Síguenos por correo electrónico

14.9.08

Bolivia: ONU envía a Alto Comisionado en DDHH para abrir el diálogo

ONU envía a Alto Comisionado en DDHH para abrir el diálogo

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) envió a Santa Cruz una comisión encabezada por el alto Comisionado para los Derechos Humanos, Vegard Bye, para que abra un canal de diálogo con el prefecto Rubén Costas, el comité cívico de ese departamento y la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), a fin de que cese la violencia y se dé una tregua en los enfrentamientos que derivaron en la toma de instituciones públicas.

Brasil, Argentina y Colombia, naciones que integran el llamado Grupo de Amigos de Bolivia, también enviarán emisarios al país para mediar una salida pacífica a los conflictos. Entretanto, el presidente venezolano, Hugo Chávez, amenazó "a los golpistas" (refiriéndose a los grupos opositores) que apoyará una resistencia armada en el territorio boliviano en caso de que Evo Morales sea derrocado.

Los líos en Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca llevan 18 días desde que el 25 de agosto se inició el bloqueo de caminos. Los enfrentamientos recrudecieron el martes con el asalto de entidades públicas. Hasta ayer, los civiles tomaron 49 instituciones estatales, cuatro aeropuertos, tres instalaciones petroleras y gasíferas, y afectaron el envío de gas a Argentina y Brasil.

Pese a los llamados de diálogo, los cívicos y autoridades de las regiones en conflicto, así como el Gobierno, no dieron señales y, al contrario, se atrincheraron en sus posiciones.

Sin embargo, anoche, el prefecto de Tarija, Mario Cossío, envió un mensaje al presidente Evo Morales para que "por última vez" fije, fecha, hora y lugar para que las partes se sienten a una mesa de negociación, aunque, en el pasado, su posición conciliadora no fue acompañada por sus colegas del Consejo Nacional Democrático (Conalde).

Ayer a mediodía, antes de abordar el avión que lo trasladó a la capital oriental, Bye declaró a La Prensa que solicitó "reuniones con (Rubén) Costas, (Branko) Marinkovic y el representante de la UJC. La idea es tener acceso a todos los actores del conflicto".

El personero de la ONU explicó que el motivo de este viaje es establecer una tregua en los enfrentamientos que se producen no sólo en Santa Cruz, sino en Tarija, Beni y Pando, ello a fin de que se sienten las bases del diálogo entre el Gobierno y la "media luna".

"Nuestra misión principal (dijo) es llamar a la razón, a la paz, al cese de la violencia; claro que los problemas no se pueden resolver de la noche a la mañana, pero creemos que lo más importante es una tregua, una abstención de usar medidas de violencia y crear la posibilidad de sentar las bases para el diálogo, que es lo primordial".

Bye aclaró que ni el Gobierno ni las regiones en pugna solicitaron que la delegación de la ONU, presidida por él, interponga sus oficios para parar la violencia. "Nos movilizamos en cumplimiento de nuestro propio mandato".

El diplomático dijo que la organización a la que representa podría constituirse de oficio como mediador en el conflicto, junto con otros organismos extranjeros, como la Organización de Estados Americanos (OEA), ya que la comunidad internacional está muy preocupada por la situación que vive el país.

"Nosotros vemos que hasta ahora otros países y organismos internacionales han desempeñado su papel en la mediación; se nota que hay un clamor cada vez más grande de que las cosas se solucionen en Bolivia, y la comunidad internacional tiene que entrar en el proceso y también la ONU".

Bye explicó que posiblemente cuando el presidente Morales se reúna en dos semanas con el secretario general de este organismo hemisférico, Ban Ki-moon, se analice la situación boliviana y la ONU pueda definir el papel que cumplirá en esta coyuntura conflictiva.

El Alto Comisionado no descartó que luego de Santa Cruz pueda viajar a Pando, donde ocho personas murieron ayer, y a Tarija, departamento que también vive un clima de enfrentamientos y violencia desde el martes.

Respaldo

El Grupo de Países Amigos de Bolivia (Brasil, Argentina y Colombia) anunció que enviará emisarios que buscarán un acercamiento con la "media luna".

Según el diario argentino La Nación, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se comunicó ayer por teléfono con Evo Morales para expresarle su respaldo. Tras ese diálogo, decidió enviar a Bolivia una delegación encabezada por su asesor para asuntos internacionales, Marco Aurelio García, e integrada por el secretario general de la Cancillería, Samuel Pinheiro Guimaraes. A estos dos emisarios se unirán el canciller argentino, Jorge Taiana, y un representante del Ejecutivo colombiano, cuyo nombre todavía no fue confirmado.

Tanto Argentina como Brasil expresaron su respaldo al presidente Morales. El asesor de Lula, Marco Aurelio García, declaró que los países de la región "no tolerarán una ruptura del ordenamiento democrático" en Bolivia.

La Comunidad Andina (CAN) también expresó su rechazo a las acciones de violencia e hizo un llamado a todas las autoridades nacionales y regionales y a todas las fuerzas políticas para que enmarquen sus acciones dentro del más absoluto respeto a las normas constitucionales y legales vigentes en el país.

En un comunicado, el bloque regional reafirmó su convencimiento de que Morales "sabrá encontrar una salida constitucional a esta situación" de conflicto.

Los indígenas andinos, asociados en la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), conformada por Ecuador, Perú, Colombia, Chile y Argentina, convocaron al pueblo boliviano a impedir un golpe de Estado contra Morales.

Negativa

Los cívicos de Santa Cruz y Pando ratificaron que no se sentarán a la mesa del diálogo mientras el Gobierno no les devuelva el IDH, aunque la comunidad internacional los convoque.

Empero, el prefecto Cossío abrió la posibilidad de un encuentro, aunque en anteriores ocasiones su posición conciliadora fue cuestionada por sus colegas. La autoridad departamental se reunió de emergencia con dirigentes y cívicos tarijeños. Al término de ese encuentro dio un mensaje y no respondió ninguna pregunta.

"Llegó la hora de optar entre dos caminos: el de la paz y el reencuentro nacional; o el de la confrontación final y la destrucción interna, que nos llevará de manera inevitable a la ruptura de la unidad nacional. Bolivia entera clama para que se instale el diálogo. Todos dicen que lo quieren, pero llegó la hora de demostrarlo. El Presidente de la República, al igual que todos nosotros, tiene el deber moral de pronunciarse ante el país".

Roberto Gutiérrez, primer vicepresidente del comité cívico cruceño, afirmó: "No hay diálogo sin la devolución del IDH, esos recursos son de las regiones y por eso se ha desatado toda esta protesta, no podemos dialogar sin que el Gobierno escuche nuestra justa demanda. Nosotros queremos que la comunidad internacional medie en este asunto".

Ricardo Shimokawa, dirigente cívico de Pando, dijo que "el Gobierno debe dar las señales necesarias para que el diálogo tenga frutos, porque ellos han causado todo este clima de violencia y han provocado que hoy (ayer) Pando esté de luto. Si el Gobierno no subsana las causas que han desatado este conflicto, no va a haber solución".

El secretario de Autonomías de la Prefectura cruceña, Carlos Dabdoub, dijo que los gobiernos departamentales ya expresaron la necesidad de llegar a un pacto y que el primer punto es la devolución de los recursos del IDH.

El vicepresidente Álvaro García Linera, tras declarar duelo de 24 horas por la muerte de ocho personas en Pando, no mencionó el diálogo y, al contrario, dijo que el país está "ante una banda de terroristas y de asaltantes que están desplegando un golpe de Estado cívico empresarial".

El prefecto Mario Cossío dijo que como todos quieren el diálogo llegó la hora de demostrarlo.

El representante de la ONU espera reunirse hoy con el prefecto Costas y los cívicos cruceños.

La Iglesia pide paz y los evangélicos se movilizan

El Consejo Episcopal Permanente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), que se reunió ayer en Cochabamba, llamó a los prefectos, cívicos y al Gobierno a pacificar el país con el inicio de un diálogo sin condiciones y convocó a una jornada de oración por la paz el 19 de septiembre. La institución religiosa reiteró su disposición para acercar a las partes en conflicto.

Entretanto, con el lema "Bolivia es de Cristo", la Asociación Cristiana Evangélica llevará a cabo una gran marcha el sábado por la mañana en varias ciudades del país, cuyo objetivo será pedir por la restauración de la paz en el país.

El vicepresidente de la CEB, monseñor Jesús Juárez, leyó el pronunciamiento de los obispos en el que convocan a que se detenga la espiral de violencia, "que se va ampliando cada día más en distintas regiones del país y que amenaza arrastrar a todo el pueblo boliviano a situaciones (irreparables) de las que después sólo tendremos que lamentar".

"En el nombre de Dios, que cese la violencia y entre todos, autoridades y pueblo, seamos capaces de encaminar a nuestra patria por el camino de la construcción integral, fundado en los valores de la justicia, verdad, libertad y solidaridad".

Los sacerdotes solicitan a los líderes sociales, políticos y cívicos que resuelvan por las vías institucionales "el dilema entre decisiones u omisiones que desembocarán en mayores enfrentamientos entre hermanos o en la generación de nuevos ámbitos de consenso. Ningún debate o pugna, y menos el de lograr, mantener o ampliar poder, merece muertos, sangre ni vejaciones".

Los obispos consideran que los cambios sociales y políticos que encara Bolivia "deben concretarse en una definitiva inclusión de los sectores hasta ahora marginados en una vida más plena y digna para todos. Se debe hacer un esfuerzo conjunto para superar la pobreza atendiendo los problemas de la gente más necesitada". Sin embargo, sostienen que esas transformaciones deben ser fruto de un consenso amplio, diálogo y concertación, y no resultado de imposiciones o de la fuerza. Añade que la nueva Constitución Política del Estado debe ser consensuada entre los actores de la sociedad y que los procesos autonómicos permitirán servicios más eficientes y una mayor participación sobre la gestión pública.

Recuerdan a los comunicadores y medios de comunicación "su importante rol de información y orientación ciudadana, pilares de una auténtica convivencia democrática". Añaden que están llamados "a contribuir, particularmente en esta coyuntura difícil, a un clima de serenidad, conocimiento, sentido crítico, confianza mutua y encuentro. La vía del sensacionalismo, la superficialidad, la cobertura que apela a la simple confrontación y la desinformación los hará cómplices de los fatales desenlaces".

Evo recibe respaldarazo de aliados

Brasil no tolerará ruptura del orden

Brasil y los otros países de Sudamérica "no tolerarán una ruptura del ordenamiento democrático" en Bolivia, afirmó ayer el asesor de Asuntos Internacionales de la Presidencia brasileña, Marco Aurelio García. Según el colaborador del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ayer hubo consultas entre varios gobiernos de la región y existe consenso para que se apliquen medidas diplomáticas" en caso de que se intente un golpe de Estado, como ha denunciado el Gobierno boliviano.

García explicó que Lula da Silva conversó por teléfono con los presidentes de Bolivia, Evo Morales, de Venezuela, Hugo Chávez, de Argentina, Cristina Fernández, y de Chile, Michelle Bachelet, y que todos coincidieron en expresar su preocupación por la situación que vive Bolivia. (EFE)

Argentina respalda al Ejecutivo

El Gobierno argentino reiteró en un comunicado "su pleno e incondicional respaldo al Gobierno constitucional del presidente Evo Morales", ante "los graves hechos de violencia y sabotaje terrorista" que sacuden a Bolivia. En el documento, Argentina llama "a los prefectos (de las regiones opositoras a Morales) a frenar los actos de violencia en sus respectivos departamentos y convoca a los principales dirigentes políticos y sociales del país para que eviten un agravamiento de la situación y retomen el diálogo".

Desde el Palacio San Martín también se hizo un llamado a la comunidad internacional "a que se pronuncie a favor del respeto al orden constitucional y la integridad territorial de Bolivia, y a condenar las acciones violentas impulsadas por autoridades locales".

Paraguay, preocupado por enfrentamientos

El Gobierno de Paraguay expresó ayer su apoyo al presidente de Bolivia, Evo Morales, y se mostró preocupado por los enfrentamientos armados registrados en los últimos días, según Efe. El Ejecutivo paraguayo, presidido por Fernando Lugo, expresó en un comunicado emitido por la Cancillería su "profunda preocupación" ante la ola de violencia que viven varias regiones de Bolivia por tercer día consecutivo y que este jueves se trasladó a la región amazónica de Pando (norte), donde se enfrentaron grupos de opositores autonomistas con seguidores de Morales.

El documento añade que Paraguay "reafirma su pleno respaldo a la democracia y al Gobierno elegido por el pueblo boliviano, encabezado por el presidente Morales; augurando una solución conciliatoria y pacífica para el bienestar de esa nación vecina y hermana".

En Chile hay preocupación por la violencia

El Gobierno de Chile manifestó ayer su preocupación por los hechos de violencia que se registraron en algunos departamentos de Bolivia. El Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país deploró en un comunicado la pérdida de vidas y expresó su ferviente deseo de que se deponga todo acto de violencia.

Manifestó su confianza de que en un marco de tolerancia "se emprenda un diálogo constructivo, con el propósito de lograr el entendimiento entre todos los bolivianos, en beneficio de la democracia y de la institucionalidad de ese país hermano". Al menos ocho personas murieron ayer en Bolivia en un enfrentamiento entre civiles dentro de la ola de violencia que vive por tercer día consecutivo el país, azotado por las protestas contra el Gobierno de Evo Morales en varias regiones autonomistas. EFE

Venezuela confía en Evo Morales

El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, dijo ayer que se comunicó con el canciller David Choquehuanca para expresarle que el presidente Hugo Chávez y el pueblo bolivariano están "con ellos en todas las circunstancias, en las buenas y en las malas, en cualquier hecho estaremos con Evo Morales y con Bolivia".

"Sabemos que va a salir airoso y victorioso el pueblo de Bolivia, que va a poder derrotar con la ley y con la autoridad de un Estado democrático y popular, que están construyendo, a estos grupúsculos de ultraderecha fascista que han hecho atentados el día de hoy (ayer)". Fustigó las acciones emprendidas contra el sistema democrático boliviano, que en su criterio persiguen la desestabilización de diferentes sectores de la sociedad a través del caos. "Tenemos una gran confianza en la capacidad de conducción de Evo Morales".

Los hechos

Las presiones de la "media luna" para recuperar los recursos del IDH se inician el 4 de agosto.

Demandan la devolución del IDH, dinero que el Gobierno destinó al pago de la Renta Dignidad.

También exigen su autonomía departamental y rechazan la Constitución del MAS.

Las medidas de protesta se radicalizaron el 25 de agosto con el inicio del bloqueo de caminos.

El cierre de rutas se intensificó la anterior semana en Beni, Santa Cruz y Pando.

La anterior semana en esas regiones también comenzaron las ocupaciones de entidades estatales.

La violencia se desbocó el martes con la toma, hasta ayer, de al menos 49 instituciones públicas.

Los cívicos prevén entregar esas oficinas a los "gobernadores" e instaurar la autonomía de facto.

Mediación

En marzo y abril, la OEA y los países amigos de Bolivia se constituyeron en facilitadores.

El Secretario de Asuntos Políticos de la OEA, Dante Caputo, encabezó la misión.

Los esfuerzos de los mediadores no rindieron frutos, el diálogo no se instaló

http://www.laprensa.com.bo/noticias/12-09-08/12_09_08_poli7.php

Páginas vistas en total

Archivo del blog