Síguenos por correo electrónico

21.9.09

YPFB dice que indígenas traban las inversiones

El presidente de YPFB dice que no se opone a las exigencias de los pueblos indígenas, sino a lo “sobredimensionado de sus demandas”. Anuncia la redacción de una norma que evitará la obstaculización de las inversiones.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) acusó a pueblos indígenas y organizaciones campesinas de obstaculizar la inversión comprometida para este año por las empresas petroleras.

El principal argumento esgrimido por YPFB es que estos sectores han sobredimensionado su pedido de indemnización y compensación, lo que ha postergado el inicio de trabajos de al menos dos compañías petroleras: Petrobras y British Gas (BG).

A inicio de gestión, las compañías petroleras que operan en el país comprometieron en sus cronogramas de trabajo y presupuesto una inversión cercana a los $us 600 millones. Sin embargo, al primer semestre, apenas ejecutaron $us 145 millones.

En entrevista con La Razón, el presidente ejecutivo de YPFB, Carlos Villegas Quiroga, dijo que la inversión programada para esta gestión no se llegará a cumplir debido a dos factores: las excesivas demandas de los pueblos indígenas y por la reformulación en algunos planes de inversión.

En el primer caso, el ejecutivo dijo que Petrobras y BG “han pedido formalmente postergar” una parte de sus inversiones para el próximo año. La petrolera brasileña realizaba trabajos de perforación en un pozo exploratorio en el campo Sábalo y el consorcio británico hacía labores de sísmica en el campo Palo Marcado. Ambos proyectos tenían la finalidad de aumentar los volúmenes de producción de gas natural.

Villegas añadió que la inversión programada por Petrobras era de $us 50 millones. En el caso de BG no proporcionó datos.

“La consulta y participación ha llevado a que todos los pueblos indígenas y organizaciones de campesinos tengan una demanda por indemnización y compensación. En muchos casos esa demanda y compensación excede con creces a la disponibilidad de la empresa, inclusive no guarda proporción con lo que piden versus las inversiones que realizan (las empresas)”, afirmó.

La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) de Itika Guasu se opone a que la brasileña Petrobras opere en el campo Sábalo hasta que sean atendidas sus demandas. El mismo caso ocurre con el pueblo Weenhayek en el campo Palo Marcado. Fuentes del sector petrolero informaron que ambas nacionalidades piden proyectos productivos y fuentes de trabajo para sus habitantes. “Los pueblos indígenas han sido empoderados por el Gobierno y se sienten con más derecho para reclamar lo que ellos consideran como justo”, dijo una de las fuentes consultadas por este medio.

La Constitución Política del Estado reconoce a los pueblos indígenas el derecho “a la participación en los beneficios de la explotación de los recursos naturales en su territorio”.

En ese marco, el presidente de YPFB anunció que el Ministerio de Hidrocarburos trabaja en una disposición legal que normará “todos los temas sociales” para que, en el futuro, “ya no sean un obstáculo para la inversión”.

Villegas fue enfático al señalar que el Gobierno no se opone a los derechos de los pueblos indígenas, sino a sus excesivas demandas. “No estamos en contra de los derechos de los pueblos indígenas, tienen todo nuestro respaldo, pero sus pedidos tienen que darse en el marco de cierta ecuanimidad y no de sobredimensionar demandas”, afirmó.

http://www.la-razon.com/versiones/20090921_006857/nota_249_881941.htm

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog