Síguenos por correo electrónico

14.4.10

Gobierno habla de pedir compensación a la Jindal

Si la Jindal Jindal Steel & Power pide al Gobierno la devolución de los 12 millones de dólares invertidos en el Mutún en un eventual arbitraje de resolución de controversias, el Ministerio de Minería advirtió con exigir, al menos, 200 millones de dólares como compensación por los ingresos no percibidos en un año.
El representante de la Jindal, René Soria Galvarro, dijo a este diario que en un eventual arbitraje internacional “es probable” que se pida la devolución del monto invertido en la explotación del Mutún que, de acuerdo con el Ejecutivo, son 12 millones de dólares, que representan el 2% de los 600 millones de dólares que debió invertir la firma hasta la fecha.
Ante esa eventualidad, el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel, anticipó que la parte boliviana solicitará una compensación a la Jindal porque no realizó las inversiones que se comprometió en el contrato y tampoco se generaron las utilidades para el Estado.
“Nosotros también podríamos pedir una compensación por el lucro cesante, porque la postergación de un año del proyecto significa para el Estado boliviano 200 millones de dólares”, dijo Pimentel en una entrevista a radio Erbol.
El lucro cesante, al que se refiere Pimentel, es entendido como una forma de daño patrimonial que consiste en la pérdida de una ganancia legítima o de una utilidad económica por parte de la víctima.
ANTECEDENTES
El 9 de abril, el directorio de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) aprobó las acciones realizadas por su titular, Sergio Alandia, sobre la ejecución de las dos boletas de garantía de la empresa Jindal.
Las dos boletas de garantía debían ser renovadas el 19 de febrero, porque su vigencia era hasta el 19 de marzo, pero el contrato especifica que debía renovarse 30 días antes de su vencimiento. Sin embargo, la Jindal intentó hacerlo recién el 18 de marzo.
Alandia justificó la ejecución de las boletas por la baja inversión que hizo la empresa en la explotación del 50% de los yacimientos del Mutún en el municipio de Puerto Suárez, Santa Cruz.
El ministro anticipó ayer que la ESM cumplirá con las cláusulas establecidas en el contrato suscrito con la Jindal y que hará efectivo el cobro de las dos boletas de garantía.
Ante ello, la empresa india advirtió con acudir a un arbitraje para solucionar el conflicto que podría concluir con su salida, además de otras consecuencias.
Entre tanto, Pimentel dejó en manos de la compañía india la vigencia del contrato del Mutún. “Como lo establece el contrato y lo ha dicho el presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún, eso (la ruptura del contrato) depende de Jindal, nosotros estamos cumpliendo las cláusulas del contrato y mientras no haya la resolución, naturalmente está vigente el contrato, (pero) si Jindal decide romper el contrato, nosotros estamos dispuestos a asumir este riesgo”.
Fue un error aceptar tierras
René Soria Galvarro, representante de la empresa Jindal Steel & Power, dijo que el problema con el Estado boliviano se originó por aceptar predios que no estaban saneados.
“El único error de la Jindal fue aceptar tierras fraudulentas. Fue un acto realmente deplorable (porque) la ESM entregó tierras que no estaban totalmente saneadas y ahí es donde se origina todo este problema”, indicó.
Sin embargo, el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel, dijo que la parte boliviana cumplió con la entrega de los terrenos para que la empresa india inicie sus operaciones y que sólo un 13 por ciento del total de las hectáreas tenía problemas legales.
Aseguró que la compañía Jindal firmó un acuerdo en abril de 2009, en el que aceptó los predios otorgados en esa oportunidad.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-04-14&idn=17179

Páginas vistas en total

Archivo del blog