Síguenos por correo electrónico

4.7.12

PRONUNCIAMIENTO DE COLECTIVOS, ACTIVISTAS E INDIVIDUALIDADES EN DEFENSA DEL TIPNIS

04/07/2012.- CONSIDERANDO que la movilización indígena por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ha develado el verdadero carácter del Gobierno: capitalista y servil a los intereses transnacionales, dispuesto a enfrentar y reprimir al pueblo boliviano para imponer megaproyectos extractivistas ya aplicados por los anteriores gobiernos neoliberales; en contradicción a su discurso de “defensor de la Madre Tierra”, de los indígenas y todos los intereses populares.
Totalmente derechizado y puesto en evidencia, el Gobierno desarrolla una serie de estrategias de amedrentamiento y represión de los sectores movilizados (maestros, trabajadores en salud, indígenas de tierras altas y tierras bajas, etc.), ante su incapacidad de dar respuesta a las reivindicaciones sociales. Juega al desgaste físico y político, a la criminalización de la protesta, a la guerra sucia y traicionera de los partidos neoliberales, llegando a montar un intento de “golpe de Estado” para eliminar a quienes protestan contra sus políticas.
Ante este panorama, las organizaciones sociales, colectivos y activistas urbanos en apoyo al TIPNIS
MANIFESTAMOS:
1.       NO EXISTE INTENTO DE GOLPE DE ESTADO:Rechazamos enfáticamente que en Bolivia se esté gestando un golpe de Estado desde los sectores populares. La situación actual es radicalmente opuesta a la de 2008. Esta vez no se trata de comités cívicos fascistas que quieren derrocar al “presidente indígena”. Ahora se trata de sectores populares que toman las calles ante la arremetida del gobierno por la vulneración de derechos de los indígenas y de los trabajadores. En este contexto, el supuesto “golpe de Estado” es un argumento falso, una cortina de humo, que utiliza el Gobierno para desprestigiar, dividir y estigmatizar a los sectores en lucha y conseguir distracción internacional para seguir aplicando con mayor fuerza su política represiva.
En cuanto país visitó últimamente, el presidente Evo Morales (además de jugar al fútbol) rechazó el supuesto golpe de Estado contra el presidente de Paraguay, Fernando Lugo. Y fue más allá: Morales utilizó la tragedia de Lugo para victimizarse y, así, ganar apoyo internacional para seguir reprimiendo al pueblo boliviano. En los últimos días, Morales no dudó en utilizar a organizaciones sociales de todo el mundo, para que firmen algunos pronunciamientos contra ese golpe de Estado que solamente existe en la imaginación de Evo Morales y en el cuaderno de notas de sus ministros Carlos Romero o Juan Camión Quintana y el Vicepresidente, Alvaro García Linera.
2.       RECHAZAMOS LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA:El Gobierno se ha dado a la tarea de perseguir judicialmente y hasta encarcelar a los luchadores que osen criticar u oponerse a su política procapitalista y antipopular. Tal es el caso de los procesos contra dirigentes de la VIII Marcha, la brutal golpiza a una trabajadora en Salud, la detención de LA AUTORIDAD ORIGINARIA Cancio Rojas de Mallku Khota, el encarcelamiento de activistas anarquistas bajo la acusación de “terrorismo”, entre otros.
Mientras el Gobierno hace alianzas con los empresarios y la Unión Juvenil Cruceñista, que ayer pateaba a indígenas y campesinos, ninguna persona crítica a las acciones del oficialismo está exenta de ser perseguida, enjuiciada y encarcelada. Por eso llamamos a todos los sectores a combatir estas acciones represivas de este Gobierno autoritario y anti indígena.
3.       DENUNCIAMOS ESTRATEGIAS DE DESGASTE Y DIVISIONISMO:El Gobierno no tiene interés en atender a las demandas de los hermanos del TIPNIS, porque se contraponen a sus compromisos con el imperialismo brasileño-transnacional y la nueva burguesía cocalera. Por tanto, al igual que en otros conflictos, recurre al desgaste político y físico de las movilizaciones.
 
Mientras dilata la atención a las demandas del pueblo, el gobierno de Evo Morales trabaja las 24 horas para dividir con prebendas y sucias artimañas a las organizaciones indígenas. Clara muestra de ello es lo ocurrido el sábado 30 de julio pasado, con los hermanos Tsimanes, quienes aclararon ante su organización haber sido presionados por el Ministerio de Gobierno para abandonar la IX Marcha y traicionar al movimiento indígena originario.
 
4.       FUERA LA VIEJA DERECHA OPORTUNISTA:La vieja derecha oportunista quiere alimentar sus intereses electoreros con cualquier movilización que choque contra la política gubernamental del Movimiento Al Socialismo (MAS). El Movimiento Sin Miedo (MSM), Unidad Nacional (UN), Convergencia Nacional (CN), que fueron cómplices y artífices de las políticas neoliberales, hoy se ponen la careta de defensores del medioambiente y los indígenas con único afán de tomar protagonismo. No nos olvidamos tampoco de que estos tres partidos “de oposición” fueron oportunos aliados del MAS a la hora de aprobar la actual Constitución Política del Estado. Y notamos que al momento de definir a la “oposición golpista” el partido de Evo Morales solamente menciona a UN, al MSM y a CN porque actualmente el departamento de Beni gobierna con el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) –masacrador de bolivianos en febrero y octubre de 2003- de la mano de Haisen Rivero, un híbrido oportunista que idolatra tanto a Evo Morales como a Gonzalo Sánchez de Lozada. La misma alianza (MNR-MAS) ocurre en el municipio cruceño.
Confiamos en que los hermanos indígenas no permitirán los intentos de manipulación de ningún tipo de oportunista. Afirmamos que la Novena Marcha Indígena Originaria debe representar una lucha independiente, digan y legítima, ajena por naturaleza a los intereses de la derecha y de los politiqueros de siempre.
5.       LA DIRIGENCIA DELA COB DEBE CUMPLIR CON EL MANDATO DEL CONGRESO DE APOYO A LA NOVENA MARCHA:El Congreso de la Central Obrera Boliviana (COB) realizado en enero de este año determinó apoyar a la Novena Marcha Indígena, pero los actuales dirigentes desconocen esta resolución y toman una posición “neutral” frente a la Novena Marcha de la CIDOB y el CONAMAQ. “La Novena Marcha es un manoseo político” dijo Juan Carlos Trujillo, máximo dirigente de la COB, en referencia a ciertos dirigentes indígenas que habrían realizado alianzas con la oligarquía cruceña. Llamamos a los sectores de la COB a manifestarse y conminar a la actual dirigencia de la COB a cumplir la resolución de apoyo a la Novena Marcha. Caso contrario, quedará públicamente demostrado que la COB sigue a la cola de un Gobierno que ataca las conquistas de todos los trabajadores bolivianos.
 
Los firmantes de este Pronunciamiento ratificamos nuestro compromiso y convicción con la Novena Marcha Indígena, la autodeterminación de los pueblos y la lucha anticapitalista y antifascista, por la unidad de los sectores populares; creemos la resistencia de los pueblos indígenas ante intereses del capital transnacional y del sistema de partidos; creemos en la dignidad indígena y la defensa de sus territorios; creemos en la unidad de sectores sociales en lucha; por eso decimos:
¡Por la autodeterminación de los pueblos!
¡Por la resistencia al capital!
¡Por la unidad de los sectores sociales!
¡Viva la IX Marcha en defensa del TIPNIS!
¡Muera el megaproyecto carretero!
 
Sikus Negros, Red de Activistas Independientes, Colectivo de Mujeres Domitila Chungara,
Lucha Socialista LIT/CI, Tesis 11, La Chispa, Agenda Revolucionaria

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog