Síguenos por correo electrónico

16.11.09

Entregan 10 cisternas y 108 toneladas de alimentos a afectados por sequías

Cochabamba.- El Órgano Ejecutivo entregó a las zonas chaqueñas afectadas por la sequía en Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca 108 toneladas de alimentos y 10 cisternas para proveer agua potable, dijo ayer la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Julia Ramos.

“A pesar de la gran ausencia de las Prefecturas que dejaron a su suerte y desamparados a comunidades afectadas, el Órgano Ejecutivo entregó 10 cisternas y 108 toneladas de alimentos”, afirmó.

En los últimos días, Ramos y los ministros de Medio Ambiente y de Obras, René Orellana y Walter Delgadillo, y el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco, se reunieron con los alcaldes de las poblaciones que sufrieron los efectos de los desastres naturales.

La Ministra señaló que las toneladas de alimentos consisten en fideo, arroz y aceite para comunidades afectadas por la crisis alimentaria provocada por la sequía.

La comitiva gubernamental recorrió varias zonas del Chaco boliviano, donde vieron con preocupación que la sequía afecta al ganado causándole la muerte por la falta de agua y alimentos.

Ramos expresó que en el occidente boliviano, la sequía afecta a zonas del altiplano, donde no existe agua y forraje para el ganado vacuno y camélido.

La ministra espera que las precipitaciones pluviales en algunas regiones contrarresten los efectos de los desastres climáticos, el problema de la sequía y el calor alarmante, sobre todo, en el Chaco.

El Gobierno hace unos días presupuestó 70 millones de bolivianos para atender las emergencias y los desastres naturales, en las zonas afectadas tanto en el Chaco como en el altiplano, que a la fecha deja un saldo dramático, con la muerte de centenares de cabezas de ganado bovino, vacuno, y otros; además de la pérdida de extensas zonas agrícolas.

Del presupuesto de emergencia, el Ministerio de Defensa destinó 3 millones de dólares a la compra de alimentos, vituallas y carpas. Explicando que todo el material ya fue adquirido y en un 80 por ciento ya se repartió tanto en el Chaco como en el occidente.

El Chaco tarijeño, chuquisaqueño y cruceño, sufren por la escasez de agua desde hace por lo menos cuatro meses, afectando directamente a la actividad ganadera. Algunos Concejos municipales ya han emitido la ordenanza que declara zona de emergencia y de desastre a sus respectivas jurisdicciones.

El Director de Defensa Civil, Cnl. Hugo Uriona, informó que los sectores más afectados son Macharetí, Huacaya y parte de Monteagudo. Remarcó que en Chuquisaca se conoce que al menos 250 familias de las provincias Luis Calvo y Hernando Siles están afectadas.

Se estima que dos millones y medio de cabezas de ganado están en riesgo en el Chaco y el altiplano. Las lluvias llegarán a fines de este mes en el occidente y en diciembre en el Chaco. Los cuatro departamentos más afectados son La Paz, Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz.
http://www.eldiario.net/

Páginas vistas en total

Archivo del blog