Síguenos por correo electrónico

5.5.12

Indígenas piden custodia para pasar San Ignacio de Moxos

Foto Página Siete
05/05/2012 (Página Siete).-Los indígenas que marchan en defensa del TIPNIS denunciaron ayer “hostigamiento e intimidación” por parte de “grupos de choque” afines al MAS y pidieron protección de organismos defensores de derechos humanos para pasar San Ignacio de Moxos, un bastión del oficialismo que se opone al paso de los marchistas.

La columna de marchistas se encuentra a 37 kilómetros de San Ignacio de Moxos, cuyos pobladores definieron que la caravana no ingresará a la población, sino deberá rodearla por la avenida Circunvalación.

La preocupación fue expresada a través de una carta enviada al defensor del Pueblo, Rolando Villena; a monseñor Jesús Juárez, de la Diócesis de El Alto; al cardenal Julio Terrazas, y al Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Denis Racicot. La marcha indígena se encuentra en la localidad de Bermeo, donde acampa desde viernes 27 de abril.

“Denunciamos amedrentamiento, intimidación y amenazas a la IX marcha indígena y solicitamos apoyo para garantizar nuestro derecho a manifestarnos libremente, sin que nuestras vidas e integridad personal, ni la de nuestros hijos, se afecte”, señala el comunicado que fue firmado por el Comité de Marcha.

Lamentan que hay una campaña de hostigamiento e intimidación contra los indígenas movilizados y consideran “inaudita” la actitud de San Ignacio de Moxos, donde “grupos de choque, organizados por la Alcaldía, la Gobernación y financiados por el Gobierno nacional, han decidido impunemente que nosotros, originarios de estas tierras, no podamos libremente transitar, expresarnos y menos protestar”, dice la declaración.

Los originarios que demandan la anulación de la Ley 222 de consulta “previa” en el TIPNIS pretenden ingresar a San Ignacio, que hace dos semanas bloqueó sus carreteras para evitar el inicio de la IX marcha, por eso la caminata comenzó en Trinidad, pues inicialmente estaba previsto que comience en Chaparina.

La presidenta del Comité de Marcha, Bertha Bejarano, dijo ayer que “nadie puede prohibirme a mí pasar por mi pueblo, por lo tanto, yo voy a pasar por San Ignacio con mi familia, con mis hijos y con mis bases”.

La casa de Bejarano en San Ignacio fue allanada el jueves por desconocidos que revisaron sus pertenencias y sacaron algunos de sus documentos personales.

El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez, pidió al comité de marcha que solicite permiso de las autoridades para realizar una misa en la catedral del municipio moxeño.

El ex líder del Conamaq Rafael Quispe pidió la presencia de observadores para ver el grado de discriminación de sectores afines al MAS a los marchistas.

“Nos critican diciendo qué hacen estos collas en territorio ignaciano y yo les respondo que nosotros, los de tierras altas, ni siquiera un silbido ni amenazas les hemos hecho cuando llegan los marchistas a La Paz. Hasta a Evo Morales le dábamos un vaso de agua cuando marchaba”.

En San Ignacio, el ex dirigente de la Central Obrera Regional Wálter Colque ratificó que los marchistas no podrán ingresar al pueblo para evitar enfrentamientos y deben pasar por la avenida Circunvalación. La decisión fue apoyada por el presidente de las juntas vecinales, Edgar Rivero.

Fuente:
 http://www.paginasiete.bo/2012-05-05/Nacional/Destacados/03Nal01050512.aspx

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog