Síguenos por correo electrónico

27.9.09

Un muerto y varios heridos en nuevo conflicto por tierras

Decenas de yuracarés y avasalladores se enfrentaron por varias horas con palos, piedras e incluso con armas de fuego.

Un muerto y varios heridos fue ayer el resultado de un enfrentamiento por tierras entre decenas de yuracarés y colonos dedicados a sembrar coca de manera ilegal en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis), en el departamento de Cochabamba.

El incidente se produjo por la mañana a pocos kilómetros de la localidad Nueva Estrella cuando los indígenas intentaron expulsar a los cerca de 800 asentados que ocuparon la zona hace tiempo y no pertenecen a una federación o sindicato de la zona.

Los presuntos avasalladores respondieron a los yuracarés de manera violenta y se habría producido una pelea con palos, machetes, piedras e incluso con armas de fuego, por lo que las autoridades policiales cochabambinas enviaron un contingente de 35 efectivos al lugar apenas se conoció lo sucedido.

El viceministro de Defensa Social, Marcos Farfán, informó que el difícil acceso a la zona perjudicó la llegada de los uniformados, puesto que tuvieron que transportarse varios kilómetros por río y luego caminar por el monte. Los policías partieron a las 06.00 y apenas lograron su objetivo pasadas las 20.00.

La autoridad gubernamental dijo que luego se tuvo que enviar a 30 efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones Especiales (UTOP) de Cochabamba, para que se logre pacificar la zona y evitar un posible nuevo enfrentamiento.

“La mayoría de las personas que se asentaron de forma ilegal en esa zona se resiste a dejar el lugar hace tiempo, pese a que los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta realizan trabajos de erradicación en el Parque Nacional”, mencionó.

De acuerdo con el representante estatal, el informe sobre lo sucedido hasta las 23.00 estableció que uno de los asentados ilegalmente falleció en el enfrentamiento y fue identificado como Laureano Amargo. El comunario recibió el impacto de una bala calibre 22.

Entre los tres heridos está Fortunato Ramírez, quien también pertenece al grupo de avasalladores y fue lesionado, al parecer, por el impacto de un proyectil de escopeta. Del lado de los yuracarés se reportó que tres de ellos tienen contusiones.

Se trata de Jesús Dávalos, de la comunidad San Miguelito, y los hermanos Florencio y Agustín Noza, de la localidad San Benito.

El contingente policial que llegó al lugar logró apaciguar a los miembros de los dos bandos. Un grupo de 130 indígenas fue llevado a la comunidad San Miguelito.

El fiscal de Villa Tunari se trasladó a la población de Nueva Estrella para colaborar a dos representantes del Ministerio Público que ingresaron al sitio para establecer lo sucedido.

Una comitiva de funcionarios del Viceministerio de Tierras y del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) se trasladó también al sector del conflicto.

El Viceministro de Régimen Interior adelantó que se iniciará procesos legales contra quienes actuaron de manera violenta.

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2009-09-27&idn=8201

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog