Síguenos por correo electrónico

13.8.10

Militares, imputados por destruir archivos

La fiscalía espera la audiencia de medidas cautelares
El Ministerio Público imputó formalmente a tres ex autoridades de las Fuerzas Armadas (FFAA) por la destrucción, supresión y ocultamiento de documentos sobre las acciones militares que segaron decenas de vidas durante la masacre de septiembre y octubre de 2003.
Los oficiales castrenses incluidos son el general Roberto Claros Flores, comandante en jefe de las FFAA en 2003; el general Gonzalo Rocabado Mercado, ex jefe de Estado Mayor; y el almirante Marco Antonio Justiniano, ex comandante en jefe de las FFAA en 2005. “Los delitos calificados son destrucción y supresión de documentos, el más típico y claro; falsedad ideológica, porque documentos aparentemente verdaderos fueron usados para introducir información falsa; y uso indebido de influencias. Para el almirante Justiniano se estableció encubrimiento e incumplimiento de deberes”, explicó el fiscal Milton Mendoza.
La investigación en contra de los militares determinó que existen suficientes indicios para establecer que destruyeron, sustrajeron y ocultaron documentos para evitar que se les procese por los delitos de lesa humanidad cometidos en 2003.
Entre los textos eliminados están un diario de campaña que establece quiénes participaron y qué acciones fueron efectuadas. Se supone que también desaparecieron instructivas, directivas y diariogramas de varias pequeñas y grandes unidades.
Los tres ex jefes militares tendrán que comparecer hoy en una audiencia de medidas cautelares en el Juzgado Octavo de Instrucción en lo Penal de La Paz.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-08-14&idn=25429

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog