Síguenos por correo electrónico

20.8.09

Los colonos aún esperan por la tierra prometida

Según el INRA, la dotación será colectiva y se delimitará el territorio de acuerdo con el número de personas que conformen cada uno de los grupos que ya están organizados en el lugar.

312 jefes de familia de la región del Chapare de Cochabamba llegaron al municipio de Santa Rosa del Abuná, el 8 de agosto, para ocupar las tierras que el Gobierno anunció que les había dotado.

Su arribo coincidió con el inicio del registro biométrico, pero no con la distribución de propiedades, sobre la que aún debe trabajar el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) con los dirigentes de los colonizadores. Mientras, los migrantes viven aglomerados en un campamento, sin posibilidades de comenzar a producir en la tierra que les dará el Estado.

Para distraerse en algo comenzaron a construir un galpón de madera que será su sede social, pero el nerviosismo por no saber cuál es la tierra prometida se percibe en el ambiente de Bernardino Racua, que es el nombre de la comunidad que fundaron.

"Lo que más nos está preocupando es que prioricen los técnicos del INRA la distribución legal de tierras. Si no lo hacen, nosotros lo vamos a hacer sin topografía, sin nada vamos a hacer, esa es la decisión. Aquí hemos venido a trabajar, no hemos venido a hacernos servir ni a vaguear, queremos trabajar, porque sabemos que así desarrollaremos", declaró a La Razón el secretario de Organización Política de la directiva de la comunidad, Luis Condori Flores.

La declaración de Flores resume el sentimiento de los pobladores de esta comunidad, conformada en su mayoría por colonos habituados al trabajo diario de la siembra de coca y ahora ansiosos de comenzar a construir sus viviendas y empezar a producir yuca, plátano o arroz, que es lo que dan estas tierras.

Ellos incluso ya tienen el plano de sus viviendas, que costarán aproximadamente 3.000 dólares cada una y que el Gobierno les prometió ayudar a edificar otorgándoles material de construcción. Un equipo del Ministerio de Vivienda está en el lugar esperando la autorización para construir.

"De una vez quisiera que nos den nuestras tierras para limpiarlas y hacer nuestras casas", señala Édgar Calle, un joven de 19 años que da vueltas sin saber qué hacer en el campamento.

Francisco Tordoya es otro colono que exige su tierra porque dice que el tiempo en Bernardino Racua "parece una eternidad". Tordoya nació en Oruro y tiene seis hijos a los que quiere traer a vivir en la comunidad.

Para la oposición, el no haber planificado la distribución es una muestra más del afán electoral que tiene el Gobierno. "No queda la menor duda o no está en debate si es un tema eminentemente electoral. Lo que yo decía, lo que se ha constatado con esto es que el Gobierno está haciendo campaña con 21 millones de los bolivianos de las arcas del Estado para cubrir un déficit electoral en Pando", denunció el senador Roger Pinto (Podemos).

El director del INRA-Pando, Julio Urapotina, explicó que no se pudo avanzar en la distribución porque ésta se otorga al conjunto de la comunidad y no individualmente. "Se ha otorgado una autorización de asentamiento en 44.600 hectáreas en Santa Rosa del Abuná", recordó.

Anunció que habrá una reunión "para definir la superficie por grupo o por comunidad, porque por ejemplo hay un grupo pequeño de 35 (personas) y de repente no quieren ser parte de un global y quieren tener su propiedad, entonces no tenemos ningún problema en hacer su delimitación, vamos a abrir las brechas mínimas y se elaborarán los planos".

Dijo que la distribución individual se hará en consenso con la comunidad y cada grupo definirá cómo se hará la entrega de esa tierra a sus miembros.

Los migrantes están organizados por grupos. Hay siete comunidades con diverso número de integrantes, que se conformaron en Cochabamba, mientras se reclutaba gente para el asentamiento. Enviada a Pando

Revisarán las dotaciones

El Gobierno anunció ayer que realizará una revisión de las listas de personas que llegaron a colonizar tierras en Pando, para determinar si algunas de ellas no reúnen los requisitos para acceder a este beneficio, caso en el que se revertirá la dotación.

"Se hará una revisión de la gente que llegó a Pando y si hubieran casos de personas ricas y con tierras, se va a revertir", anunció el vocero del Presidente, Iván Canelas, durante una conferencia de prensa que ofreció en el Palacio de Gobierno.

Dijo que las tierras deben beneficiar a la gente sin recursos y sin tierra y no a ciudadanos que tienen propiedades y recursos económicos suficientes.

El anuncio lo hizo un día después de que varios medios de comunicación, entre ellos La Razón, revelaron que entre los colonos que llegaron hasta la comunidad Bernardino Racua, en el municipio pandino de Santa Rosa del Abuná, existen, además de profesionales, personas que tienen tierras en el occidente del país.

Los dirigentes del Movimiento Sin Tierra reclamaron al Gobierno por esta situación.

http://www.la-razon.com/versiones/20090820_006825/nota_247_864322.htm

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog