Síguenos por correo electrónico

27.8.09

Un grupo de chapareños deja la colonia en Pando

 

Traspié. Un 10% de los trasladados se fue porque no aguantó la mala comida y el aislamiento. Para el Gobierno se trata de un hecho ‘normal’. El titular del INRA dijo que “no estaban yendo a Equipetrol”

Los cansó la sopa de arroz con fideo y sin carne, no tener a nada ni nadie a kilómetros a la redonda y también el monte alto y amenazador. Un grupo de 40 colonos de Chapare, de los que fueron llevados por el Gobierno hasta Pando para fundar la comunidad Bernardino Racua, abandonó el lugar y volvió al trópico de Cochabamba, a menos de tres semanas de fundado el asentamiento. Así se difundió en un despacho desde la zona emitido por PAT.
Consultado al respecto, el director del Instituto Nacional de Reforma Agraria, Juan Carlos Rojas, reconoció que hay gente que ha dejado la comunidad, pero considera que es normal que esto suceda en un proceso de colonización. “Siempre hay gente que entra y que sale”, dijo. Sobre la alimentación, explicó que el Gobierno da una base y que el resto debe complementarse con productos del lugar.
El director del INRA considera que cuando los colonos siembren tendrán más opciones para alimentarse. Pero uno de los afectados afirmó que la tierra donde los dejaron no es apta para la siembra. La Prefectura de Pando no se pronunció.
Otro de los problemas es que los colonos vienen de una cultura agraria, no forestal, por lo que creían que se les iba a repartir parcelas, pero los dejaron en medio de un bosque que deben preservar para cosechar castaña. Rojas asegura que se les explicó eso. “Recolectar castaña es trabajo comunitario. Habrá pequeños chacos familiares”, dijo.
El funcionario informó, además, de que ya se han delimitado las siete comunidades en las que se dividirán las 44.000 hectáreas asignadas en Bernardino Racua y que ahora están en proceso de replanteo. Aseguró que hace cinco días Entel instaló teléfonos públicos en el lugar, por lo que los colonos ya pueden comunicarse con sus familias en Chapare. “La colonización es dura, no estaban yendo a Equipetrol ni a la zona sur de La Paz”, opinó. Negó, sin embargo, que a los colonos se les prohíba abandonar el lugar y aseguró que cuentan con vehículos de apoyo cedidos por el Gobierno para llevar provisiones y que el transporte público llegará a la zona cuando se cuente con suficientes personas para que los viajes sean rentables.
Sin embargo, al Gobierno ya se le han ido 40 personas, el 10% de los habitantes de su primer núcleo, y se le hace cada vez más difícil llegar a la meta, de 4.000 personas, hasta finales de septiembre.

Congresistas debaten las condiciones
El jefe de bancada del MAS en la Cámara Baja, César Navarro, explicó que el Gobierno no ofreció el paraíso terrenal a los colonizadores que fueron trasladados a Pando.
 El parlamentario oficialista salió de esta manera al frente de las declaraciones de sectores de oposición, como el senador de Podemos Róger Pinto, que aseguran que los pobladores del Chapare y otras regiones que fueron trasladados a la región pandina "huyen como ratas" por falta de alimentos y servicios básicos.
"La colonización no es ninguna travesía fácil, ya que ésta es un proceso de construcción de sociedades que merecen esfuerzos institucionales, individuales y familiares, y el Gobierno no ofreció el paraíso terrenal, sino la posibilidad de desarrollar actividades productivas", dijo Navarro. Pinto denunció que los colonizadores tuvieron deficiencias en la vivienda, en los servicios básicos y que hace ocho días que no comían carne, por lo que decidieron huir del lugar.

http://www.eldeber.com.bo/2009/2009-08-27/vernotanacional.php?id=090827000057

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog