Síguenos por correo electrónico

21.4.10

CONVERGER CON IDEAS Y PROPUESTAS CONSTRUIDAS, DESDE ABAJO PARA LA DEFENSA INTRANSIGENTE DEL PLANETA Y DE LA HUMANIDAD

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, participante de la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra convocada por el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, respecto a este evento tan crucial para la vigencia de los Derechos Humanos individuales y colectivos Manifiesta:
La angurria extractivista característico del modelo capitalista que ha prevalecido en la lógica económica de los denominados países desarrollados, quienes no solo en los territorios de sus propios Estados sino en los de Estados y pueblos que fueron explotados como colonias ha desencadenado un cataclismo de proporciones globales por el cual, nuestro planeta está variando exponencialmente sus patrones climáticos, redundando esto en el incremento de catástrofes naturales como huracanes, hambrunas, inundaciones, epidemias, sequías entre muchas más, las cuales afectan principalmente al 70% de la gente que vive en la Tierra, es decir las personas más pobres.
Es así, que el cambio climático, al ser un producto casi exclusivo de la industrialización y depredación del Norte Global, es una vulneración a los Derechos Humanos de toda la población mundial, pero más especialmente de los excluidos globales, quienes pierden la vida debido a enfermedades, desnutrición o desastres naturales; se ven forzados a abandonar sus hogares inhabitables o no existen alimentos o condiciones de salubridad mínimas; los ecosistemas se ven profundamente afectados, derivando esto en la desaparición de numerosas especies animales y vegetales indispensables para el mantenimiento de la cultura y medio de vida de los Pueblos Indígenas y Originarios de todo el mundo.
Las ciudades cada vez se ven más contaminadas, no solo por la emisión de gases tóxicos, la producción exponencial de basura o la abrumadora contaminación acústica, con consecuencias directas en la salud y la integridad personal de la población. Cada vez es menor la superficie del globo que cuenta con vegetación, pues la agricultura indiscriminada, la tala de bosques o el crecimiento urbano descontrolado están acabando con áreas vitales para que el planeta respire y nos dé un respiro. El agua se ve, debido a su crítica disminución, como un producto privatizable y comercializable antes que cómo un derecho fundamental.
Este panorama no es alentador y nos hace prever un Holocausto ambiental, donde los derechos de todas las personas y pueblos se verán profundamente vulnerados, pues al no existir espacios habitables, comida, agua y ser el clima no apto para la supervivencia humana, el concepto de Derechos Humanos será relativizado en demasía, pues bienes de uso común o condiciones de vida dignas serán solo asequibles a grupos de elite por grandes sumas de dinero.
Frente a este sombrío panorama se cuenta con señales de esperanza para toda la humanidad, pues surgen y existen hombres, mujeres e instituciones que con la conciencia despierta, están dispuestos a hacer algo por nuestra Madre Tierra, y al hacerlo por ella, hacer algo por todos nosotros y nosotras.
Estos defensores de la Madre Tierra, son también, y tal vez sin saberlo, Defensores de los Derechos Humanos, provienen de diferentes países, pertenecen a diversas culturas, hablan diversos idiomas y tienen diversos pensamientos. Siendo tan diversos, son tan iguales y son unidos por la conciencia plena de pertenecer a un género humano y de pertenecer a UN PLANETA, ser hijos e hijas de una mismas madre, a la cual hay que proteger en conjunto, pues hermanos y hermanas humanos deben protegerse y proteger a la madre.
Este encuentro de diversidad luchadora en el marco de la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra es un espacio único e invaluable para que personas provenientes de todo el mundo puedan converger con ideas y propuestas construidas horizontalmente, desde abajo, para la defensa intransigente del Planeta y de la humanidad.
Es en este sentido que la ASAMBLEA PERMANENTE DE DERECHOS HUMANOS DE BOLIVIA, RESUELVE:
* Saludar la iniciativa del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia por convocar a la primera Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.
* Expresar nuestro voto de solidaridad, respeto y hermandad con todos y todas las y los asistentes a este magno evento.
* Reconocer que todo luchador por los Derechos de la Madre Tierra, es también un Defensor de los Derechos Humanos, y en este sentido, un hermano o hermana de causa por la vida.
* Confiar al evento nuestros deseos de éxito en la titánica tarea que enfrentan. Sabemos que este es solo un paso en la batalla por la vida, pero quienes sino los pueblos y habitantes del mundo para poder calzarse las abarcas, ojotas, sandalias de esta causa y caminar con paso firme por ella.
* Apostar por la construcción de mecanismos e instrumentos internacionales de Derechos De la Madre Tierra que reflejen un marco de amplio protección de estos derechos a nivel Mundial.
http://derechoshumanosbolivia.blogspot.com/2010/04/converger-con-ideas-y-propuestas.html

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog