Síguenos por correo electrónico

2.10.09

Evo acusa a Usaid de urdir el conflicto en el Isiboro Sécure

Pacto. El INRA logró acuerdo con campesinos que entraron al parque

El presidente Evo Morales acusó ayer a la agencia de cooperación estadounidense Usaid de provocar conflictos por tierras entre grupos étnicos y campesinos porque tiene el ‘interés político’ de debilitar su Gobierno. En la embajada de EEUU dijeron que posiblemente hoy darán a conocer su posición.

 "Donde hay enfrentamiento, es impulsado por Usaid", afirmó ayer el mandatario al ser consultado por la prensa internacional sobre el choque entre indígenas y cocaleros registrado el fin de semana y que se saldó con un muerto y varios heridos.

Los enfrentamientos se produjeron en el Parque Nacional Isiboro Sécure, donde los indígenas rechazaron la presencia de campesinos que de forma ilegal han sembrado coca en esa reserva.

Esos cultivos de coca han sido destruidos por las fuerzas policiales esta semana.

Morales remarcó que la mayoría de los conflictos por tierra en el país se solucionan mediante concertación, pero denunció que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) está detrás de aquellos casos que derivan en enfrentamientos.
Dijo que la embajada de EEUU planeó, durante la pasada gestión del diplomático Philip Goldberg, provocar varios problemas sociales en el país, por el asunto de las tierras y por otros temas.

Morales sostiene la tesis de que Goldberg, al que expulsó hace un año de Bolivia, conspiraba junto a la oposición en su contra, lo que ha sido negado por las autoridades de Washington.

No obstante, el gobernante también reconoció que los conflictos entre los indígenas y los nuevos asentamientos de campesinos pueden estar alentados por los narcotraficantes interesados en impulsar cultivos de coca.

"Hay problema de narcotráfico, no podemos negarlo, pero también hay problemas de carácter político, interno y externo, por eso mencioné el tema de Usaid", insistió Morales, e indicó que cuenta con documentación que prueba su denuncia.

También aseguró que en estos días las fuerzas de seguridad van a alcanzar las 5.000 hectáreas de coca erradicadas, que es la cifra mínima fijada en la ley antidroga para la destrucción de cultivos de esta planta usada para la elaboración de la cocaína.

 Morales, que también es el máximo dirigente de la Federación de Productores de Coca de Chapare, señaló que la reducción de la planta se ve dificultada porque hay campesinos que entienden la necesidad de esa disminución, en tanto que otros no.

El Presidente plantea la racionalización como un paso importante para lograr que la comunidad internacional despenalice el tradicional consumo de la hoja de coca.

Por otro lado, en la población de Villa Tunari, adonde se habían replegado los campesinos que entraron de manera ilegal al parque nacional, se reunieron ayer con autoridades del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), habiendo suscrito un acta de entendimiento por el que acuerdan su retiro ‘voluntario’ de esa región, pero que volverán a donde estaban a recoger sus cosechas.

El alcalde de Villa Tunari, Feliciano Mamani Quispe, en comunicación telefónica confirmó anoche el acuerdo que suscribieron los funcionarios del INRA con los campesinos que fueron desalojados a principios de semana de la reserva natural.

En el documento se indica que el INRA va a buscar tierras fiscales para dotarles a estos campesinos, aunque no se especifica en que región del país será. “Es posible que sea aquí mismo en Cochabamba, en Santa Cruz, Beni o Pando”, indicó Mamani.

La autoridad edil negó que los desalojados pertenezcan a los sindicatos cocaleros que se encuentran en Chapare.

Mamani agregó que también se acordó que un fiscal investigue la muerte del campesino durante los enfrentamientos con los indígenas y el Gobierno se comprometió a analizar la indemnización a  sus familiares.

Beni marcha en defensa de su territorio

Una marcha cívica y posterior concentración en la plaza principal de Trinidad, realizada ayer, decidió poner fin al avasallamiento de los cocaleros en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

La denominada Marcha en defensa de nuestras etnias partió a las 17:00 de la sede cívica, recorrió las principales calles y se concentró frente al edificio de la Prefectura.

En ella estuvieron miembros del Cabildo Indigenal, de las juntas vecinales, algunos parlamentarios, el alcalde de Trinidad, Moisés Shriqui, consejeros, ganaderos y representantes de otros sectores. El prefecto Ernesto Suárez no participó porque no estaba en la ciudad.

“Aquí estamos hermanos indígenas para ser solidarios con ustedes, para decirles que no vamos a permitir el avasallamiento de las tierras del Tipnis”, enfatizó el presidente de la entidad cívica departamental, Felcy Guzmán.

Manifestó que es el momento de decirle al Gobierno que no se permitirá el cercenamiento de nuestro territorio. “Ahora están avasallando (los cocaleros), arrinconando a nuestros indígenas, quitándoles el pan, la subsistencia en la caza, en la pesca. Están haciendo un cerco los colonos. Eso no lo vamos a permitir hermanos”, aseguró.

http://www.eldeber.com.bo/2009/2009-10-02/vernotanacional.php?id=091002002414

 

 

Páginas vistas en total

Archivo del blog