Síguenos por correo electrónico

19.2.10

Ex jefes militares destruyeron los documentos de octubre de 2003

El Ministerio Público descubrió que varias autoridades de las Fuerzas Armadas (FFAA) ordenaron la destrucción de cientos de documentos referidos a las acciones militares efectuadas entre septiembre y octubre de 2003, por lo que recopila datos e indicios para iniciar una investigación paralela, pero relacionada con el juicio de responsabilidades contra Gonzalo Sánchez de Lozada.
La revelación fue realizada por el fiscal Milton Mendoza, quien recordó que tuvo acceso a los archivos clasificados de aquella época, pero se encontró con la sorpresa de que había desaparecido gran parte de la información de inteligencia y reportes que suelen estar en el Departamento II del Estado Mayor.
El operador de justicia mencionó que sólo halló pequeños retazos de abundante documentación que debía estar acumulada, puesto que los militares emiten todos los días partes, radiogramas, reportes e instrucciones en todas las instituciones castrenses.
“Sabemos que por orden del ex comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el general Roberto Claros, se ordenó quemar documentación en las grandes unidades”, explicó para luego lamentar que se perdiera cientos de datos relevantes para construir la historia de lo que pasó en la masacre de septiembre y octubre de 2003.
De acuerdo con Mendoza, lo sucedido con la información militar demuestra que existió una práctica similar constante durante años y una cultura de encubrimiento en las FFAA, porque siempre se borró rastros y evidencias para encubrir y dejar en la impunidad a los autores de las muertes.
El representante del Ministerio Público manifestó, sin embargo, que los pocos datos recopilados en los archivos militares hicieron posible que se determine responsabilidades contra el Alto Mando de las Fuerzas Armadas de la última gestión gubernamental de Gonzalo Sánchez de Lozada.
El proceso –agregó– incluye al general Roberto Claros, ex comandante en jefe de las FFAA; al general Gonzalo Rocabado, ex jefe del Estado Mayor; al general Juan Veliz, ex comandante del Ejército; al general Osvaldo Quiroga Mendoza, ex comandante general de la Fuerza Aérea; y al almirante Luis Aranda Granados, ex comandante de la Fuerza Naval.
Las ex autoridades castrenses, de acuerdo con el fiscal Mendoza, serán investigadas por la desaparición de los documentos una vez que se cuente con la orden del Fiscal General del Estado, quien será informado sobre lo sucedido.
http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2010-02-19&idn=14965

Páginas vistas en total

Archivo del blog