Síguenos por correo electrónico

13.11.09

El MAS concluye que La Torre financió a Rózsa

Marco Chuquimia. La Paz

El informe del MAS del caso terrorismo tiene la conclusión de que fue el grupo La Torre el que organizó todo y financió a la supuesta banda liderada por Eduardo Rózsa. Además de calificarlos como un comando político organizado, afirman que La Torre estaba integrada por gente de confianza del prefecto cruceño, Rubén Costas.
Según este informe, La Torre organizó la elección de Costas como prefecto, luego contrató una empresa estadounidense, Newlink, para que realice monitoreo y definición de estrategia de campaña. Esta empresa habría trabajado en el stand de Cotas que luego fue utilizada por el grupo de Eduardo Rózsa Flores. “Lo disfrazaban como una oficina de coordinación de las instituciones cruceñas”.
“En su cuarta etapa, sigue el documento, coordinaba y convocaba reuniones para tratar temas políticos y estrategias de lucha contra el Gobierno”. En todo esto no se mencionan las pruebas ni declaraciones que fundamenten su hipótesis.
El documento fue aprobado en medio del escándalo. Los oficialistas aprovecharon el despiste de los opositores, que salieron de la comisión para declarar en los noticiarios de televisión. Allí convocaron la votación y aprobaron su informe, aún sin conclusiones.
Cuando los dos diputados opositores retornaron, era tarde, ya se había aprobado un solo informe. Ése fue el punto de quiebre, el MAS aceptó la lectura del informe de la oposición, pero ya no fue incluido en otra votación. El diputado Montenegro calificó como una “jugada sucia” la estrategia masista.
El documento aprobado hace referencia a las declaraciones de las empresarias Eva Sara Landau y Kathy Rabzuk, que afirmaron que el grupo La Torre “movía dinero”, entre $us 100.000 a 180.000 mensuales. Como declararon los diputados oficialistas, el coordinador de La Torre era Orlando Justiniano y que uno de los principales impulsores del grupo era Hugo Achá. Afirman también que en las reuniones que tenían participaba Eduardo Rózsa, pero con otros nombres.
Por ello recomiendan a la Fiscalía que se investigue a Orlando Justiniano, que es considerado ‘pieza clave’ y que se haga extensiva a la empresa Newlink, porque los oficialistas creen que fue por una orden superior que esa empresa dejó el stand de Cotas para entregar el espacio al grupo de Rózsa.
Los oficialistas no mencionan de forma contundente al prefecto Rubén Costas ni al ex líder cívico Branko Marinkovic.
No se nombra al presunto ‘testigo clave’, Ignacio Villa Vargas; a los ex unionistas Alcides Mendoza y Juan Carlos Gueder se los cita en sus declaraciones que implican a personas.
No se toma en cuenta los videos que aparecieron últimamente; aunque se cita algunos de los chats que fueron transcritos y entregados a los diputados en sobres anónimos, este último punto fue censurado por los opositores, que observan que se tome en cuenta sólo las partes que le interesa al oficialismo.
La comisión declaró un cuarto intermedio hasta el lunes, a las 15:00, para considerar las conclusiones del informe. Es poco probable que los opositores asistan a esta cita.


En detalle

- Tiempo. La reunión de los diputados estaba prevista para las 16:00, pero la misma empezó media hora más tarde y la lectura del primer documento se inició a las 17:00 y concluyó a las 20:00.

- Amedrentado. El diputado Pablo Banegas denunció que durante toda la jornada recibió amenazas por teléfono que mencionaban la seguridad de su familia e incluso le mencionaban a parientes cercanos en Santa Cruz.

- Sin datos. El embajador de Inglaterra, Nigel Baker, afirmó que no recibió solicitud para coordinar las labores de los opositores que viajarán a Europa.

- Enemistad. Al abandonar la sesión, los diputados opositores mencionaron: “Está declarada la guerra”, y se negaron a brindar una conferencia de prensa con todos los oficialistas.

- Operativos. El documento también señala a cinco personas como los “intermediarias y administradoras” del grupo: Hugo Achá, Alejandro Melgar Pereira, Luis Hurtado Vaca, Lorgio Balcázar y el detenido Gelafio Santistevan.

- Integrantes. El documento, en su parte inicial, hace referencia a la conformación del grupo, quién era cada uno de los integrantes y los antecedentes que tenía cada uno de ellos. En la lista de ‘extranjeros’ están: Dwyer Michael Martin, Elöd Tóásó, Gábór Dudog Dudog, Gaspar Daniel, Eduardo Rózsa, Magyarosi Árpád, Pistovcak Ivan, Támas Lajos Nagy y Tibor Révész, figura también el boliviano Mario Francisco Tadic Astorga.


Los opositores ven muchos cabos sueltos
El documento, de 80 páginas, presentado por la oposición como su informe preliminar, hace notar que existen demasiados cabos sueltos en la investigación congresal. Se quejan de la actuación del presidente de la Comisión, César Navarro, que no volvió a citar a testigos clave, como el ministro de Gobierno, Alfredo Rada; el comandante de la Policía, Víctor Hugo Escóbar; el ex jefe de la Utarc Wálter Andrade y al propio presidente del Estado, Evo Morales.
Deja abierta la posibilidad de que haya habido una pelea entre Eduardo Rózsa y el Gobierno, que en el hotel Las Américas se haya dado un encuentro entre el grupo y la seguridad de Morales el 14 de abril que haya provocado una ruptura, lo cual derivó en sus muertes. A esto se suma que, desde la cárcel, Mario Tadic contradijo a Andrade y aseguró que el capitán era infiltrado en el grupo.
http://www.eldeber.com.bo/2009/2009-11-13/vernotanacional.php?id=091113004006

Páginas vistas en total

Archivo del blog