Síguenos por correo electrónico

1.10.09

Alpire reaparece y asegura que hubo enfrentamiento en Pando

Testigo. Para los diputados es rebelde a la justicia, pero nunca fue citado

Blusher Alpire es el denominado 'Persona rebelde' número 54 del Informe Conclusivo de la Comisión Especial de la Cámara de Diputados que investigó los hechos del 11 de septiembre de 2008 de Pando; sin embargo, nada de lo que él cuenta figura en dicho documento. Su nombre fue el último en ser incluido y con eso, luego de que la Cámara de Diputados lo apruebe (fue elaborado sólo por parlamentarios oficialistas y el MAS tiene mayoría absoluta para ratificarlo), Alpire será perseguido por la Fiscalía.

 La última vez que apareció en público fue el 19 de enero, en una conferencia de prensa en el Senado. Dijo que el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; el alcalde de Filadelfia, Antonio Aguilera; y el ex alcalde de Cobija Miguel Becerra le dieron dinero para comprar armas para los campesinos que marcharon desde Riberalta hasta Cobija y que murieron en Porvenir el 11 de septiembre. También contó que hizo detenciones y confinó gente colaborado por policías y militares, pero después desapareció.

La última vez que habló con EL DEBER fue el 18 de septiembre de 2008, en Filadelfia. El entonces defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, visitaba Filadelfia para levantar testimonios de la reciente matanza y este hombre gordo y alto se pegaba a los periodistas para escuchar qué preguntaban.

Se quedó al lado de Jorge Borobobo, un hombre flaco que impresionaba porque tenía tres impactos de bala: uno en la mejilla, otro en el pecho, a la altura del corazón, y otro en el antebrazo izquierdo. Cuando todos siguieron a Albarracín, Alpire ofreció fotografías de los hechos, tomadas con una cámara casera. Allí estaba Pedro Oshiro con la sangre aún fresca sobre la cara, las motocicletas ardiendo, la camioneta Dodge roja que manejaba Oshiro chocada contra otra y los campesinos que marchaban entrando a Porvenir.

El martes por la noche, en el programa televisivo Sin Letra Chica, Alpire contó que hubo enfrentamiento; que lo que desató el tiroteo no fue una señal de la Policía, sino la ambulancia que entró a Porvenir con el cuerpo de Oshiro; que él tenía una ametralladora en la camioneta blanca que luego ardió y estalló en una lluvia de proyectiles, que Borobobo estaba a su lado y que disparaba un rifle Marlin (con cargador), y que por eso los impactos de bala los tiene de frente, no en la espalda como cuando una persona está huyendo; que había al menos 16 rifles en total y balas suficientes para el enfrentamiento y que él también tuvo que cruzar a nado el río Tahuamanu para salvar su vida.

Alpire aseguró haber sido la persona de confianza de Quintana, Aguilera y Becerra, a tal punto que él decidía quién entraba y salía de Pando; que estuvo con la Unidad Táctica de Resolución de Crisis (Utarc) en la detenciones de confinados; que al comandante de esa unidad, Wálter Andrade, le decía 'Sucha', y que tenía tres sueldos estatales (figura ilegal): uno de la Administradora Boliviana de Caminos, otro de la Alcaldía de Cobija y un tercero del municipio de Filadelfia.

Alpire dijo que cayó en desgracia tras pelearse con el Gobierno. Asegura vivir oculto en Santa Cruz y que trabaja como operario de maquinaria pesada en aserraderos. Eso, hasta que los dueños o sus compañeros de trabajo lo reconocen. Entonces, abandona el trabajo, incluso sin cobrar su sueldo y desaparece, por miedo a ser denunciado.

  Otras revelaciones  

- Adquisiciones. Alpire recibió más de Bs 7.000 para comprar rifles, escopetas y municiones en Soberanía (frontera con Perú), donde adquirir armas es tan fácil como pedir pan.

- Narcotráfico. El pandino asegura que desde Perú pasan cientos de kilos de cocaína por Pando hacia Brasil. "Cuando acá agarran un kilo, allá pasan 500. Una persona se pone una mochila en la espalda en Perú y después de un día de caminata está en Brasileia", dijo.

- Temor. Asegura que su cabeza tiene precio y que si vuelve a Cobija hay una recompensa de $us 50.000 para quien lo mate. Responsabilizó a Miguel Becerra y Juan Ramón Quintana por si le pasa algo a su familia.

- Experiencia. De enero a esta parte ha sobrevivido realizando trabajos de operador de maquinaria pesada. Sabe manejar tractores skidder, motoniveladoras, retroexcavadoras y palas cargadoras.

- Confianza. La camioneta blanca que estalló en Porvenir era suya. La había comprado poco tiempo atrás en Guayaramerín.

- Unasur. Asegura que Rodolfo Mattarollo y su comisión no investigaron nada, que se dedicaron a comer churrasco en Filadelfia y que el alcalde Aguilera le dio un documento firmado, que luego usaron como informe, al extremo que citaron como muertas a personas que luego aparecieron vivas ante los medios.

http://www.eldeber.com.bo/2009/2009-10-01/vernotanacional.php?id=091001012756

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog