Síguenos por correo electrónico

19.5.10

Cejis: el pueblo guaraní merece respuesta integral

El pueblo guaraní, que habita en el chaco boliviano, requiere de una respuesta integral a sus demandas históricas, recomendó ayer el responsable de Tierra y Territorio del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis), Adalid Montaño.
“La respuesta a la situación del pueblo guaraní debe ser integral, no sólo se trata de verificar a familias cautivas o ejecutar el saneamiento de tierras y esperar el resultado del proceso de saneamiento, y si hay alguna apelación, esperar el resultado del Tribunal Agrario Nacional”, observó.
En criterio del investigador, el Estado no estructuró una estrategia que garantice el ejercicio pleno del derecho a la libertad que tienen las familias guaraníes. “Somos un país sui géneris, único en el mundo, donde el Estado no interviene con la fuerza pública para liberar a indígenas que viven en situación servidumbral”, señaló Montaño. El investigador dijo a Cambio que una vez liberadas las familias, éstas deberán tener la posibilidad de localizarse en tierras fiscales u otras comunidades y recibir apoyo del Estado. “Es una problemática que exige una intervención mucho más amplia, y debe ser una intervención que contenga una sola estrategia integral”, insistió.
Paralelamente a este proceso de liberación, dijo que es necesario acompañarlo con una normativa especial que garantice a las familias rescatadas la reconstitución de su territorio y una vida productiva útil.
DEMANDA DE TIERRAS
La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) se declaró en estado de emergencia y planteó un pliego de demandas al Gobierno (de 21 páginas), que incorpora, entre otros aspectos, el saneamiento y titulación de 10 millones de hectáreas de tierras.
Montaño dijo al respecto que la demanda guaraní no es exagerada como la calificó el Gobierno, porque “pretende recuperar su territorio histórico ancestral, que equivale a 10 millones de hectáreas de tierras a través de la reconstitución territorial”.
Advirtió, sin embargo, que esta demanda histórica del pueblo guaraní tendrá que atravesar las distintas etapas que supone el saneamiento de la tierra, como la reversión y la expropiación, figuras incorporadas en la Ley 1345 de Reconducción Comunitaria.
Aseguró que más allá de la superficie territorial que pretende el pueblo guaraní, el proceso agrario está “parado” desde el año pasado. “La demanda tiene que ver con reactivar el proceso agrario, de manera que el Estado pueda activar mecanismos para que el INRA pueda encarar estos procesos”, manifestó.
“El proceso va muy lento”
El presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Celso Padilla, afirmó que a pesar de que el año 1996 se inició el saneamiento de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) a favor de este sector, apenas se consolidó el 25 por ciento.
Explicó que el pueblo guaraní tiene 19 demandas de TCO en el chaco cruceño, chuquisaqueño y tarijeño, de los cuales se consolidaron 2,5 millones de hectáreas a favor de la APG, de las 10 millones de hectáreas que demandan.
Calificó el proceso de saneamiento y titulación de tierras como “muy lento” y afirmó que el pueblo guaraní sufrió “amargas experiencias” debido al recorte de su territorio por terceros (terratenientes y empresarios) que habitan en la región, los que interpusieron apelaciones a las resoluciones del INRA e incluso “adulteraron documentación falsificando la función económica social (FES)”.
INRA: titulamos más TCO
El director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Juan Carlos Rojas, afirmó ayer que la demanda formal ante el Estado boliviano que presentó la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) es para la titulación de tres millones de hectáreas de tierras y que esa entidad avanzó en el proceso agrario.
Explicó que los 10 millones de hectáreas que demanda la APG se basan en la recopilación histórica del pueblo guaraní, cuando llegaron al país migraciones del Paraguay. “Es un área extensa que cubre desde Finlandia hasta más abajo del río Pilcomayo, por cuanto tal como pasó el tiempo existen otros actores que viven en la zona”, afirmó.
De los tres millones de hectáreas de tierras admitidas por el Estado, dijo que se logró titular una superficie de 1,5 millones de hectáreas, al margen de impulsar los procesos ante el Tribunal Agrario Nacional (TAN). “Esto sin duda merece una discusión con el pueblo guaraní para establecer mejor la demanda que tienen y que mantienen”, dijo.
Rojas negó que el proceso agrario se haya paralizado, pues en 2006 el INRA saneó tres millones de hectáreas, en 2007, siete millones de hectáreas; en 2008, 10 millones de hectáreas; en 2009, 11 millones de hectáreas; se espera cerrar este año con 14 millones de hectáreas saneadas.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-05-19&idn=19358

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog