Síguenos por correo electrónico

16.4.10

Gobierno presiona a la Jindal y se alista para eventual arbitraje


Ante el inminente riesgo de ruptura del contrato entre la Jindal Steel y la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), la ministra de Defensa Legal del Estado, Elizabeth Arismendi, afirmó ayer que Bolivia no teme a cualquier demanda arbitral y está en condiciones de enfrentarla.
Durante el proceso de negociación para reencaminar el desarrollo del proyecto de explotación del yacimiento de hierro en el Mutún, y tras la decisión del directorio de la ESM de hacer efectivo el cobro de las boletas de garantía por 18 millones de dólares por incumplimiento de inversiones, la compañía india no descartó recurrir a una demanda arbitral contra el Estado boliviano.
“Si ellos consideran que es una actitud que no les conviene, tienen la capacidad de rescindir el contrato y en ese momento entraremos en una situación de arbitraje para señalar los perjuicios de una y otra parte”, afirmó el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel, en una entrevista con Bolivia Tv.
De acuerdo con la ESM, en el curso de las negociaciones, cualquiera de las partes puede acudir a un arbitraje que se plantearía dentro de las normas bolivianas y se realizaría en el ámbito de la Cámara de Comercio.
“Bolivia no tiene miedo de someterse a cualquier demanda (de arbitraje)”, aseveró la ministra Arismendi.
Explicó que el Estado también reúne la condiciones para encarar el proceso porque su situación económica está plenamente consolidada.
En un eventual arbitraje, la Jindal anticipó que exigirá a Bolivia la devolución de su inversión que, según el Gobierno, alcanza a 12 millones de dólares (2% de los 600 millones de dólares que debió invertir hasta la fecha), además de los $us 18 millones de las boletas de garantía.
Al respecto, Arismendi dijo que “una de las premisas del presidente (Evo Morales) es cumplir las obligaciones dentro de lo que es justo y correctamente posible”.
PARA TOMAR EN CUENTA
Medidas. El Gobierno no descarta asumir un plan de defensa estatal ante una eventual demanda arbitral de la empresa Jindal.
Arbitraje. En el curso de las negociaciones entre la Jindal y la ESM podría surgir una demanda arbitral por cualquiera de las partes.
Costo. El Mnisterio de Defensa Legal afirma que el Estado tiene las condiciones económicas para enfrentar la posible demanda.
Reunión. Este viernes la Jindal y la ESM se reunirán para discutir una solución definitiva al conflicto generado por las boletas de garantía.
ESM y Jindal reanudan el diálogo hoy
La ESM y la Jindal se reunirán hoy en Puerto Suárez con la finalidad de encontrar una solución definitiva que reencamine el desarrollo del proyecto de explotación del hierro.
Aunque esta negociación de controversia contractual podría derivar en un arbitraje por cualquiera de las partes, el Gobierno anunció la puesta en marcha del proyecto estatal para explotar la otra mitad del reservorio ferroso, que inicialmente demandará alrededor de 11 millones de dólares.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-04-16&idn=17322

Páginas vistas en total

Archivo del blog