Síguenos por correo electrónico

29.9.09

Evo ordena negociar y la CIDOB lanza ultimátum por el TIPNIS

LA PREFECTURA DE COCHABAMBA BUSCA UNA SOLUCIÓN PACÍFICA AL AVASALLAMIENTO

Evo Morales ordenó buscar tierras fiscales para los asentados en el parque Isiboro Sécure. Los sindicatos 16 de Octubre, Nueva Estrella y Valle Encantado no son afiliados a las Seis Federaciones.

El prefecto de Cochabamba, Jorge Ledezma, fue comisionado por el presidente Evo Morales para negociar una solución pacífica al conflicto en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), mientras que la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB) exige al Gobierno el desalojo del área.

El Mandatario se reunió ayer por la tarde en Trinidad con los dirigentes de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), oportunidad en la que les ratificó su decisión de echar a los colonos del área protegida, aunque previamente habrá una negociación para la salida de los invasores del parque.

En un contacto con los medios, en la Escuela de Clases Sargento Maximiliano Paredes, en Cochabamba, el Jefe de Estado dijo ayer: “No vamos a permitir ningún asentamiento en el Parque Isiboro Sécure. Esos compañeros no son afiliados a las Seis Federaciones”.

Sin embargo, añadió: “No porque haya un asentamiento ilegal se justifica acribillar a un compañero. Por supuesto, el Gobierno va a reducir” todo cocal ubicado fuera de una línea establecida en las dos décadas anteriores (ver infografía).

“Primero se van a reducir totalmente los cultivos de coca y, segundo, veremos oportunamente, conversando, dónde podemos asentar” a los colonos.

La posición asumida por el Mandatario marcó un punto de inflexión ante los anuncios efectuados por el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, y el viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, en sentido de que los colonizadores serían echados por la fuerza de la zona y disipó la tensión generada por el hostigamiento con dinamita de los cocaleros contra 65 uniformados que llegaron al lugar.

El prefecto Ledezma comisionó al secretario general del gobierno departamental, David Herrera, las gestiones del caso. El delegado se encuentra en la zona de conflicto junto con el viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz.

El vocero de la Prefectura valluna, Marco Santiváñez, explicó que ambas autoridades hasta anoche no se habían comunicado con Ledezma.

Desde San Miguelito, el dirigente indígena Enrique Sánchez Meruvia informó que ayer 140 policías y algunos originarios partieron ayer por la tarde hacia la colonia 16 de Octubre, donde unos 250 colonos se resisten a abandonar el lugar.

El presidente de la CPIB, Remberto Justiniano, informó ayer a La Prensa que una asamblea general de corregidores y autoridades originarias, realizada el 1 de septiembre, dio plazo de una semana al Ejecutivo para que desaloje a los avasalladores, pero el término se amplió al 14.

“Como no hubo una respuesta, el viernes 25 se decidió el desalojo pacífico del lugar, pero se produjo el choque”.

El sábado por la tarde, indígenas yuracarés, a quienes pertenece la tierra comunitaria de origen (TCO) del TIPNIS, y colonizadores se enfrentaron, con el saldo de un fallecido de los invasores y tres originarios heridos.

Justiniano afirmó que unas 600 personas ingresaron ilegalmente en el TIPNIS.

Mediante una resolución conocida el viernes, la Novena Comisión Nacional de la CIDOB expresó su respaldo a sus afiliados establecidos en esa región y exigen “a las autoridades competentes que cumplan sus obligaciones, debiendo proceder al desalojo de todos los territorios indígenas avasallados”.

El vicepresidente de este organismo y candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) a la circunscripción especial del departamento del Beni, Pedro Nuni, criticó al Gobierno por la falta de firmeza con la que actúa.

“Se denunció la presencia de encapuchados armados con armas de grueso calibre. Hay negligencia (del Ejecutivo). Lastimosamente es muy timorata la acción (de Alfredo Rada) en la zona”.

Nuni dijo que “hay gente pagada ligada al narcotráfico, porque justamente la coca que se está produciendo en estos lugares ilegales y prohibidos sólo aumenta el consumo de la cocaína. La CIDOB va a pelear, luchar y proteger con capa y espada nuestros derechos”.

Juan Carlos Rojas, director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), informó ayer que en “las próximas horas, con total seguridad, se producirá el desalojo”.

Un comunicado del Viceministerio de Defensa Social da cuenta de que la principal autoridad de esa cartera, quien está en Venezuela, calificó a los asentados como “pseudococaleros”.

“Quiero dejar claro ante los medios de comunicación que el avasallamiento que sufrió en los últimos días el parque Isidoro Sécure no fue por cocaleros, sino se trata de personas que se autocalifican como tal, ya que son simplemente ‘pseudococaleros’”.

“Asentados son narcos”

El vicepresidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Pedro Nuni, denunció que los colonizadores establecidos en el Parque Isiboro Sécure pueden estar ligados al narcotráfico, puesto que, según investigaciones, no forman parte de ninguna de las Seis Federaciones de Campesinos del Trópico de Cochabamba.

Nuni dijo que no se permitirá el avasallamiento de las áreas protegidas y no descartó convocar a los 34 pueblos indígenas a movilizase y defender sus territorios ancestrales. De la misma manera, instó a las autoridades competentes a tomar cartas en el asunto para evitar mayores enfrentamientos.

Paralelamente, el presidente del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Juan Carlos Rojas, confirmó que este grupo de colonizadores que intenta sembrar cultivos ilegales de coca no tiene reconocimiento dentro de los organizadores de productores de coca del Chapare.

El secretario de Tierra y Territorio de la Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC), Ramiro Galindo, exigió al Gobierno y a las autoridades competentes desalojar a los colonizadores cocaleros que se encuentran asentados en el Isiboro Sécure y denunció que también hay asentamientos ilegales en la reserva del Choré y la TCO del Pallar, en Pando.

Comando policial, en silencio

El Comando General de la institución del orden no emitirá un pronunciamiento oficial sobre la muerte del policía Elmer Calle Cuéllar (24), destinado al Grupo Orión, de Orden y Seguridad de Cochabamba, en proximidades de la población de San Miguelito, ubicada en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

La Fiscalía de Villa Tunari, departamento de Cochabamba, investiga el caso, y mientras no exista el informe de las conclusiones del Ministerio Público, la Policía mantendrá silencio,

Jorge Daga, de la Unidad de Comunicación del Comando General de la entidad, informó que en este caso Calle Cuéllar fue ascendido de forma póstuma al grado de cabo y se hacen los trámites necesarios para que su viuda cobre el seguro y la pensión que le corresponde por el fallecimiento.

Desde San Miguelito, el dirigente indígena Ernesto Sánchez Meruvia explicó que Calle Cuéllar llegó junto con el contingente de policías desplazado desde Cochabamba a la zona.

“Todos llegaron a pie. Estaban muy transpirados y sedientos. Por ello, algunos fueron a bañarse, pero hay que conocer estos arroyos. En algunos lugares son muy profundos, y en otros, muy bajos. Hay remolinos y sitios muy peligrosos”.

El dirigente dijo que los policías no dieron cuenta inmediatamente de la desaparición de su camarada, y cuando lo hicieron, ya era muy tarde, por lo que solamente se pudo rescatar el cadáver, que fue evacuado en helicóptero a la ciudad de Cochabamba, donde es velado en el Salón de Honor del Comando Departamental.

Sin embargo, de acuerdo con la Agencia Boliviana de Información (ABI), Remmy Ampuero, efectivo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), explicó que “el hecho se registró alrededor de las 10.00 del domingo, cuando el policía Elmer Calle Cuéllar (…), que se trasladaba al Parque Nacional Isiboro Sécure, entró al río junto con sus compañeros para refrescarse. Después de un rato, sus camaradas advirtieron la desaparición de Calle y se dio el alerta”.

“El cuerpo sin vida fue encontrado a unos 200 metros del lugar donde se estaban bañando. Se procedió al levantamiento oficial del cadáver, que luego fue llevado a Chimoré y de allí a la morgue del Hospital Viedma de Cochabamba”.

Un contingente de 140 policías fue desplazado a la zona con la finalidad de desalojar a los asentados, aunque por orden del presidente Evo Morales, previamente se hará una negociación para lograr la salida de los colonos, por lo que los uniformados no intervendrán en el sitio antes de agotar las negociaciones.

Coca en el parque Isiboro Sécure

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUCDD), la progresión de los cultivos de coca dentro del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ha sido la siguiente:

2003 2004 2005 2006 2007 2008 Crecimiento

1.605 2.807 1.161 1.451 985 1.081 10% En todos los casos, las superficies están medidas en hectáreas.

Un reporte oficial del Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas da cuenta de que entre el 1 de enero y el jueves 24 de septiembre, en el trópico de Cochabamba se “racionalizaron” y erradicaron 4.007,007 hectáreas de cocales ilegales y excedentarias.

En enero de este año no se erradicó ni “racionalizó” cultivo alguno en todo el territorio nacional, en tanto que en toda el área del Chapare, en agosto fue el más efectivo en este renglón, con 642,5 hectáreas.

En el mismo periodo, en el trópico cochabambino se erradicaron 19.206 metros cuadrados de almácigos o plantines de coca, que cuando alcanzan determinada altura son sembrados en los cocales.

Agosto fue el mes en el que efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) eliminaron la mayor cantidad de almácigos de coca con 4.203 metros cuadrados.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), los sindicatos 16 de Octubre, Nueva Estrella y Valle Encantado no son reconocidos por las Seis Federaciones de Campesinos del Trópico cochabambino.

Datos

El Isiboro Sécure es un área protegida de 1.096.000 hectáreas entre Cochabamba y Beni.

El límite interdepartamental entre Beni y Cochabamba aún no ha sido definido.

La región es considerada parte del trópico cochabambino, pero los indígenas son benianos.

http://www.laprensa.com.bo/noticias/29-09-09/noticias.php?nota=29_09_09_segu1.php

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog