Síguenos por correo electrónico

5.8.10

Comunidades de Villa Serrano de Chuquisaca se movilizan para resolver sus conflictos por la tierra

Entre el 2 y el 8 de julio las comunidades campesinas de Pampas del Tigre, Alto Seco, Temporal y Temporalcillo se movilizaron a fin de resolver mediante la conciliación dos conflictos territoriales de larga data. Fue también la oportunidad de reconocer y firmar las actas de conformidad de linderos de las cuatro comunidades.

El primer conflicto consistía en que de la comunidad de Pampas del Tigre se desprendió una zona denominada Alto Seco, conformando una nueva comunidad, que luego se consolidó gracias a la Ley de Participación Popular (1994) mediante la obtención de su personería jurídica. De ahí es que surgió el conflicto, puesto que al conformarse la nueva comunidad intentó quedarse con un área comunal y excluir a la comunidad de Pampas del Tigre.

Esta área forma parte del Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado “Serranía del Iñao” que abarca las provincias de Tomina, Belisario Boeto, Hernando Siles y Luis Calvo y son muy aptas para la producción de maíz, maní y ají. Antes se explotaba madera como nogal, cedro y roble. Según el testimonio de las autoridades de ambas comunidades el conflicto se suscitó hace más de treinta años y a pesar haber hecho varios intentos no pudieron solucionarlo.

Con el tiempo el conflicto se expandió a otras comunidades porque Alto Seco se integró a las comunidades de Temporal, Pozos y Potreros que hoy conforman la Subcentralía de Pozos. Según refieren las autoridades de ambas comunidades, este conflicto se tornó incluso violento derivando en saqueos de bienes entre ambas comunidades y bloqueos de caminos. Hubo varios intentos para solucionar este conflicto con la intervención de autoridades del INRA Chuquisaca y del Juez Agrario de Padilla. También, a nivel orgánico, las autoridades sindicales de la Federación Departamental de la Comisión Tierra y Territorio, intervinieron para solucionar este problema, pero no hubo entendimiento entre ambas partes.

El segundo caso conflictivo se suscitó a raíz de la conformación de nueva comunidad denominada Temporalcillo, conformada por familias provenientes del municipio de Icla. La nueva comunidad fue conformada en base a una propiedad comprada a un antiguo hacendado de la Subcentralía Nuevo Mundo del municipio de Villa Serrano. El conflicto se suscitó porque los integrantes de la nueva comunidad ocuparon una parte del territorio de la comunidad de Temporal de la Subcentralía de Pozos. La comunidad de Temporal a la hora de verificar sus linderos comunales se encontró con este problema, es decir que una parte de su territorio había sido ocupado por familias de la nueva comunidad. Ésta a su vez reclama como suya esa área aduciendo que la ocupa hace varios años.

¿Cuál fue la solución a la que arribaron las autoridades de estas comunidades respecto a ambos conflictos? Para solucionar los conflictos recurrieron a una reunión de conciliación el día 7 de julio a la cabeza del señor Mario Ramírez, Central Provincial. Allí se reunieron las autoridades sindicales, comités de saneamiento, promotores jurídicos y comunarios de base de ambas comunidades y contó con la facilitación de los técnicos de la Fundación TIERRA.

El acuerdo final consistió en que se aceptó el deslinde territorial entre ambas comunidades, es decir, se aceptó la existencia de la comunidad de origen Pampas del Tigre, pero también de la comunidad de Alto Seco y éstos a su vez devolvieron una parte del territorio en disputa. Este territorio de hoy en adelante formará parte nuevamente de la comunidad de Pampas del Tigre. En señal de constancia firmaron un acta de conciliación donde se registraron todos los pormenores del acuerdo y al día siguiente se colocó en un punto intermedio un mojón con coordenadas geográficas.

En el segundo caso la solución consistió en que la comunidad Temporal cedió en calidad de usufructo la parte de las tierras ocupadas por la comunidad Temporalcillo. El acta de conciliación se firmó señalando que el territorio ocupado por las familias de Temporalcillo son parte de la comunidad de Temporal, empero, ésta comunidad cede en calidad de uso las tierras y cada familia de Temporalcillo pagará la suma de 30 Bolivianos cada año a la comunidad de Temporal.

La resolución de estos dos conflictos mediante la conciliación es una faceta importante de la justicia indígena, que tiene ahora reconocimiento constitucional en el capítulo de la “Jurisdicción Indígena Originaria Campesina” (artículos 190 al 192). Los dos casos expuestos aquí son una muestra de que los conflictos de carácter intercomunal e intrafamiliar pueden ser resueltos mediante el diálogo y de manera innovadora.

En el primer caso, la solución conciliada al conflicto de intereses entre la comunidades de Pampas del Tigre y Alto Seco, ha devuelto el equilibrio y la paz en las relaciones intercomunales, y para ello, ambas comunidades tuvieron que deponer sus pretensiones, el uno de la posesión de un área comunal y a cambio, la otra comunidad tuvo que dejar de lado su orgullo y reconocer la existencia de la nueva comunidad y los nuevos linderos intercomunales.

En el segundo caso para la solución al conflicto suscitado entre las dos comunidades mediaron valores de solidaridad porque se trata de ceder el derecho de uso de la tierra a familias que migraron de comunidades donde la tierra es escasa. Desde la lógica del derecho positivo lo que correspondía era desalojar a las familias para hacer respetar los derechos territoriales de la comunidad de Temporal, pero no ocurrió así. En ambos casos los principios bajo los cuales se ha actuado en las audiencias de conciliación fueron el respeto y el reconocimiento mutuo.

Organización

La sub-Centralía Pozos agrupa a cuatro comunidades: Pozos, Temporal Grande, Potreros y Alto Seco. Pertenece a la Centralía Sindical Única de Trabajadores Campesinos de la Provincia Belisario Boeto, municipio de Villa Serrano del departamento de Chuquisaca. La Centralía provincial cuenta con siete subcentralías: Pescado, Mendoza, Nuevo Mundo, Duraznal, Urriolagoitia, Pampas del Tigre y Pozos. Las comunidades de este municipio han ingresado al proceso de saneamiento de tierras en la modalidad de Saneamiento de Catastro Legal (CAT-SAN) liderada por el INRA Chuquisaca.

El trabajo que apoya la Fundación TIERRA consiste en la verificación técnica-jurídica de los derechos familiares y comunales a la tierra y el territorio. Para ello, se ha firmado un convenio entre el INRA Chuquisaca, el municipio de Villa Serrano y la organización campesina provincial. Producto de ello el INRA emitió la “Resolución Determinativa de Área y de Inicio de Saneamiento”.

Un aspecto importante del convenio de trabajo interinstitucional son los aportes económicos para realizar el trabajo: el municipio aportará el 40% (acuerdo logrado entre el gobierno municipal y la Centralía provincial) y el INRA aportará con el 60% de los recursos, provenientes de la cooperación internacional.

Para que el trabajo de verificación de los derechos territoriales en el marco de la comunidad tenga éxito, es importante tener en cuenta que en las comunidades no existan conflictos por la tierra, sean estos a nivel intrafamiliar e intercomunal. Lamentablemente en casi todas las comunidades indígena originario campesinas de las tierras altas del altiplano y valles existen conflictos de derechos territoriales. Ése es el caso de la Sub-Centralía Pozos del municipio de Villa Serrano.

http://www.ftierra.org/ft/index.php?option=com_content&view=article&id=2986:rair&catid=98:noticias&Itemid=175

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog