Síguenos por correo electrónico

30.9.09

Colonos e indígenas presionan al Gobierno

LOS PRIMEROS PIDEN SER REUBICADOS Y LOS SEGUNDOS, LA ERRADICACIÓN DE COCA DEL TIPNIS

Los colonos desalojados del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis) amenazaron con asumir medidas de presión como una huelga de hambre dura, e incluso la retoma de tierras y posterior resistencia en caso de que el Gobierno no escuche sus peticiones.

Los colonos aceptan ser desalojados, pero piden ser reubicados en otras tierras; una indemnización justa por el terreno que pagaron y por la productividad que le dieron y, finalmente, una investigación para encontrar a los responsables de la muerte de Fortunato Ramírez.

Ayer, la inasistencia a una mesa de diálogo del viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, enojó a los colonos, cuyos dirigentes esperaron vanamente, en la Alcaldía de Villa Tunari desde las 11 de la mañana hasta las cinco de la tarde, al funcionario de gobierno, quien dijo tener otros asuntos que tratar en Cochabamba.

Y mientas los colonos, agrupados bajo el nombre de “Sindicato 16 de Octubre”, definen sus medidas, otros sectores también presionan al gobierno. Ayer una delegación de los indígenas de la etnia Yuqui, que llegó hasta la Prefectura de Cochabamba,  dio plazo de 72 horas para que la Policía desaloje y  erradique los cocales en la zona de Isiboro. En tanto, Pedro Nuni, vicepresidente de la Central Indígena de Pueblos del Oriente Boliviano (Cidob), respaldó ese ultimátum y amenazó con movilizar a los 34 pueblos indígenas que existen la región del Isiboro --limítrofe entre Cochabamba y Beni--, para hacer respetar el derecho propietario y “echar a grupos de cocaleros y narcotraficantes del lugar”.

Hasta ayer, los colonos desalojados se encontraban reunidos a varios kilómetros de San Miguelito, luego de la jornada violenta del sábado pasado en la que murió, por herida de bala, Fortunato Ramírez, uno de sus afiliados. Otros dos resultaron heridos, uno de ellos en estado de gravedad está internado en el hospital Viedma con una bala incrustada en la columna vertebral.

Si bien los dirigentes de los asentados han negado que existan sembradíos de coca en el Isiboro, ayer el comandante de la Policía de Cochabamba, Carlos Quiroga, dijo que  además de desalojar a todos los colonos que invadieron el Tipnis, se destruyeron todas las plantaciones de coca.

"Las Policía ha cumplido con su deber de hacer respetar la ley, pacificar y garantizar la seguridad de la gente que vive en esa región del Tipnis. Hemos movilizado 160 efectivos hasta esa región, desalojamos a los colonos y destruimos todas las viviendas precarias que habían construido. La Fuerza de Tarea Conjunta destruyó todos los cocales", informó a ABI en Villa Tunari el comandante policial.

Eusebio Ortiz, dirigente de los 250 colonos, lamentó que en su ausencia, los “yuras” (como llaman a los indígenas de la etnia Yuracaré que habitan en Isiboro) hayan quemado sus casas, saqueado sus herramientas y vestimenta y “macheteado” sus plantaciones de arroz, yuca y papaya. Acusó de “criminales” a los autores.

En tanto, Pastor Cano, otro de los dirigentes, pidió que se establezcan con rigurosidad los límites ente los departamentos de Beni y Cochabamba para evitar futuros conflictos

Lamentan actitud de Almaraz

David Herrera, secretario general de la prefectura, lamentó que el viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, no haya asistido a la reunión comprometida con los colonos del Sindicato 16 de Octubre.

 “Almaraz tendría que explicar a la gente que no se va a tolerar, no se va a permitir ningún asentamiento ilegal, porque hay una línea demarcatoria y una ley. Que no esperen ser desalojados violentamente y que abandonen los asentamientos voluntariamente”, explicó Herrera.

La autoridad prefectural dijo que cualquier problema que desde este momento pueda surgir, será de responsabilidad de Almaraz.

Herrada denunció que hay dirigentes indígenas que han viabilizado los asentamientos, han dado apoyo logístico a cambio de dinero y que debe investigarse para que se sancione a los responsables. “No puede haber indígenas a los que se les da todo el apoyo y luego sacan plata y se hacen a los locos. Alguna gente cae y cree que son terrenos fiscales que pueden ocupar”, dijo.

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/nacional/20090930/colonos-e-indigenas-presionan-al-gobierno_38652_64771.html

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog