Síguenos por correo electrónico

14.8.09

Restringen el ingreso a la zona de colonización

El ingreso a la zona de asentamientos en Santa Rosa del Abuná, Pando, está custodiado por militares. La noche del miércoles prohibieron el acceso a la prensa. Bravo afirmó que los campesinos tienen sus normas.

El acceso a los terrenos ocupados por los campesinos del Chapare que hace una semana llegaron hasta Santa Rosa del Abuná, en Pando, se encuentra controlado por al menos 10 militares y una docena de campesinos, algunos con machetes y palos, según pudieron evidenciar ayer medios de comunicación.

La red Unitel mostró imágenes de cómo en este lugar se instaló una tranca con un letrero que dice "Alto", vigilada por militares y campesinos migrantes que exigen documentos de identidad y credenciales a quienes intentan ingresar a la zona.

"¡Que se detenga! ¡Alto! No se puede ingresar. ¡Qué pasa acá! No se puede ingresar como animales", grita en las imágenes uno de los campesinos, mientras un militar ilumina con una linterna el rostro de una periodista a la que le exige su credencial, requisito que no fue suficiente para que pudiera ingresar al lugar.

El senador Paulo Bravo (Podemos) denunció que los colonizadores están aplicando su propio reglamento y que declararon a la zona como "área restringida", al igual que ocurre en el Chapare.

"¿Qué medio puede ingresar fácilmente al Chapare, Achacachi o Ayo Ayo? Lo mismo pasa ahora en Santa Rosa del Abuná. Incluso están creando sus federaciones para organizarse igual que allá (Chapare)", manifestó.

El Gobierno impulsa un plan de colonización y el último fin de semana trasladó hasta esa zona a 450 cocaleros en seis vuelos diferentes de un avión Hércules.

El presidente del Comité Cívico de Pando, Herbert Salvatierra, anunció que visitarán la zona y que presentarán las quejas pertinentes. "Son tierras de todos los bolivianos, no pueden restringirnos el acceso", protestó.

El dirigente cocalero Julio Salazar y la ministra de Desarrollo Rural, Julia Ramos, indicaron el martes pasado que otros 100 campesinos del Chapare se organizan para emigrar a Pando.

Denuncian abusos en Beni

El presidente del Comité Cívico del Beni, Jorge Llápiz, denunció ayer que efectivos militares están destrozando las casas de los pobladores de la comunidad Chivé, la provincia Ballivián del Beni, con el fin de "preparar el terreno para que lleguen campesinos de La Paz".

"Tenemos la información de que llegarán a (la provincia) Ballivián alrededor de 160 campesinos desde La Paz, con el claro objetivo de asentar gente con un fin electoralista", afirmó Llápiz.

El líder cívico denunció que los comunarios fueron despojados por las intervenciones militares. "Elevaremos la denuncia para que esto pare, no pueden dañar las casas y los cultivos de nuestros comunarios", señaló.

Llápiz convocó a la Defensoría del Pueblo y a la oficina de Derechos Humanos para visitar la zona y "constatar los hechos".

Anuncian cumbre de cívicos

El 17 de agosto se realizará en Trinidad, Beni, la denominada Cumbre de Comités Cívicos de todo el país, con el fin de tomar medidas sobre los asentamientos humanos que impulsa el Gobierno en Pando.

"Celebraremos una reunión con los presidentes de los comités cívicos, las conclusiones serán para tomar decisiones sobre los asentamientos en Pando. Podemos implementar una huelga de hambre como medida de protesta", indicó a La Razón el presidente del Comité Cívico del Beni, Jorge Llápiz.

El cívico aseguró que no se invitó a los prefectos del Consejo Nacional Democrático (Conalde) porque consideran que la reunión tiene un carácter "exclusivo entre dirigentes cívicos. El anuncio lo haremos nosotros".

http://www.la-razon.com/versiones/20090814_006819/nota_247_861339.htm

 

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog