Síguenos por correo electrónico

3.3.10

Conminan a las FFAA a entregar diez carpetas


Milton Mendoza, fiscal que investiga las de-sapariciones forzosas durante las últimas dictaduras en Bolivia (1964-1981), exige que los militares entreguen las diez carpetas con información sobre las dictaduras que mostró el 26 de febrero el Alto Mando Militar y anunció un recurso ante el juez Róger Valverde para que se incaute de los archivos.
El lunes, las FFAA entregaron al juez los archivos con el escalafón militar de 1980, pero no incluyeron las órdenes de destino, lo que desató la queja de Mendoza y un enfrentamiento entre el Ministerio Público y el Poder Ejecutivo y el Legislativo, que acusan al fiscal de armar un show mediático con la investigación.
“La información que nos dieron es insuficiente. Estamos buscando archivos de Inteligencia clasificados que se guardan en todo el continente y que no han sido exhibidos. Consideramos que existen por la investigación que hemos hecho. Estamos recurriendo a todos los mecanismos legales para que nos abran los registros y cooperen con la investigación. Es una indagación difícil por el tiempo transcurrido, pero si las instituciones cooperan, vamos a tener un resultado positivo y la que se beneficiará será la credibilidad de la justicia”, dijo el fiscal.
La negativa de entregar información por parte de los militares ha tenido repercusiones internacionales. El premio Nobel de La Paz Adolfo Pérez Esquivel pidió cooperación de los militares. A través de una carta a las FFAA, el argentino señaló: “Les solicito respetuosamente y con el ánimo de contribuir a la paz y la unidad, que entreguen a las autoridades judiciales los documentos solicitados, a fin de que los familiares puedan conocer la verdad y sentir que el camino de verdad y justicia alivia el peso de tantos años de sufrimiento, silencio y complicidades”.
Los militares aseguraron que entregaron la documentación que tiene el juez. El vicepresidente del Estado, Álvaro Garía Linera, señaló que los archivos se quemaron y fueron sustraídos.
Ayer, el presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, afirmó que se está ‘mediatizando’ el conflicto entre la Fiscalía y la cúpula castrense. Para la autoridad legislativa, los militares ya cumplieron con entregar toda la documentación que tienen en su poder. “Decir que las FFAA aprendan a vivir en democracia, me parece que es un exceso”, precisó.
Pero el alcalde Juan del Granado, que fue el abogado que encerró a Luis García Meza, recordó que en dicho juicio los militares también se negaron a entregar la información, incluso a la Corte Suprema.

«Se beneficia la impunidad»
Milton Mendoza / Fiscal
- ¿Cómo toma las críticas del vicepresidente García Linera y del diputado Héctor Arce?
- Me preocuparía más si los familiares dijeran que no estoy haciendo nada. Estoy acostumbrado a que no le agrade mi actuación al Poder Ejecutivo, sin importar quién esté en el Gobierno. Me criticó Sánchez Berzaín en 2003 cuando pretendíamos que militares pasen a la justicia ordinaria por asesinar a una enfermera y herir a una doctora en ‘febrero negro’. En 2005 no le gustó a Rodríguez Veltzé que cite a generales del Alto Mando por la masacre de octubre. Las críticas no afectan mi accionar, tengo la conciencia tranquila y estoy cumpliendo con mi deber. Falta mucho por hacer. Es el comienzo de la investigación.
- ¿Por qué cree que ahora los militares tienen tantos defensores de un Gobierno de izquierda?
- Eso es lo que no entendemos. Nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo y, como le digo, me afectaría más que las víctimas digan que no estoy haciendo nada.
- ¿Quién se beneficia que este secreto se mantenga?
- Se beneficia la impunidad.
- Han pasado 30 años y es poco probable que aún quede algún militar activo que haya participado en actos represivos, ¿por qué cree que las FFAA quieren mantener el secreto?
- No lo entiendo, pero esperemos que no haya una lógica de encubrimiento. Si no hay un interés personal, puede haber encubrimiento. En todos los países del continente se han abierto los archivos, los militares tienen que sumarse al proceso de modernización de la justicia.
- ¿Y por qué a los bolivianos nos cuesta tanto?
- No hemos entendido que la justicia es para todos. Realmente la justicia está devaluada porque es muy difícil procesar a personas que se creen intocables. Pareciera una batalla solitaria pero hay que construir un escenario de justicia que permita construir una cultura de lucha contra la impunidad.
http://www.eldeber.com.bo/2010/2010-03-03/vernotanacional.php?id=100302223809

Páginas vistas en total

Archivo del blog