Síguenos por correo electrónico

23.9.09

Indígena aymara denunció al Gobierno de Evo ante la ONU

Pese a la fuerte presión que desplegó el gobierno boliviano, a través de algunas ONGs, hoy, en Ginebra (Suiza) se denunció ante la más alta instancia mundial de derechos humanos   -integrada por 190 países miembros y varias ONGs- los constantes abusos y excesos a la prensa y las violaciones a los derechos humanos que ejecutan los actuales mandatarios.

La valiente participación del señor Tomas Condori, representante ante la ONU del Consejo Indio de Sudamérica (CISA), que supo sobrellevar los cuestionamientos por parte de la delegación oficial de Bolivia, permitió ser el portavoz de los pueblos indígenas del oriente boliviano, tarea que en principio le encomendaron al presidente del Consejo de Defensa de los Derechos Humanos, Luis Núñez, pero que al final se difundió al mundo entero.

En su intervención, Tomás Condori, se refirió al asesinato de Julio Tumiri Apaza, fundador del CISA -muerto a palazos el 15 enero del 2007- en su casa en ciudad de El Alto, en situaciones no esclarecidas hasta la fecha. Además denunció ante el plenario, las violaciones del Gobierno de Evo Morales y solicitó que se realice una investigación imparcial de todos los abusos contra los derechos humanos en Bolivia. La delegación cívica indígena entregó copias de los informes a los representantes de los países.

Núñez y muchos representantes de derechos humanos fueron testigos del amedrentamiento y hostigamiento que sufrió Condori por parte de la delegación del Gobierno boliviano. En menos de dos días Condori recibió decenas de correos electrónicos y cartas cuestionando el haber cedido su espacio a un dirigente cívico de Santa Cruz.

La actitud discriminatoria contra un Aymara, que se solidarizó con los pueblos indígenas del oriente boliviano, provocó que las autoridades del Alto Comisionado de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos (ACNUDH) para América Latina, representantes de la Cruz Roja Internacional y de la Comisión Internacional de Juristas se interesan por conocer más detalles de la denuncia contra el actual gobierno boliviano.

EL DATO

HECHOS. El asesinato de Julio Tumiri Apaza, fundador del CISA -muerto a palazos el 15 enero del 2007- en su casa en ciudad de El Alto, en situaciones no esclarecidas hasta la fecha, y por razones de solidaridad, se defino que sea el actual Presidente del CISA, quien denuncie, ante el plenario, las violaciones del Gobierno de Evo Morales

http://www.elmundo.com.bo/Secundarianew.asp?edicion=23/09/2009&Tipo=Nacional&Cod=9386

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog