproximado de 30 millones de dólares por año, destinados a proyectos sociales en distintos puntos del país» manifestó.

Informó, asimismo, que en marzo de este año el Ministerio sueco de Cooperación Internacional ha suscrito con la cancillería boliviana una Carta de Intenciones para emprender acciones en las áreas de medio ambiente, agua y cambio climático, justicia y educación.

La intención de Bolivia es ampliar ese marco de cooperación bilateral en proyectos de mayor alcance y de desarrollo, preconizó el embajador.

Adelantó que autoridades del gobierno de Bolivia tiene la intención de efectuar una visita a Kiruna, el mayor centro minero de Suecia para desarrollar la industria de acero en ciernes en el país andino amazónico.

"Para el gobierno boliviano es un tema fundamental. Estamos asociados con (la siderúrgica india) Jindal Steel, en la explotación de los yacimientos de hierro en el (yacimiento) Mutún (en el extremo oriente de Bolivia), y podríamos mirar la industrialización del hierro y el acero con el ejemplo sueco", afirmó.

Otra de las iniciativas que el embajador boliviano se ha propuesto explorar es la posibilidad industrial que Suecia podría ofrecer para la explotación en el país andino amazónico de los yacimientos de litio, en el inconmensurable Salay de Uyuni, en los Andes de Bolivia.

Para ello ha tomado un primer contacto con la empresa sueca automotriz Volvo que se prepara para construir autos eléctricos en Brasil.

A su turno Svanberg patentó la decisión política de su comuna para un fuerte relacionamiento con Bolivia, principalmente en materia energética.

"Queremos mostrar a ustedes nuestras principales y estratégicas empresas de energía alternativa, que han logrado en el terreno internacional el reconocimiento para nuestra comuna como la ‘Ciudad Más Verde de Europa’, por la aplicación de programas de saneamiento ambiental para preservar la vida y la naturaleza en el futuro», dijo.

El coordinador internacional de la oficina de Planeamiento y Desarrollo de la Comuna, Johan Thorsell, explicó, por su parte, al embajador Soto Santiesteban, que en 2007 la British Broadcasting Corporation otorgó el título de Ciudad Más Verde de Europa a la comuna de Växjö, por los resultados logrados en la preservación de bosques, ríos y lagos.

También, por la reducción en la utilización de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), que producen un alto grado de impacto ambiental.

Vaxjö es una ciudad de algo más de 80.000 habitantes, situada al sur de Suecia, rodeada de bosques y grandes lagos.

«Hace algunos años los lagos de esta provincia estaban fuertemente contaminados, pero ahora se han recuperado», dijo Thorsell.

Esta tendencia es común en toda Suecia, donde se ha decretado una campaña global contra el petróleo: cada año consigue reducir la emisión de CO2 mediante la sustitución de combustibles fósiles por energías renovables.

Soto Santiesteban recorrió las instalaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Posteriormente se dirigió a la planta generadora de energía eléctrica (Växjö Energi AB) que, según explicaron los anfitriones ha logrado una drástica reducción de emisiones de CO2, con la adopción de la llamada energía alternativa por su posibilidad de renovación.

Los reactores funcionan con desechos del bosque.

Otro de los proyectos de los que se enorgullece a Växjö es la construcción de apartamentos de madera tratada y es el experimento más reciente que apoya la comuna para abaratar costos del sistema de calefacción domiciliaria con la instalación paneles de energía solar.

Más de un tercio de la electricidad del municipio de Växjö proviene ahora de plantas locales con sistemas de generación de fuentes renovables, como la misma biomasa, pero también biogás -producido en la misma ciudad- y energía eólica y solar, con nuevas placas en los tejados de edificios públicos.

"Vayas donde vayas los suecos hablan de la misma cosa", dijo en tono de sorpresa Soto Santiesteban a la conclusión de su periplo por los principales centros industriales de la comuna de Växjö, empeñada en sustituir unas fuentes energéticas más contaminantes por otras más respetuosas con el medio ambiente.

Mencionó, el embajador sudamericano, que en la sociedad boliviana hay mucho desperdicio de los recursos energéticos no renovables y mal aprovechamiento de la energía renovable.

"Por ejemplo los sistemas del tratamiento de aguas que existen en Bolivia son tecnologías flojas, en el sentido que deja muchas cosas al azar, porque se ocupan sólo de una parte de la cadena y no cierran el circuito. Aquí en Växjö he podido apreciar que desarrollan un proceso para que el agua vuelva a su origen", afirmó..

Los suecos muestran una mayor preocupación por el cuidado del oro azul, agregó en contraste.

Soto Satiesteban manifestó su intención de plantear a las autoridades de su gobierno los avances de la tecnología que los suecos utilizan en ese rubro para ser adaptados en Bolivia.

El tema que ha captado el mayor interés del diplomático boliviano es el tratamiento de maderas.

"Los suecos han desarrollado durante mucho tiempo un conocimiento sobre el tratamiento de maderas, y podríamos, en Bolivia, adaptarlos en nuestros bosques», dijo.

El bosque sueco es un recurso natural importante y constituye la base de la industria forestal sueca con más de 2.000 aserraderos.

Mediante estrictas leyes y regulaciones vigentes, se promueve un esmerado cuidado del bosque en todo el país. El bosque sueco se compone básicamente de coníferas, pinos y abetos, y es explotado como cualquier otro cultivo agrícola.

http://abi.bo/#

Páginas vistas en total

Archivo del blog