Síguenos por correo electrónico

1.10.09

Expulsan a cocaleros del TIPNIS y queman un centenar de viviendas ilegales

El gobierno no descarta que estén vinculados al narcotráfico

 

Efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta y de la Policía erradicaron cultivos de coca y quemaron casi un centenar de viviendas de campesinos asentados ilegalmente en el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), en la provincia Moxos del departamento de Beni.

El sábado 26 de septiembre, un cultivador de coca perdió la vida y otras dos personas resultaron heridas por armas fuego en un enfrentamiento entre indígenas y campesinos asentados en el parque nacional Isiboro Sécure, un área protegida y un territorio indígena Mojeño, Yuracaré y Chimán legalmente constituido.

El choque ocurrió luego de que los avasalladores pretendieron romper un bloqueo indígena bastante cerca de la comunidad San Miguelito. "Es falso que los colonizadores solo tenían machetes y que los indígenas portaban armas de fuego. La verdad es que los indígenas tenían flechas y también armas de fuego, escopetas y rifles de salón, y los colonizadores portaban escopetas, rifles y dinamita, además de machetes", informó el viceministro de Tierras Alejandro Almaraz.

Funcionarios del Viceministerio de Tierras y del INRA constaron que ambos bandos estaban armados porque hay un muerto por arma de fuego y heridos de bala en cada bando, un colonizador con un disparo en la espalda y un indígena con un impacto de bala en la mano. En el lugar del choque se observan perforaciones en los troncos de los árboles en un sentido y en otro.

Los intrusos fueron desalojados del área por las fuerzas del orden en un operativo que comenzó la tarde del lunes 28 y que se prolongó hasta la mañana del martes, informó el Viceministerio de Tierras.

En el operativo se destruyeron viviendas precarias y cocales a lo largo de 40 o 50 kilómetros al interior del TIPNIS, y se incautaron motores de luz, fulminantes de dinamita y otros materiales. Un contingente policial permanece en el lugar a fin de prevenir nuevos hechos de violencia.

Es la tercera vez que el gobierno echa a cocaleros de predios cercanos a la comunidad San Miguelito. Se advirtió en repetidas oportunidades que estos asentamientos ilegales jamás serían reconocidos.

Castigarán a los incitadores

El TIPNIS es uno de los territorios indígenas más antiguos del país, reclamado desde la histórica marcha indígena de 1990. El Presidente Evo Morales entregó en persona el título ejecutorial de esta TCO a comunidades mojeñas yuracares en julio de este año. Por tanto, los asentamientos de colonizadores en esta área son ilegales, explicó el viceministro Almaraz.

Los cocaleros asentados en el TIPNIS alegan que sus posesiones datan de hace más de cinco años, lo que, en su criterio, les conferiría algún tipo de derecho sobre la tierra. "Podrían estar cinco días o cinco años, pero su asentamiento es absolutamente ilegal porque todos los asentamientos de hecho posteriores a la promulgación de la ley INRA de 1996 son ilegales y pasibles de desalojo", afirmó Almaraz.

El viernes pasado, un día antes del enfrentamiento, una comisión del Viceministerio de Tierras y del INRA se trasladó hasta la sede de los avasalladores afiliados al sindicato 16 de Octubre para negociar el desalojo pacífico; pero los funcionarios fueron rechazados con violencia por alrededor de 300 colonizadores armados con machetes y dinamita.

Se abalanzaron sobre la comisión, casi no se les dejó hablar y los delegados del gobierno tuvieron que abandonar precipitadamente la reunión porque fueron atacados con machetes. La vida de un abogado del Viceministerio corrió grave riesgo, denunció el viceministro.

Según Almaraz, los avasalladores no están afiliados a las 6 federaciones de cocaleros del trópico de Cochabamba, las cuales siempre han respetado la línea roja del TIPNIS demarcada hace más de 10 años por colonizadores e indígenas.

El gobierno sospecha que algunos dirigentes de las organizaciones campesinas del trópico de Cochabamba y de la organización indígena han estado promoviendo los asentamientos ilegales desde hace bastante tiempo. Se denunció que ex dirigentes indígenas suscribieron documentos para facilitar el despojo de tierras de su propia gente.

"Hay algunos elementos de juicio de que se ha estado moviendo bastante dinero en estos avasallamiento porque se incautaron motores de luz nuevitos, varias motocicletas, armas de fuego, dinamita, una sede grande, cosas que no son baratas y que no las puede financiar un campesino pobre", observó Almaraz.

La autoridad no descarta que los involucrados estén vinculados al narcotráfico, ya que se dedicaban principalmente al cultivo ilegal de coca. En todo caso, "tenemos la ineludible responsabilidad de investigar hasta llegar a una definitiva conclusión y de no descansar hasta meter a la cárcel a esta clase de gente

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2009100109&PHPSESSID=463d25fe5fda13e554de8ed26f93e17e

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog