Síguenos por correo electrónico

2.9.09

Piden fortalecer presencia del Estado en el chaco boliviano

El Defensor del Pueblo y la Asamblea de Derechos Humanos exigen acabar con la servidumbre y los abusos de patrones.

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDB) y el Defensor del Pueblo señalaron, por separado, que el Estado debe fortalecer su presencia en el chaco boliviano con el objetivo de acabar con la servidumbre, los abusos sexuales, el trabajo no remunerado, la falta de educación y otros males con los que viven los guaraníes.

La defensora del pueblo en suplencia legal, Rielma Mencias, recordó que la institución presentó un informe en noviembre de 2005 donde advierte las condiciones de explotación y abandono en que vivían los guaraníes en ese entonces.

Explicó que desde esa fecha poco se ha avanzado en la restitución de los derechos de los indígenas, como el acceso a salud, educación, trabajo remunerado y dotación de tierras, que deben ser atendidos por las autoridades de Gobierno.

Sugirió que el Estado, a través de sus tres poderes, debe incrementar su presencia porque las inspectorías de trabajo que funcionan son insuficientes para hacer cumplir la ley. La justicia debe sancionar con rigor a quienes explotan a los indígenas.

Señaló que la ausencia del Estado genera una vulneración de los derechos más elementales, donde personas particulares asumen roles que competen al Estado.

En tanto, el presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDHB), Rolando Villena, manifestó que la investigación de las Naciones Unidas es una constatación de que los guaraníes son esclavizados, por lo que el Estado debe montar una estructura para acabar con esta lacra en el siglo XXI.

Señaló que la investigación es una constatación de las denuncias que fueron presentadas por el Defensor del Pueblo y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, que pusieron en la agenda los abusos contra el pueblo indígena guaraní.

Afirmó que el Estado debe elaborar una agenda para acabar con las condiciones infrahumanas en que vive el pueblo guaraní, terminar con las relaciones de servidumbre, sancionar a los hacendados que explotan y violan a las mujeres o niñas, delitos que no tienen ningún castigo.

LA INVESTIGACIÓN

El Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas (NNUU) realizó una investigación donde constató que los guaraníes viven en la servidumbre, realizan trabajos forzosos, los niños son explotados por los hacendados y las violaciones a niñas son moneda corriente.

La organización internacional constató que los niños guaraníes alimentan gallinas, crían cerdos, pastorean terneros, desgranan maíz y lavan platos, que son considerados como trabajos “naturales” no remunerados por los patrones.

La práctica ancestral del “criadito” persiste porque niños guaraníes son separados desde pequeños y llevados a centros urbanos para servir en tareas domésticas, a cambio de educación, ropa y comida.

También hay evidencias de la explotación sexual. Se comprobó que niñas que sirven en las casas de sus patrones son embarazadas y devueltas a su comunidad, y queda en la impunidad el delito de abuso sexual, tipificado por el Código Penal.

El Foro Permanente de las Naciones Unidas (NNUU) exigió fortalecer la presencia del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social en las zonas del chaco para acabar con la explotación a la que son sometidos los indígenas del chaco boliviano.

En una de sus partes sobre los asuntos laborales, el Foro pide que los inspectores de trabajo reciban capacitación en materia de derechos humanos, derechos laborales y los derechos contenidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas.

Exige al Gobierno asegurarse que las autoridades garanticen la seguridad de los inspectores de trabajo y su libre acceso a las propiedades.

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2009-09-02&idn=6782

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog