Síguenos por correo electrónico

21.9.10

COMIBOL deja plantadas a autoridades originarias del CONAMAQ

El encuentro de coordinación para instalar las mesas de diálogo sobre la consulta del proyecto hidrometalúrgico de cobre en Corocoro, entre el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu y la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), se frustró este viernes por una desinformación.

La organización indígena tenía entendido, de acuerdo con un acta firmada con la estatal minera, que la reunión debía realizarse a las 08.30 de hoy con el presidente de COMIBOL, Hugo Miranda, en las oficinas de la empresa en la ciudad de La Paz.

Sin embargo, el asesor jurídico de COMIBOL, Ángel Gremus, dijo que la audiencia estaba prevista en la población de Corocoro, provincia Pacajes, y no así en la sede de gobierno, de acuerdo con la invitación que derivaron al CONAMAQ en fecha 15 de septiembre, pero las autoridades de la organización indígena no tenían conocimiento de la misma.

“En estos momentos la reunión se realiza en Corocoro con las autoridades de COMIBOL y los pobladores. Nosotros hemos hecho conocer que la reunión se iba a realizar en Corocoro”, aseveró Gremus a la Agencia de Noticias Indígenas de la Red Erbol.

En tanto que el Mallku de la Comisión de Industrias Extractivas del CONAMAQ, Rafael Quispe, aseguró que son los funcionarios de COMIBOL los que obstaculizan el inicio de la consulta, ya que el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel, autorizó al presidente de COMIBOL, Hugo Miranda, convocar al CONAMAQ para una reunión con la empresa Estatal.

“Esta es una manipulación de los funcionario públicos de COMIBOL, que violan la Constitución (Política del Estado) sobre la consulta y sólo nos dividen. Nos sentimos decepcionados”, lamentó el dirigente indígena.

Identificó como uno de los responsables a José Banqué de la Unidad de Conflictos de COMIBOL, de que la reunión no se llevará a cabo.

En el encuentro debía tratarse la conformación de mesas de diálogo para hacer la consulta en torno al agua, tierra y territorio, planes de desarrollo, el conocimiento del proyecto hidrometalúrgico de cobre, entre otros.

“No queremos quedarnos como Potosí, sin riqueza y abandonados”, señaló el poblador de Caliri Chico, Mario Quisbert.

Autoridades del Jacha Suyu Pacajaqi, de la Marka Kaquingora y el CONAMAQ, esperaron por horas en puertas de COMIBOL, que estaba fuertemente resguardada por efectivos policiales. Ante este desplante, los originarios decidieron bloquear el ingreso al edifico.

Mientras que, a través de un boletín de prensa, COMIBOL hizo conocer que se reunió este viernes en Corocoro con representante de las comunidades de esa jurisdicción con el fin de evaluar la marcha del proyecto de la explotación de cobre en esa región.

De acuerdo con la información, asistieron a la reunión sólo el gerente técnico de COMIBOL, Julio Sanjinés y no así el presidente, Hugo Miranda, el gerente General de la Empresa Minera Corocoro, Germán Elías, el alcalde de Corocoro, Genaro Tambo, y representantes de juntas vecinales.

Tras su conclusión se resolvió desconocer al dirigente Rafael Quispe, por la campaña en contra del proyecto de cobre, apoyado por la Organización No Gubernamental CEJIS.

El CONAMAQ se opuso al reinicio de operaciones de la planta de Corocoro en octubre de 2009, porque no contaba con ficha ambiental y no ejecutó el mandato constitucional de consulta orgánica hasta la fecha.

Denunció que las operaciones causaban contaminación al medio ambiente, el avasallamiento de sus tierras, la muerte de sus ganados, el desvío del río del Pontesuelo. Estas acusaciones fueron desmentidas por el gerente general de la Empresa Minera de Corocoro, Germán Elías.
http://www.indigena.erbol.com.bo/noticia.php?identificador=2147483934387

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog