Síguenos por correo electrónico

4.9.09

Indígenas homenajearán a los mártires de Porvenir

Intereses políticos y económicos impulsaron la violenta represión contra campesinos. La Unasur confirmó que fue masacre.

Más de cinco mil campesinos del occidente boliviano llegarán a Porvenir a sumarse a la marcha de los indígenas de la amazonia para rendir homenaje a víctimas de la masacre del 11 de septiembre de 2008, perpetrada por cívicos y autoridades de la Prefectura de Pando.

“Se está preparando una marcha para el 11 de septiembre desde Porvenir hacia la capital pandina de Cobija y se ha confirmado la llegada de cinco mil hermanos campesinos del occidente, que se van a sumar a los indígenas amazónicos para recordar a nuestros hermanos masacrados”, declaró el ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Campesinos de la provincia Madre de Dios, Paiter Cojera.

En la ocasión, los campesinos, indígenas y sectores sociales reafirmarán su compromiso de luchar para que los responsables intelectuales y materiales de la masacre no queden en la impunidad “y paguen sus culpas por la matanza de mujeres, niños y hombres indefensos que lo único que querían era asistir a un ampliado para apoyar la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado”, afirmó.

El 10 de septiembre se realizará la concentración en la comunidad de Porvenir, donde se recordará un año de la matanza de indígenas por parte de funcionarios de la Prefectura, sicarios contratados y miembros del Comité Cívico. Después se dará inicio a la caravana.

“En Cobija tenemos un gran acto con la participación del presidente Evo Morales, autoridades del Gobierno, las Fuerzas Armadas, la Policía, parlamentarios e invitados internacionales”, declaró Cojera, aunque guardó en reserva los nombres de los invitados del extranjero.

A su vez, la ejecutiva de la Federación de Mujeres Bartolina Sisa, Doris Domínguez, dijo que el Bloque de las Organizaciones Campesinas e Indígenas de Bolivia (Bocinab) organizó la marcha para recordar “a los valerosos campesinos e indígenas que defendieron con sus vidas la democracia de Bolivia”.

“Nos vamos a concentrar en la plaza de Porvenir a las 09.30 y después de los actos en memoria de los mártires vamos a iniciar la caravana, que terminará en la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Pando, en el kilómetro tres. Ahí se van a realizar los actos centrales con la asistencia del hermano presidente Evo Morales”, agregó. (Cobija-Cambio)

Interés político-económico

El Gobierno denunció que intereses políticos y económicos impulsaron al ex prefecto de Pando Leopoldo Fernández, el 11 de septiembre de 2008, reprimir violentamente a indígenas y campesinos de Pando que marchaban hasta Cobija para participar en un ampliado que debía fijar posición sobre la nueva Constitución Política del Estado.

La mañana del 11 de septiembre los medios de comunicación informaron de enfrentamientos entre campesinos y gente de la prefectura. Nadie imaginaba la magnitud de los hechos, se habló de 14 muertos confirmados, aunque otras versiones afirman que llegan a 20, pero que aún no se precisó.

Fue una emboscada, cerca de la comunidad Porvenir, dirigida por gente armada de la Prefectura que cavó zanjas con la maquinaria del Servicio Departamental de Caminos para evitar la reunión convocada por la Federación de Campesinos de los departamentos de Pando y Beni.

La masacre de indígenas se desató. Una sobreviviente que se escondió entre la basura –horas después– relató la espantosa matanza, dijo que pudo observar a los sicarios ultimar a compañeros campesinos, los cadáveres luego fueron arrojados al río.

Contó que la balacera era terrible, hirieron a mujeres, se denunció que en el hospital de Cobija, donde llegaron los heridos, los médicos no los quisieron atender y los maltrataron.

Unasur confirmó masacre

La comisión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), creada para investigar los hechos sangrientos de Pando, concluyó que en Porvenir hubo una masacre de al menos 20 campesinos, perpetrada por grupos armados que respondían a las autoridades regionales, opositoras al gobierno de Evo Morales.

El informe indica que los delitos cometidos son de lesa humanidad y que sus responsables deben ser juzgados en la justicia ordinaria.

El presidente de la comisión, Rodolfo Matarollo, entregó el informe al presidente Morales en un acto en Palacio Quemado.

A nombre de la comisión, dijo que tiene la “convicción intelectual y moral de que el 11 de septiembre de 2008 en la localidad de Porvenir y otros sitios del departamento de Pando, Bolivia, se cometió una masacre”.

Agregó que no se llegó a establecer el número definitivo de víctimas, pero que al menos 20 campesinos habrían muerto.

El 11 de septiembre, en el marco del conflicto que enfrentó el gobierno de Morales con cinco regiones opositoras, se produjeron serios incidentes de violencia.

El informe, leído por Matarollo en Palacio de Gobierno ante invitados especiales, reveló que los agresores actuaron “en forma organizada” y que “respondieron a una cadena de mando” que intervino con funcionarios y financiamiento de la Prefectura.

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2009-09-04&idn=6957

 

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog